Los molinos romano y andalusí de La Corta tendrán un Centro de Interpretación

La Junta saca a concurso por unos 18.000 euros el estudio previo al proyecto de musealización, que quiere convertir este yacimiento arqueológico en un espacio vinculado al agua, al patrimonio y al turismo sostenible

Unos trabajos de mantenimiento del Guadalete sacaron a la luz un complejo hidráulico único en el mundo por su conservación y por mantener estructuras originales que se remontan a la época romana. Tres norias, una escalinata, una sala abovedada, cuatro compuertas y hasta un bajo relieve de Ceres, entre los hallazgos con un paso de más de 2.000 años. De una escombrera, los conocidos como molinos de La Corta se han revelado como un tesoro excepcional, según confirman los especialistas nacionales e internacionales, que la Junta de Andalucía, titular de los suelos donde se encuentra el yacimiento arqueológico está dispuesta a poner en valor a la mayor brevedad.

Esta misma semana, de hecho, ya se ha publicado la licitación para los estudios previos que sirvan para la redacción del proyecto de musealización del yacimiento. A cambio de un contrato de algo más de 18.000 euros y un plazo de ejecución de tres meses, “la presente contratación obedece a una necesidad puntual de carácter excepcional consistente en reunir toda la información técnica necesaria (estudios previos) para la redacción del proyecto de musealización del yacimiento arqueológico, una vez realizada una primera fase de documentación arqueológica y de consolidación de las estructuras descubiertas”.

La propuesta del proyecto de musealización —siguiente fase a estos estudios previos— contará, según avanzó en su día la delegada territorial de Cultura, Mercedes Colombo, con unos fondos procedentes de la ITI de alrededor de 900.000 euros. El Yacimiento Arqueológico de La Corta, según recoge la memoria justificativa del expediente —al que ha tenido acceso lavozdelsur.es—, “es un recurso territorial endógeno, de gran valor arqueológico, histórico y patrimonial, que actúa como punto de encuentro entre las poblaciones cercanas y el río. La actuación pretende construir una nueva imagen territorial de este espacio vinculada al agua, al patrimonio, al ocio, al recreo y al turismo sostenible... a partir de la restauración del patrimonio y su integración en el medio rural”.

Vislumbrando ya los planes a corto y medio plazo que la Consejería de Cultura y Patrimonio tiene previstos para el yacimiento, la memoria abunda: “El hecho de (re)construir la imagen de un territorio, vinculado a elementos que en las sociedades modernas y avanzadas se consideran factores de desarrollo humano (el paisaje, el patrimonio, la cultura, la naturaleza...), representa per se una acción de mejora de la calidad de vida de quienes habitan dicho espacio”. En este sentido, “la musealización del Yacimiento Arqueológico de la Corta promoverá el desarrollo de actividades económicas vinculadas a la restauración y conservación del patrimonio (investigación, protección, educación,divulgación...), que representan, en el actual contexto económico y cambio en los sistema productivos, yacimientos emergentes de actividad y empleo”.

La gestión del enclave, por definir

De la misma manera, dado que las acciones se desarrollan en un ámbito rural y fluvial contribuirán a la revitalización del eje entre la ciudad principal de Jerez y la barriada rural de La Corta, distantes unos 5 kilómetros, y a la fijación de actividad y población en el entorno, a la reducción de los desplazamientos por motivos laborales hacia las áreas urbanas y a la ampliación y mejora de los servicios y equipamientos turísticos, recreativos y educativos asociados al patrimonio.

En el contrato que ahora se licita se deberán incluir los siguientes apartados dedicados a las actuaciones de investigación: finalización de la excavación de los molinos romano y andalusí y espacios intermolinos (el documento deberá acotar el espacio a excavar y definir las metodología de la excavación); estudio del área del canal y alrededores (igualmente, el documento definirá el área de intervención y la metodología arqueológica aplicable); y estudio de la estructura descubierta parcialmente al oeste de los molinos, especificando la metodología y superficie y cota de excavación.

También deben contemplarse las actuaciones de acondicionamiento de las estructuras y área arqueológica; la definición de pantalla perimetral en las estructuras arqueológicas con indicación de necesidades de impermeabilización y de bombeo; la delimitación del área del yacimiento y propuesta de vallado perimetral; una propuesta de intervención en el espacio de la depuradora con posibilidad de reducción de las instalaciones actuales o minimizando su impacto visual; y una propuesta de posible centro de interpretación en el centro de transformación en desuso existente en las proximidades.

Este estudio previo también debe fijar las actuaciones de conservación a realizar (determinación de las labores de consolidación y/o restauración de acuerdo con los contenidos del artículo 22 de la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía, indicando necesidades de conservación y mantenimiento al aire libre de las estructuras arqueológicas); aspectos museologícos y de museografía de la propuesta de musealización de los molinos de La Corta (aspectos a considerar en el proyecto sobre el discurso expositivo y contenido de la propuesta); y determinación del circuito de visita y recursos técnicos a implantar. Por último, debe incluir “una propuesta de uso público y gestión (se tratará de ofrecer un avance de propuestas de uso público y gestión del espacio arqueológico, incidiendo en posibles figuras de gestión)”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído