Seis jerezanos fueron deportados a campos de concentración nazis en Austria, Alemania y Francia durante la II Guerra Mundial.

Los españoles prisioneros en campos de concentración nazis, de los que hay algún tipo de registro documental, superan los 9.000. De ellos, más de 5.000 murieron, casi 4.000 fueron liberados y alrededor de 300 figuran como desaparecidos. El documental Más allá de la alambrada. La memoria del horror recoge el testimonio de algunos republicanos españoles que fueron hechos prisioneros en el campo austríaco de Mauthausen, a 20 kilómetros de Linz. Según esta pieza, fueron 7.000 los recluidos y 5.000 quienes murieron por agotamiento y hambre.

Manuel Carrasco Cortijo, Rafael Domínguez Redondo, Salvador Linares Barrera y Diego Pérez Núñez, son los cuatro jerezanos que se tragó Mauthausen y de los que no ha trascendido nada más que sus nombres, apellidos y números de prisioneros en registros gubernamentales o textos periodísticos de entre los 900 andaluces que fueron recluidos en campos de concentración. Se estima que cerca de medio centenar provenía de la provincia de Cádiz. Carrasco Cortijo, nacido el 7 de marzo de 1915, fue recluido en la prisión XI-B de Fallingbostel el 27 de enero de 1941, quince meses después de que Polonia fuera invadida por la Alemania nazi de Adolf Hitler. Falleció, según los datos del Ministerio de Cultura, el 27 de noviembre de 1941.

Domínguez Redondo, nacido el 3 de febrero de 1916, fue hecho prisionero el mismo día que Carrasco en este órgano de Mauthausen hasta que falleciera el 15 de enero de 1942, por lo que muy probablemente ambos jerezanos se encontraran juntos hasta sus últimos días al coincidir su deportación en tiempo y espacio. Linares Barrera, nacido el 17 de julio de 1917, también prisionero jerezano entre las altas barreras afiladas de Fallingbostel, fue deportado el 25 de noviembre de 1940 hasta que el 30 de noviembre de 1941, su nombre se escribiera en la interminable lista de fallecidos de la II Guerra Mundial. Y, por último, Pérez Núñez, nacido el 17 de junio de 1919, fue recluido a la prisión de Ziegenheim en el mismo campo de concentración austríaco que sus otros tres paisanos, falleciendo el 18 de diciembre de 1941.

Cabe destacar a los jerezanos Antonio de la Rosa Tozo y Lorenzo Escobar Duarte, prisioneros deportados en los últimos meses de la II Guerra Mundial en los campos de Dachau, en Alemania, y Compèigne, en Burdeos, Francia, respectivamente. De hambre o agotamiento. Fusilados o gaseados. Golpeados o ahorcados. La forma en la que murieron concretamente se desconoce, aunque el listado de métodos de tortura y asesinato en estos campos de concentración nazis es tan espeluznante como eterno.

Finalmente, el 5 de mayo de 1945, Mauthausen y sus órganos dependientes fueron liberados por la estadounidense División Acorazada, poniendo fin a una de las huellas más oscuras de nuestra Historia en Europa. De los seis jerezanos que figuran en los registros, sólo Escobar Duarte figura como liberado. Aun así, no se tiene más constancia documental acerca de él. Prácticamente, la totalidad de españoles que acabaron en estos campos de reclusión, se había exiliado previamente al país galo desde la victoria del bando franquista en 1939. Muchos de ellos fueron capturados por la policía francesa y la Gestapo. Miles de españoles fueron destinados a campos de concentración desde 1940 hasta los últimos días de vida del führer.

Por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, desde 2013 ha sido inexistente el presupuesto destinado para la ley 52/2007 del 26 de diciembre que sacaron adelante los socialistas junto a IU, PNV y BNG y que es conocida como Ley de Memoria Histórica. Este hecho dificulta este tipo de investigaciones y conducen inevitablemente al olvido de sus protagonistas. “El tema de la Memoria Histórica es una asignatura pendiente de este Ayuntamiento”, afirma Santiago Sánchez Muñoz, portavoz del grupo municipal Ganemos Jerez. Son Historia. Pero no Memoria. Forman parte del nexo entre la Guerra Civil y la II Guerra Mundial, pero los hemos convertido en, simplemente, números.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído