Poemas adolescentes contra el machismo

Mercedes Aguilar, Julia Formento, José Quevedo y Alejandro Jiménez, estudiantes del IES Seritium, son los ganadores del certamen de poemas y cartas de amor en buen trato que promueve el Ayuntamiento de Jerez

José Quevedo, Julia Formento y Alejandro Jiménez, alumnos del IES Seritium ganadores del concurso de poemas y cartas de amor en buen trato.
José Quevedo, Julia Formento y Alejandro Jiménez, alumnos del IES Seritium ganadores del concurso de poemas y cartas de amor en buen trato. Autor: Manu García

"Te prefiero siendo tú, sin pretextos, / porque a tu alma no le hace falta maquillaje / para iluminar cada esquina de la mía. / Te prefiero cuando no te dejas avasallar / y en lugar de callar, / usas tu voz para defender tus ideas; / Te preferiré siempre / porque encuentras motivos para iluminar los rincones más oscuros". Es un fragmento del poema titulado Te prefiero, con el que Julia Formento, alumna de 4º de ESO —ahora en 1º de bachillerato— del IES Seritium, ganó en la categoría de ESO la III edición del Certamen de poemas y cartas de amor en buen trato que organiza la delegación de Igualdad del Ayuntamiento de Jerez.

"Era la primera vez que participaba, no había escrito mucho pero probé", cuenta Julia, cuando atiende a lavozdelsur.es. Junto a ella están José Quevedo y Alejandro Jiménez, ganadores del segundo premio en las categorías de ESO y Bachillerato, respectivamente. La ganadora del primer premio en categoría de Bachillerato, Mercedes Aguilar, no acude a la cita porque se encuentra confinada tras tener contacto con un positivo en covid. 

"Lo último que me esperaba era que iba a ganar", prosigue Julia, de 16 años, quien asegura que en su poema intentó reflejar "cómo debía ser una relación buena, en la que valores y respetes a la otra persona". A través de la escritura, "te sientes bien y sientes que te has desahogado", explica. La alumna del IES Seritium, que copa los ganadores en todas las categorías del concurso, incide en que "cada vez hay menos gente machista, pero me sigo encontrando personas que piensan así, que hacen chistes... aunque cada vez menos", dice. El premio, asegura, le ha animado en parte este año tan complicado. "Hacía falta algo bueno", expresa.

ALUMNOS SERITIUM PREMIOS 7
Julia observa a su compañero Alejandro, en primer término, durante la entrevista. Autor: Manu García

"Me enamoré de su sonrisa, / de esa mirada capaz de proyectar galaxias. / Me enamoré de sus palabras, / de su sentido del humor, / de su locura; / Me enamoré de su alma, / esa que al ser tan valiente ningún huracán ha alterado. / Y no tengo más que volverme al espejo para ver de quién me he enamorado". Mercedes Aguilar, de 18 años, es la autora de este poema, titulado Me enamoré. "A mí me gusta escribir desde siempre", cuenta al otro lado del teléfono. "Mi tía es poeta y mi hermana sacó un libro, creo que por eso me viene, además de que tengo mucha imaginación". Es su segunda participación en el certamen. "Es bueno que se siga haciendo para fomentar la escritura y la poesía", dice, "y para seguir dando pasos hacia la igualdad". 

Mercedes cuenta que su poema va sobre "el amor propio", ya que "para poder enamorarte de otra persona antes te tienes que querer a ti misma, si no va a ser imposible". "Hay personas que no se quieren y no se valoran. Si no te quieres, ¿cómo vas a saber querer?", se pregunta. Ella, que se quedó "alucinada" cuando se enteró de que era la ganadora, señala que "la gente cada vez está más concienciada con la igualdad", aunque "sigue habiendo muchas personas que son muy machistas, por la música y lo que inculca", sostiene. La alumna cursa ahora 2º de Bachillerato y tiene decidido enfocar su carrera hacia las Ciencias de la Salud, aunque no tiene decidido su destino. 

"Amor es esa palabra / que evoca en mí sentimientos, / pues te hace estar extraño, / pero a la vez contento. / Ama a esa persona / que te haga sentir tú mismo, / y que cada día te demuestre / que podéis ser también amigos". El poema Amor, de José Quevedo, trata sobre "cómo hay que querer a otra persona. A las personas hay que quererlas, pero no como si fueran tuyas, ni un objeto, te tiene que hacer sentir tú mismo", explica su autor. "Cuando se quiere a alguien, no hay que encerrar a la otra persona". En su casa, dice Quevedo que le inculcaron la igualdad desde pequeño. "Hasta mi abuelo, que tiene 75 años, no tiene ese punto de vista tan antiguo sobre la mujer", señala. 

ALUMNOS SERITIUM PREMIOS 8
José, con Alejandro al fondo, en un momento de la entrevista. Autor: Manu García

A sus 16 años, Quevedo tiene claro que quiere estudiar Matemáticas y un grado superior de guitarra flamenca, algo que le viene de su padre, que es guitarrista. "Escribir nunca se me ha dado bien, me cuesta la Lengua", confiesa. Prefiere la música para expresarse. "No me empezó a gustar hasta hace dos años, porque he crecido escuchando a mi padre todos los días y era agobiante, pero me ha acabado gustando", dice. Él, cada vez que coge la guitarra se relaja. "Te ayuda a pensar en otras cosas".

"La vida sabe mejor queriéndome. / Ya no predomina el amargo de las críticas. / Hoy pruebo el dulce del cariño y el salado de la alegría. / Por fin, huelo a reencuentro, porque, hoy, me he descubierto a mí misma, y aunque parezca que no, me he gustado". El poema Sentidos, de Alejandro Jiménez, trata "cómo se siente una mujer cuando ha escapado de lo que le reprimía, habla de la represión de la mujer y de cómo se siente libre cuando se libera", cuenta. "Es una forma distinto de verlo, mirando lo positivo, la felicidad que adquiere la mujer cuando acaba su problema", agrega.

ALUMNOS SERITIUM PREMIOS 12
Lola Sarazá, profesora del IES Seritium. Autor: Manu García

"A mí no me disgusta escribir, me relaja, me pongo por la noche en la cama", cuenta Alejandro, que es la segunda vez que se presenta al concurso, aunque ha resultado ganador en otros, sobre derechos humanos o el peligro de las drogas. El joven, de 18 años, ha iniciado este curso su andadura en la carrera de Biotecnología, en la Universidad de Cádiz, asegura que es "dura, pero me está gustando". "Quiero ayudar a la gente y esta carrera me deja ayudar. Me gustan los niños, así que si trabajara en una clínica de fertilidad, por ejemplo, estaría contento porque estaría haciendo lo que a mí me gusta".

La "culpable" de que Mercedes, Julia, Alejandro y José se presentaran al concurso es Lola Sarazá, profesora de Filosofía del IES Seritium, quien los incita a dar rienda suelta a su imaginación. "Yo les aprieto porque pueden hacerlo", cuenta. "Tenemos buena cantera en este instituto", asegura la docente, quien procura educarlos "desde la igualdad y el respeto". "Se les inculca que el amor debe dar felicidad, no dolor o rabia". Para los alumnos, "es un chute de autoestima" verse ganadores de un certamen de este tipo. "Algunos lo tienen dentro, y no lo saben, por lo que el hecho de que escriban y lo hagan bien es muy satisfactorio". "Cuando pasen 20 años igual no se acuerdan de las clases de Filosofía, pero se van a acordar de cuando ganaron el concurso o fueron de excursión gracias a eso", sostiene Sarazá, quien los anima a "expresar sus sentimientos".

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído