Orlan Boston, el "orgulloso andaluz" nacido en la Base de Rota que trabajó para Obama y Biden

Orlan Boston, de padre americano y madre sevillana, trabaja en EEUU para una gran consultora, pero también colabora con ONG, aunque no olvida sus “raíces” y su infancia, a caballo entre Rota y Los Palacios

Orlan Boston (izquierda), con Barack y Michelle Obama, y el presidente electo Joe Biden, en una imagen de archivo.
Orlan Boston (izquierda), con Barack y Michelle Obama, y el presidente electo Joe Biden, en una imagen de archivo.

Orlan Boston es norteamericano, pero también tiene nacionalidad española. Nació en Rota, concretamente en la Base Naval, aunque durante su infancia también residió en la localidad sevillana de Los Palacios, y posteriormente en Sicilia (Italia) y en EEUU. Su padre, afroamericano de Chicago, conoció a su madre —valenciana de nacimiento, aunque palaciega de adopción desde muy pequeña— en la localidad de la Costa Noroeste de Cádiz a principios de los años 70 del siglo pasado. Por eso Boston se considera un “orgulloso andaluz” al que le encantan “la alegría, el carácter y el amor únicos que poseen los andaluces y su colorida forma de vida, desde la Feria de Sevilla y la Semana Santa hasta el Carnaval de Cádiz”.

“No hay otro lugar en el mundo como Andalucía”, expresa Boston en declaraciones a lavozdelsur.es. Él ha residido y trabajado en varios países. “Cuando naces en medio de dos culturas, idiomas, nacionalidades e identidades raciales y vives en varios países, experimentas la vida de manera diferente a la mayoría de los niños; aprendes a apreciar que hay muchas formas de experimentar y ver el mundo, de abordar los desafíos y llegar a soluciones”. Esas “habilidades diplomáticas” que aprendió desde pequeño le han ayudado posteriormente durante su carrera profesional.

“Lo mejor de crecer en España e Italia fueron las amistades de toda la vida que hice y que siguen siendo fuertes hoy en día, las experiencias que tuve como jugador de baloncesto de segunda división en Cádiz, poder viajar por España, Italia y Europa aprendiendo su rica historia, idiomas, música y cultura, y probar las increíbles comidas de España. ¡Soy un entusiasta de la comida española y me encantan sus vinos!”, apunta Boston.

“Tengo muy buenos recuerdos de mi infancia, de cuando crecí en Rota y en Los Palacios”, asegura. De pequeño, vivía entre semana en la Base Naval, y los fines de semana se desplazaba hasta Los Palacios o El Puerto, donde “hacía vida” con su familia española. “Mi familia española tiene raíces en Valencia y emigró a Sevilla a principios de los años 50 para comenzar una nueva vida, primero trabajando en las marismas, y posteriormente comprando campos de arroz y tierras propias para cultivar”, asegura. Su madre se crió en la localidad sevillana, donde su familia tiene plantaciones de arroz y naranjos, que ayudó a cosechar durante su juventud. “Estoy muy orgulloso de mis raíces”, agrega.

"Tengo muy buenos recuerdos de mi infancia, de cuando crecí en Rota y en Los Palacios; estoy muy orgulloso de mis raíces"

“Aprendí muchas de mis habilidades diplomáticas a una edad temprana porque sabía, incluso cuando era joven, que tenía que ser un buen embajador de Estados Unidos en España e Italia y que también tenía que ser embajador de España en Estados Unidos. Mi familia me preguntaba todo el tiempo qué forma de vida prefería, y siempre dije que nunca elegiría una sobre otra, sino que elegía ambas. Eso no ha cambiado”, cuenta Orlan Boston.

Su padre, Bernard Boston, sirvió en la Marina de EEUU durante 30 años y se retiró como suboficial en jefe. Nacido en Chicago, creció en el sur de la ciudad, en un momento en el que se reivindicaban los derechos civiles de las personas negras, con Martin Luther King a la cabeza. “Fueron tiempos difíciles, especialmente para los afroamericanos”, dice Orlan. Bernard recaló en Rota a principios de los años 70, donde conoció a su mujer, que veraneaba allí con su familia. “No era común en España, ni en ningún lugar del mundo en esos tiempos, tener relaciones interraciales, especialmente con un americano negro” cuenta Orlan, por lo que “al principio no fue fácil la situación”, aunque con el tiempo se fue “aceptando”.

El padre de Orlan se involucró en la sociedad local, fue entrenador del equipo de baloncesto masculino de la Universidad de Cádiz, con el que ganó el campeonato nacional de 1994 en Granada, e incluso representó al Rey Baltasar durante la cabalgata de 1986. “Se enamoró del estilo de vida español y aprendió el idioma de los pescadores locales en el puerto de Rota y de otros lugareños antes de conocer a mi madre”, cuenta un orgulloso hijo. Su madre, María Boston, nació en el pequeño pueblo valenciano de Favareta —donde su padre fue alcalde—, y consiguió estudiar en la universidad cuando sus hijos crecieron —Orlan y su hermana Gladys, dos años menor—, graduándose en la Universidad de Maryland en 1987 para trabajar luego para el Gobierno de EEUU como empleada de la Administración pública. “Estoy muy orgulloso de mi madre. Integrarse en otro país y en otra forma de vida nunca es fácil, pero lo hizo con éxito, con gracia, sin olvidar nunca de dónde venía y asegurándose de que siempre estuviéramos conectados con España”, asegura Orlan.

Orlan Boston 2
Orlan Boston, durante la inauguración de la USO en la Base de Rota, en 2017.

“Supongo que los desafíos de crecer de esta manera es que te mudas mucho, recoges y te vas, y tus amigos están haciendo lo mismo, y a veces pasas largos períodos de tiempo lejos de tu familia y amistades. Los miembros del Ejército y sus familias hacen muchos sacrificios por sus países, y pasar tiempo separados es uno de ellos. Lo único que lamento es no poder pasar suficiente tiempo con la gente y en los lugares que más amo”, explica Orlan Boston, que completó sus estudios de Primaria y Secundaria en Rota, antes de mudarse a EEUU. Allí estudió Finanzas y Negocios Internacionales en la Universidad de Nueva York, donde residió varios años, aunque también en Miami y en España, sin contar sus numerosos viajes por todo el mundo.

¿A qué se dedica Orlan Boston? “Es una pregunta complicada porque no se responde tan fácilmente”, asegura. “Me gusta responder a esta pregunta diciendo que tengo un currículum lleno de cosas que me apasionan. Justo en el medio, está lo que yo llamo mi trabajo diario como socio senior en una de las cuatro grandes firmas de consultoría y contabilidad que existen”. Además, colabora con organizaciones sin ánimo de lucro, imparte conferencias, participa en inversiones de capital riesgo, escribe —participó en el libro I Am Ecowarrior, junto a famosos como Ted Turner, Mike Bloomberg y Richard Branson hasta Jane Goodall y Ellen Degeneres—, y fue productor del documental The Out List (Lejos del armario) de HBO. “Nunca he tenido miedo de probar nuevos retos que se alineen con mis pasiones y valores”, asegura.

Boston, además, es un entusiasta demócrata, que participó activamente en las campañas presidenciales de Barack Obama —en 2008 y 2012—, Hillary Clinton (2016) y en las recientes del presidente electo Joe Biden. “Siempre sentí que era importante participar en nuestro proceso democrático y, a lo largo de los años, he participado activamente en causas demócratas como donante, recaudador de fondos y partidario de causas y candidatos”, explica. “Estoy realmente entusiasmado con el tándem Biden-Harris, y creo que este es el momento de Joe, ya que el país necesita un líder compasivo como él para que pueda ayudar a sanar y unir al país”, apunta Boston.

"Aprendí muchas de mis habilidades diplomáticas desde joven porque sabía que tenía que ser un buen embajador de EEUU en España e Italia y que también tenía que ser embajador de España en EEUU"

Obama lo nombró, en 2014, miembro de la junta de gobernadores de la USO, las Organizaciones de Servicio Unidas, una entidad sin ánimo de lucro —que depende de donaciones privadas— creada por el presidente Franklin D. Roosevelt a principios de la década de los 40 del siglo pasado, en plena Segunda Guerra Mundial, para “levantar la moral” del Ejército estadounidense durante la batalla. Los presidentes de EEUU, desde entonces, han ejercido como presidentes honoríficos, lo que les permite nombrar a seis personas para su junta de gobernadores.

A través de la USO, los militares de EEUU, sobre todo los desplazados fuera del país, disfrutan de espectáculos en vivo de cómicos, músicos o actores. “Es la forma en que Estados Unidos agradece a los miembros del Ejército, a las familias y a los veteranos el servicio que prestan a nuestro país”, explica Orlan Boston. “La USO crea centros en bases militares de los EEUU y en todo el mundo, incluso en zonas de guerra y en lugares demasiado peligrosos para que los ocupe cualquier persona que no sean tropas de combate”, agrega. Gracias a esta entidad, pudo volver en 2017 al lugar donde nació, para asistir a la fundación de USO en la Base Naval de Rota. “Pude hablar en la escuela donde estudié cuando era joven. Servir en la USO y en la Administración Obama-Biden ha sido uno de los grandes honores de mi vida”, señala. Con esta entidad, ha participado en eventos con Beyoncé, Nigel Barker y David Stern —el empresario que impulsó la NBA—.

“Cuando era hijo de militar, mi familia y yo fuimos beneficiarios del importante trabajo de la USO y de los servicios que brindan en todo el mundo. La oportunidad de retribuir a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y honrar el servicio de mi padre ha sido una de las cosas más satisfactorias que he hecho. Junto con ex altos mandos militares, directores ejecutivos y altos ejecutivos, exfuncionarios gubernamentales y políticos, asesoramos y dirigimos la USO”, reseña Boston. “También soy embajador de la marca de la USO en la vida civil y militar en los EEUU y en todo el mundo”, apostilla.

Para terminar, dos preguntas:

¿Qué supone para usted la victoria de Joe Biden?

Habiendo servido en la Administración Obama-Biden tuve la oportunidad de reunirme con el vicepresidente Biden y la segunda dama la doctora Jill Biden algunas veces, así como con el presidente Obama y la primera dama Michelle Obama. El presidente electo Biden y Jill Biden son maravillosos servidores públicos y también son una familia militar. Su hijo Beau era un servidor público veterano y talentoso y los Biden siempre han sido grandes defensores de los miembros del Ejército y sus familias. De hecho, la USO trabajó en estrecha colaboración con la doctora Biden y con la primera dama Michelle Obama con su organización Joining Forces, que se centró en apoyar a las familias de militares. Uno de mis mejores recuerdos con los Biden es cuando recibieron a una delegación de la USO que incluía a miembros de la junta, miembros militares y veteranos, junto con mis padres en la residencia del vicepresidente. Nos abrieron su hogar y honraron el importante trabajo de la USO y los sacrificios que nuestras tropas y sus familias hacen por el país. Son personas decentes que también provienen de orígenes humildes y que han dedicado su vida al servicio público y han logrado cosas extraordinarias.

¿En qué cambiará EEUU con la llegada de Biden a la presidencia?

Una de las primeras prioridades de la Administración Biden-Harris será asociarnos de manera efectiva con la comunidad médica y científica y así poder superar la pandemia mortal de covid-19. No podemos tener una economía fuerte hasta que no tengamos este virus bajo control. Junto con la derrota de este virus, habrá un verdadero enfoque centrado en resucitar una economía que sea más inclusiva y ponga a más ciudadanos a trabajar, abordando con fuerza los problemas de justicia social que enfrenta nuestro país, y enfrentando el racismo sistémico y las desigualdades que, lamentablemente, todavía existen en nuestro país, realizando grandes inversiones en infraestructuras y promoviendo la economía verde, la sostenibilidad y la protección del medio ambiente y abordando el cambio climático de manera significativa al reincorporarse al Acuerdo de París, y un retorno a una sólida colaboración con nuestros aliados en política exterior. Espero que veamos la Administración más diversa que jamás haya tenido Estados Unidos y que refleje mejor la composición del país. Tenemos mucho trabajo por hacer y espero seguir apoyando a nuestro nuevo presidente y vicepresidenta. Y si tengo la oportunidad de colaborar y prestar mis servicios de nuevo, estoy dispuesto a hacerlo.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído