Homenaje a las papelerías de toda la vida: "El comercio local sabe adaptarse, no habrá ni un cierre”

La asociación La papelería de tu barrio ha incorporado un servicio de venta por 'WhatsApp' para agilizar las compras en las siete tiendas que reúne en Jerez. La mayoría de los clientes, en cambio, siguen prefiriendo el trato personal con seguridad

Interior de la papelería Asta Regia en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Interior de la papelería Asta Regia en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

En unas fechas marcadas por una vuelta al cole incierta, las papelerías se preparan para hacer frente a una de las temporadas más atípica con la que se han topado. “El día a día es duro, y este año mucho más”, reconoce Luis Felipe Carrión, que lleva en la papelería Asta Regia 30 años despachando desde Princi-Jerez. Ahora, con tres personas en la plantilla, el negocio sobrevive salteando ciertos obstáculos.

“La clientela ha estado retrasando al máximo la compra porque tenía miedo a que no hubiera colegio y se quedaran con ese material ahí, había mucha incertidumbre que no se resolvía”, ha comentado Luis Felipe que señala que en un año “tan irregular y extraño nosotros mismos tuvimos miedo de hacer los pedidos y decidimos pedir menos”.

El que lleva toda la vida apostando por el comercio local explica como las papelerías que venden material escolar suelen realizar sus pedidos en febrero o marzo, de forma que los reciben en mayo o junio, cuando se disponen a instalarlo en la tienda y prepararlo para septiembre. “Somos un centro especializado que vive la vuelta al cole todo el año no es una campaña puntual como en otros establecimientos”, dice el que tuvo que cerrar las puertas de su negocio y contar con el retraso de los proveedores.

Ahora, Luis Felipe ve “un poquito de claridad”, sobre todo cuando la Junta se ha pronunciado con respecto a la apertura de los colegios. “El golpe de personas ha sido total, se nos acumula muchísima gente estresada”, comenta preocupado por las aglomeraciones en la puerta de la papelería que apenas cuenta con 60 metros cuadrados.

Luis Felipe en el mostrador de Asta Regia. FOTO: MANU GARCÍA

Para agilizar las compras del material escolar, las papelerías jerezanas como Asta Regia, unidas bajo la Asociación La papelería de tu barrio, han incorporado la venta por WhatsApp, que, según Luis Felipe, también presidente de esta organización, “está funcionando muy bien”. Este servicio pretende “precisamente evitar colas, así el cliente desde casa, desde el móvil puede hacer el pedido, luego se le asigna a la papelería en cuestión que le toque, bien por zona geográfica bien porque el cliente la prefiera, y la papelería gestiona el pedido”. Además, los clientes pueden optar por recoger el material en la tienda física o utilizar el servicio a domicilio, “es una facilidad añadida, además el pago se realiza al final o incluso por Bizum”.

La asociación que surgió con el objetivo de poner en valor la profesión del papelero y establecer lazos entre los comercios locales para competir con los grandes almacenes, puso en marcha esta iniciativa de venta online para salir adelante en estos tiempos difíciles. Sin embargo, los jerezanos prefieren acudir a la tienda para elegir personalmente entre los productos de primeras marcas. Según Luis Felipe, “hemos notado que hemos ganado mucho la batalla con las marcas baratas porque cada vez más la gente viene pidiendo el material de calidad, es decir, la marca Plastidecor, el lápiz Alpino o el bolígrafo Pilot”.

El defensor del comercio de barrio que en estos días está vendiendo “muchos blocs de toda la vida” destaca que “la afluencia en las papelerías no se está perdiendo porque tenemos un valor añadido tremendo”. El jerezano se refiere al trato personal con la clientela “una cosa que no tienen los grandes donde te cobras tu mismo y no sabes ni que cajera está hoy ni quien estará mañana”.

La cercanía, la relación cordial y la confianza con los clientes es lo que da vida a estos comercios de barrio. Por eso, hasta en plena pandemia, las familias se acercan a la papelería cumpliendo con todas las medidas de seguridad porque “en cuestión de atención no hay color”. Una máxima que también defiende a capa y espada la jerezana María Jesús Ruibal desde la papelería La Española, asociada a la organización.

En este pequeño local próximo a la Avenida de los Marianistas, María Jesús atiende con gusto cada mañana al público, algo que lleva haciendo desde hace 16 años y que ya acostumbraba desde el quiosco de prensa y revistas de la calle Arcos. Ella y su marido Diego, junto a otra empleada, Guadalupe, regentan esta papelería situada al lado del colegio concertado Hijas de San José. En este trabajo “conocer a la persona es primordial, yo me conozco el nombre de todos los niños de ese colegio, para las madres es super importante que sepas lo que le gusta a sus niños”, comenta María Jesús a la que le encanta hablar con la gente.

A base de “mucho trabajo, constancia y horas que le hemos echado”, el matrimonio se ha mantenido a flote, según explica, “por el trato a la clientela”. La dedicación de María Jesús rebosa nada más entrar en la papelería, un comercio en el que se palpa “la entrega que no tienen los supermercados, donde la persona no te conoce de nada y está despachando a uno más”.

María Jesús en el mostrador de la papelería La Española. FOTO: MANU GARCÍA

La jerezana, que siempre intenta mantener una sonrisa en el rostro y animar a la gente, tiene claro que “si ahora mismo viene alguien diciéndome que le falta una cartuchera yo me voy a medio día a buscarle la cartuchera, y le digo ven mañana que te la tengo”. No obstante, la crisis sanitaria ha sido un golpe duro para el negocio. “Nos ha afectado un montón, no hemos vendido nada en el mes y pico que hemos estado cerrados, además aquí no hay viviendas”.

Con la vuelta al cole, la dueña de La Española cuenta como, aunque se hagan algunos pedidos online, y ella lo reitere, sus clientes le contestan: “no, yo prefiero ir allí y que las niñas vean las cosas”, eso sí con las medidas de seguridad, “ahora mismo solo permitimos que solo entren dos personas”. La jerezana asegura que en estos tiempos “hay que estar muy activos porque si no las grandes superficies nos comen” y ha podido notar el ambiente de preocupación entre las familias que compran gomas, lápices, rotuladores o cuadernos para sus hijos de cara al inicio del curso.

A La Española y Asta Regia se suman otras cinco papelerías que componen esta asociación abierta a cualquier incorporación nueva. Entre ellas se distinguen El Retiro, Guadalcacín, Ramírez, Punto y aparte y Palos Blancos, que hace tres años optaron por “aunar esfuerzos, compartir inquietudes y dudas, resolver problemas y apoyarse unos entre otros”, explica Luis Felipe que comenta que “nuestra competencia no es otra papelería sino aquellos que venden papelería y no son papeleros”.

La sinergia entre los comercios de barrio se hace más necesaria que nunca para salir delante de esta pandemia. La asociación del sector papelero mira con positividad hacia el futuro y está convencida de que “el comercio local sabe adaptarse y no va a haber ni un cierre”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído