Mariquita Trasquilá, la tienda que nació de una "catarsis" y que ahora "colabora" con su pueblo

Milagros Cabral, propietaria de la tienda, dona 50.000 euros al Ayuntamiento de Trebujena para que los invierta en el teatro municipal y adquiere una máquina de drenaje linfático para la Asociación contra el Cáncer

Milagros Cabral, fundadora y propietaria de Mariquita Trasquilá, en la tienda de Trebujena.
Milagros Cabral, fundadora y propietaria de Mariquita Trasquilá, en la tienda de Trebujena. MANU GARCÍA

“Piensa, cree, sueña, atrévete”, se lee en una tablilla de madera que hay colgada en uno de los patios de la finca que, hace no muchos años, heredó Milagros Cabral (Trebujena, 1973). Entonces estaba en ruinas, y tras el fallecimiento de sus padres, no sabía muy bien qué hacer con ella. Hasta que se le encendió la bombilla. En uno de esos patios hay un pozo que, de forma indirecta, dio nombre a la tienda.

Mariquita Trasquilá es una bruja, delgada y morena, que asustaba a los niños de Trebujena para que no se asomaran a los pozos. El de la casa que heredó ella, ahora está rodeado por oficinas, con modernos equipamientos, y una tienda con toques vanguardistas que vende vestidos de fiesta a clientas de toda España. Hasta 80.000 pedidos ha tramitado durante este 2021.

Milagros Cabral nació y creció en la finca de la calle Veracruz de Trebujena que ahora alberga la tienda. Desde su habitación, cada mañana, vislumbraba un colegio, en el que estudió, que con el paso de los años quiso convertirse en teatro. El ambicioso proyecto lleva más de una década en ejecución, y ahora se encuentra en su fase final. Y ella, a través de su empresa, ha decidido aportar su granito de arena con una donación de 50.000 euros.

Trebujena Mariquita Trasquilá12
Milagros Cabral, de Mariquita Trasquilá, con el alcalde Jorge Rodríguez en la tienda. MANU GARCÍA

Una mañana, cuando estaba tomando café, el alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez (IU), conoció las intenciones de la emprendedora local. “Me terminé el café, pero ya no me hacía falta”, recuerda Rodríguez entre risas durante la rueda de prensa en la que han anunciado el convenio firmado entre Ayuntamiento y Mariquita Trasquilá.

“Una parte de los pedidos de la tienda se van a quedar en algo que vamos a tener siempre, el teatro de Trebujena”, señala Cabral, quien quiso “aportar” al pueblo a través de una donación que “sale del trabajo de todas mis empleadas”. Además, la firma también ha adquirido una máquina de drenaje linfático oncológico que ha donado a la Asociación contra el Cáncer de Trebujena, que preside Pepa Cancela.

“Esto permitirá que enfermos de cáncer tengan mayor calidad de vida”, explica Cancela, quien cuenta que gracias a este aparato muchos vecinos no tendrán que desplazarse a otras localidades para recibir este tratamiento. “Este año no nos ha tocado la Lotería, nos ha tocado el Gordo”, incide la presidenta de la Asociación contra el Cáncer, quien destaca la “bondad, empatía y solidaridad” de Milagros Cabral y de su empresa. “La empresa ha puesto la financiación pero Pepa le pone el corazón”, agrega la fundadora de Mariquita Trasquilá.

La tienda, que además de Trebujena tiene presencia física en Sanlúcar de Barrameda y también en Sevilla, cuenta con una treintena de trabajadoras, sobre todo en los almacenes, desde los que se envían vestidos de fiesta a clientas de toda España. Hasta 80.000 pedidos han tramitado en 2021, que ayudan, de forma indirecta, a financiar la máquina para pacientes oncológicos o parte del equipamiento del teatro municipal.

La clientela de Mariquita Trasquilá no para de crecer. La marca basa su éxito en las redes sociales, donde tiene más de un 1,1 millones de seguidoras, sobre todo, entre sus cuentas de Facebook e Instagram, tanto de su división de firmas como la low cost. Después de una primera experiencia empresarial, con una tienda de deportes que abrió junto a la que entonces era su pareja, en 1996, Milagros Cabral reconvirtió el espacio que ocupaban las zapatillas deportivas para dar paso a los vestidos de fiesta.

Trebujena Mariquita Trasquilá22
El teatro municipal de Trebujena, por dentro.  MANU GARCÍA 

Una separación, una “catarsis personal” como la denomina ella, marcó los inicios de la tienda online, que vende en Andalucía, pero sobre todo en ciudades como Madrid. Dejando de lado la tienda de deportes, se centró en Mariquita Trasquilá. La apuesta, a la vista está, le salió bien. Poco a poco las ventas fueron creciendo, la tienda online fue despegando, y Milagros pudo ir reformando la casa familiar que ahora le sirve como sede central de la firma.

“Esta empresa actúa como punta de lanza del comercio local en Trebujena, que está en plena expansión”, asegura Jorge Rodríguez, alcalde de la localidad, quien recuerda que cada vez que viaja a otras ciudades del país le preguntan por la tienda. “Mucha gente conoce a Trebujena por Mariquita Trasquilá”, señala Rodríguez, quien valora el “gesto” de la empresa, “no con este Ayuntamiento, sino con el pueblo”. Además, “manda un mensaje a sus clientas, que saben que cuando compran ahí contribuyen al bienestar de mucha gente”.

Trebujena Mariquita Trasquilá7
Milagros Cabral y Pepa Cancela, de la Asociación contra el Cáncer, fundiéndose en un abrazo.  MANU GARCÍA 

El Ayuntamiento de Trebujena utilizará los 50.000 euros donados por Mariquita Trasquilá para parte del equipamiento del teatro municipal, una obra que lleva más de una década en ejecución, y que concluirá en 2022 después de una inversión total que supera los tres millones de euros, mayormente a través de fondos propios del Consistorio. El teatro tendrá capacidad para 350 espectadores, con opción de ampliar hasta en 50 butacas su capacidad en grandes eventos.

“Es un equipamiento cultural muy importante para un pueblo como Trebujena”, explica José Miguel Pérez, concejal responsable de Servicios Municipales, durante una visita realizada por Milagros Cabral, con trabajadores de la tienda y familiares, al teatro municipal. “Vamos a concluir la obra en 2022, es la guinda del pastel”, asegura el alcalde. Para Rodríguez, Milagros Cabral “lleva en el ADN, como buena trebujenera, que tiene que seguir colaborando con su pueblo porque su pueblo ha colaborado con ella”. La bruja del pozo, después de todo, no le ha traído mala suerte.

Sobre el autor:

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído