Inditex presentará un ERTE desde el 15 de abril tras declarar 3.639 millones de beneficios en 2019

El grupo que lidera Amancio Ortega contempla que la medida afecte a 25.000 trabajadores de tienda, la mitad de su plantilla, si el estado de alarma se prolonga

Una tienda de Zara, en una imagen de archivo. FOTO: RICARDO RICOTE
Una tienda de Zara, en una imagen de archivo. FOTO: RICARDO RICOTE

Inditex estudia aplicar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para una parte de empleados de tienda tras el cierre de casi 1.600 establecimientos de sus distintas marcas, entre ellas Zara y Massimo Dutti, debido a la situación generada por el coronavirus. El ERTE a "gran parte" de la plantilla de las tiendas, integrada por casi 50.000 empleados, y sería efectivo a partir del 15 de abril, según fuentes sindicales.

La compañía ha trasladado a los representantes sindicales su intención de complementar la prestación, correspondiente al 70% del sueldo, que recibirían del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), aunque no se sabe a cuánto ascendería este complemento. La Federación de Industria de CCOO critica que Inditex anuncie esta medida tras presentar un beneficio de 3.639 millones de euros en 2019, por lo que "podría haber afrontado la situación en solitario dada su excelente situación financiera".

En caso de aplicarse, la empresa asegura que complementará la retribución de cada uno de los empleados incluidos en el ERTE. Inditex señala que preservará todos los puestos de trabajo ante la situación generada por el coronavirus, al tiempo que está poniendo a disposición del Gobierno toda su red logística y de proveedores para incorporar material sanitario y de primera necesidad hospitalaria.

Ante las medidas adoptadas por el Gobierno, el presidente de Inditex, Pablo Isla, ha dado instrucciones para preservar todo el empleo, como "objetivo prioritario de la compañía", complementando la retribución en caso necesario durante este periodo. Para asegurar la forma más eficaz de conseguir este objetivo, Inditex afirmó ayer que iba a estudiar todas las herramientas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha puesto a disposición de las empresas como la exoneración del pago de cotizaciones a aquellas empresas que, en lugar de despedir trabajadores, se acojan a expedientes de regulación de empleo temporales (ERTE).

El grupo Inditex prevé acometer el ERTE si llegado el 15 de abril continúa el estado de alarma, una medida que puede afectar a unos 25.000 empleados, sobre todo personal de tienda. Durante el primer trimestre de 2020, las ventas han caído un 4,9% como consecuencia, sobre todo, de la crisis del coronavirus. En el último año fiscal presentado, 2019-2020 —del 1 de febrero de 2019 al 31 de enero de 2020—, sin embargo, Inditex registró un beneficio neto de 3.639 millones de euros, un 6% más que e ejercicio anterior, tras provisionar 287 millones de euros.

Sin la provisión habría crecido un 12%, hasta los 3.855 millones de euros, según ha informado la compañía, que ha decidido aplazar el pago del dividendo ante este escenario de incertidumbre, que ha provocado caídas de sus ventas del 24,1% a tipo de cambio constante en tiendas y 'online' entre el 1 y el 16 de marzo y del 4,9% entre el 1 de febrero y el 16 de marzo. En su último ejercicio fiscal, las ventas del grupo se situaron en 28.282 millones de euros, un 8% más, con crecimientos de todas las marcas y en todas las áreas geográficas en las que el grupo tiene actividad, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 7.598 millones de euros, un 39% superior.

Las ventas en tiendas comparables, que crecieron el 6,5%, acumularon "crecimiento sobre crecimiento un ejercicio más", con evolución positiva en todas las áreas geográficas y en todas las cadenas, tanto en tienda como 'online'. Asimismo, las ventas en España han crecido un 4,6%, un mercado que representa en estos momentos el 15,7% de la venta total, mientras que Europa sin España supone el 46%, Asia y Resto del Mundo, el 22,5%, y América, el 15,8%.

Por su parte, las ventas de la compañía a través de su plataforma 'online' global crecieron un 23%, alcanzando los 3.900 millones de euros, un 14 % del total de las ventas. Inditex ha resaltado que el "sólido" desempeño operativo registrado en el ejercicio 2019 se refleja también en la "fuerte" generación de caja, con una posición financiera neta que llega por primera vez a los 8.060 millones de euros, un 20% más que un año antes.

La dirección de la compañía, que ha realizado una inversión ordinaria de 1.122 millones de euros en 2019, un 26% menos, muestra una confianza "total y absoluta" en el modelo de negocio de la compañía y en su "solidez" a largo plazo, "gracias a la flexibilidad y adaptación en su toma de decisiones, a su solvencia y a todas las personas que forman parte de la compañía".

En este escenario de incertidumbre por la situación generada por el coronavirus, la compañía, que retribuyó a sus accionistas en concepto de dividendo 2.741 millones de euros en 2019, ha decidido aplazar la decisión sobre la cuantía del próximo dividendo hasta el consejo anterior previo a la junta general de accionistas, que tendrá lugar en julio.

En consecuencia, ha decidido destinar a reservas la totalidad de dicho resultado y remitir, a un posterior consejo de administración previo a la junta general de accionistas que tendrá lugar el próximo mes de julio, la propuesta definitiva a la junta general sobre dicho reparto. Desde la compañía han asegurado que el dividendo se pagará en el momento que se tenga "más visibilidad" sobre el escenario de crisis ocasionado por el coronavirus.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído