¿Protestas ante una clínica abortiva? "Nadie tendría que salir por la puerta de atrás por ejercer un derecho"

La Subdelegación del Gobierno en Córdoba traslada una concentración contra el aborto con el fin de proteger a las mujeres que asistan al centro médico

¿Protestas ante una clínica abortiva? "Nadie tendría que salir por la puerta de atrás por ejercer un derecho".
¿Protestas ante una clínica abortiva? "Nadie tendría que salir por la puerta de atrás por ejercer un derecho".

La Subdelegación del Gobierno en Córdoba traslada una concentración que se desarrolla estos días ante una clínica abortiva con el fin de proteger a las mujeres que asistan al centro. 

Tras conocer la situación que se estaba dando, la portavoz de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, acudió a las puertas de la cínica este miercoles. Allí, criticó que las concentraciones contra el aborto que se realizan a las puertas de estos centros que llevan a cabo esta práctica son un "hostigamiento" hacia las mujeres, así como a sus familias y profesionales, "que están haciendo uso de un derecho consolidado y luchado" durante mucho tiempo "como para ahora tener que estar sufriendo el acoso de un movimiento ultracatólico que no respeta el derecho que tienen las personas a decidir" abortar o no abortar.

En Córdoba, Rodríguez afirmó que "igual que el todo mundo tiene derecho a rezar, y debe tener derecho a rezar", también existe el de "acudir a una clínica a ejercer su derecho a la interrupción de su embarazo sin tener que sufrir el hostigamiento y la intimidación de un grupo de personas".

En la capital cordobesa, un total de 206 personas se inscribieron para tomar parte desde este miércoles en la campaña internacional '40 Días por la Vida', cuyo objetivo principal es "acabar con el aborto a nivel local mediante la oración, el ayuno, la sensibilización de la comunidad y una vigilia pacífica, diaria y constante frente a los abortorios", es decir, ante las clínicas donde se practican abortos. La campaña, además de en Córdoba, se desarrolla también del 22 de septiembre al 31 de octubre en Madrid, Barcelona, Valladolid, Pamplona, Vitoria, Cádiz y El Puerto de Santa María (Cádiz).

Según ha expresado Rodríguez, los trabajadores de la clínica a cuyas puertas se reúne este grupo le han trasladado "situaciones muy duras de mujeres que vienen aquí en un momento de su vida que, desde luego, no es el mejor para sufrir la intimidación de un colectivo sistemático", que aunque es "chiquitito" está presente "siempre". Esta situación "obliga a los profesionales de la clínica a administrar más calmantes" de los que se debería, todo ello "por culpa de la situación de nerviosismo a la que someten a estas mujeres", quienes, en ocasiones, piden salir "por la puerta de atrás".

Asimismo, la portavoz de Adelante Andalucía ha recalcado que "las administraciones públicas tienen la obligación de proteger a estas mujeres" y "prohibir, como se debe hacer por ley, como acordó el Congreso, este tipo de hostigamiento". Sin embargo, "en lo inmediato, en estos 40 días" que dura la presente campaña, hay que "impedir" las mujeres que acudan a la clínica sigan "sufriendo el hostigamiento y el acoso de estas personas".

"Tiene la obligación el Estado, a que en esos 40 días no se hostigue ni se acose ni una sola mujer para que no ocurra lo que hemos visto que ha ocurrido en Chueca, donde se ha permitido que se hostigue y que se acose a las personas con consignas homófobas", ha declarado Rodríguez, quien ha añadido que esto es algo que "no debe ocurrir en una democracia y no va a ocurrir si nosotros podemos evitarlo".

Cambio de ubicación

En este sentido, Rodríguez ha hablado con la Subdelegación del Gobierno central en Córdoba y le ha pedido que, al menos, cambien de sitio la concentración para evitar que increpen a las mujeres. Es por ello que, desde este jueves, los agentes de la Policía Nacional han trasladado las protestas de enfrente. Este cambio de ubicación tiene como fin proteger a las mujeres de los "daños psicológicos" que dichas personas les infringen.

Este tipo de concentraciones, en su opinión, "es la punta del 'iceberg'", un "giro reaccionario" y "envalentonamiento de posiciones ultracatólicas" que están "abanderadas políticamente por Vox y con la condescendencia también del PP".

Igualmente, Teresa Rodríguez ha criticado que "el Sistema Andaluz de Salud (SAS) no tenga capacidad de atender este servicio básico en la cartera de servicios de la sanidad pública y que tenga que llevarse a cabo en clínicas privadas", todo ello "porque los médicos se han organizado también para evitar que ese servicio se tenga que dar", algo que, tal y como ha señalado ha sido noticia en medio internacionales como el periódico 'The New York Times'.

Al respecto, ha agregado que el hecho de que "en provincias como Jaén" las mujeres "se tengan que desplazar a cientos de kilómetros para ejercer un derecho es una barbaridad", igual que si "tuviéramos médicos Testigos de Jehová, que se niegan a hacer transfusiones sanguíneas, y mandáramos a los pacientes cientos de kilómetros para hacerse una transfusión".

El aborto, en la agenda política nacional

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que en el plazo de tres meses el Gobierno tendrá un borrador de la reforma de la ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo y ha garantizado que se regulará el derecho a la objeción de conciencia de los médicos en contra del criterio de la Ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Para Montero es "urgente" reformar la ley del aborto y ha asegurado que en diciembre habrá un borrador. "Nos reuniremos con entidades organizaciones y vamos poner en el centro el derecho al aborto efectivo para todas las mujeres en la (sanidad) pública y la educación sexual", ha indicado la ministra en una entrevista en la cadena Ser recogida por Europa Press.

La titular de Igualdad ha explicado que en "España hay reconocido un derecho que no se puede hacer efectivo para miles de mujeres con el enorme dolor que supone, lo que representa una violación de los derechos humanos que reconocen todos los organismos internacionales".

Para garantizar el derecho al aborto de las mujeres, Montero ha puesto sobre la mesa la necesidad de regular la objeción de conciencia, como "se hizo con la ley de la eutanasia" y en contra del criterio de Carolina Darias, que la ha descartado.

Oposición total de Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido este jueves que ella no obligará "a ningún médico de la Sanidad pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia".

Así lo ha trasladado en el Pleno de la Asamblea de Madrid, después de que la portavoz de Más Madrid, Mónica García, que además es médico, le afease los casos dados a conocer por la 'Cadena Ser' en los que mujeres no han podido abortar en hospitales madrileños por la objeción de conciencia de sus médicos.

"Desconozco el caso del que me habla, pero créame que yo no voy a obligar a ningún médico de la Sanidad Pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia, que es el motivo el cual fue compañero suyo de carrera, una persona que empezó a estudiar Medicina para salvar vidas y no para hacer lo contrario", ha manifestado la presidenta regional.

Ayuso ha trasladado que con ella "no cuenten" y, aunque desconoce el caso y respetado "todo", ha insistido en que no va a obligar "a un médico a ir contra su conciencia". "A lo mejor usted si, yo es que la tengo muy tranquila", ha zanjado.

Por su parte, el vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha asegurado este jueves que le parece "mal" que se avance en una modificación de la Ley del Aborto que restrinja la objeción de conciencia por ser un "derecho individual".

"No existe un derecho colectivo por encima de los derechos individuales", ha señalado Igea, quien ha insistido en que el derecho a la objeción de conciencia debe ser compatible con el derecho al aborto. "Tiene que ser compatible y lo es", ha asegurado.

"No hay nada por encima de los derechos individuales y fundamentales, la presunción de inocencia, la objeción de conciencia o la libertad religiosa, todos esos derechos son sagrados, los ejerza quien los ejerza y donde los ejerza, nadie está obligado a actuar en contra de su conciencia", ha concluido Igea.

 

 

"Desconozco el caso del que me habla, pero créame que yo no voy a obligar a ningún médico de la Sanidad Pública madrileña a practicar un aborto contra su conciencia, que es el motivo el cual fue compañero suyo de carrera, una persona que empezó a estudiar Medicina para salvar vidas y no para hacer lo contrario", ha manifestado la presidenta regional.

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído