Muere Rafael Iglesias, decano de los fotoperiodistas jerezanos

Rafael Iglesias, en una imagen reciente. FOTO: ESTEBAN PÉREZ ABIÓN.
Rafael Iglesias, en una imagen reciente. FOTO: ESTEBAN PÉREZ ABIÓN.

Rafael Iglesias Baños decano de los fotoperiodistas jerezanos ha fallecido a primera hora de este miércoles en su domicilio a los 76 años de edad como consecuencia de una larga enfermedad. Nacido en Jerez, en el antiguo barrio de La Plata, en 1943, era miembro destacado de una saga de fotógrafos que inició su bisabuelo y ha continuado uno de sus sobrinos, el fotógrafo del Ayuntamiento de Jerez Manuel López Iglesias. Su padre, Manuel Iglesias Jiménez, fue otro referente de la fotografía jerezana y fue el que inculcó a Rafael su amor por la imagen. El sepelio tendrá lugar este jueves en el Tanatorio de Jerez a las 11:00 horas.

Después de hacer la mili, emigró a Alemania, pero volvió a Jerez en los 70 para montar con su padre un estudio de fotografía. Luego trabajaría como corresponsal de Diario de Cádiz en Jerez, y años más tarde, cuando abrió Diario de Jerez, inició un largo periodo de trabajo en el rotativo local. Sus compañeros, con quien no hace mucho compartió una especie de comida homenaje, destacan de él que, "sobre todo, era alguien muy leal como persona, y tenía un gran sentido de la lealtad. Si te decía algo siempre lo cumplía".

Iglesias, en una reciente comida con muchos compañeros de oficio en Jerez. FOTO: ESTEBAN PÉREZ ABIÓN.

"Destacaría de él su dominio del tema taurino y el caballo, conociendo los secretos del dominio de la fotografía taurina, y por supuesto en lo social, un fotoperiodista de los que el cambio del analógico al digital le cogió mayor y supo adaptarse, fue de los primeros en cubrir el Rocio desde Jerez", apunta a lavozdelsur.es Esteban Pérez Abión, conocido fotoperiodista jerezano que fue competencia en El Periódico del Guadalete y en Jerez Información de Iglesias, pero que no tiene más que buenas palabras hacia un maestro.

"En una época donde había una gran competencia entre los dos periódicos escritos de Jerez, coincidíamos mucho juntos, cada uno para su medio; siendo él mayor que yo, siempre me trató con respeto y cariño, llegando a ser buenos amigos", recuerda. Aunque competencia, "pasamos muchas guardias juntos, café de espera. Hacia su trabajo y separaba lo que era lo profesional y lo personal", recalca. Y abunda: "Tenía una admiración especial por Paula, Pacheco y el obispo Bellido Caro".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído