Una clase de sexualidad saca a la luz presuntas violaciones a una menor: el 'pin parental' podría impedir estas charlas

El juez ordena el alejamiento de 300 metros mientras continúa con la investigación. Los hechos se habrían producido cuando la niña tenía de ocho a diez años

Dos agentes de policía en los juzgados de Sevilla.
Dos agentes de policía en los juzgados de Sevilla.

Un juzgado ha abierto investigación contra el tío de una menor que presuntamente la habría violado años atrás, con tocamientos y penetraciones desde que tenía ocho años. Las investigaciones han surgido a raíz de una clase sobre abusos sexuales. La ahora adolescente de 14 años puso así en perspectiva los hechos.

La denuncia se encuentra en sede judicial y el instructor, según Diario de Sevilla, ya ha dictado orden de alejamiento de 300 metros. Han tomado declaración al investigado, que niega los hechos al igual que su pareja, que negó haber presenciado estos actos.

Según la declaración de la menor, comenzó cuando el adulto acudió a la habitación pidiendo que le hiciera un masaje. A lo largo del tiempo los hechos se fueron sucediendo hasta que incluso hubo penetración, lo que constituiría la violación. Estos hechos se habrían estado produciendo durante al menos dos años, cesando hace cuatro años, últimos momentos de estos episodios.

Este tipo de charlas entran de lleno en lo que sería vetable por los padres con el llamado pin parental que propone Vox, en la que se daría el derecho a los progenitores a que sus hijos no acudieran las actividades que no entran dentro del calendario lectivo de las asignaturas, o que contengan referencias sobre sexualidad, feminismo, etc. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído