Las hermandades, sobre el IVA de los palcos: "Esto no es un negocio, pero afectará negativamente a la economía local"

Los consejos abrirán posteriormente un proceso para solicitar las devoluciones, pues están en contra del criterio que aplica ahora la administración. "La Iglesia está exenta", dicen

Montaje de palcos en Jerez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA
Montaje de palcos en Jerez, en una imagen reciente. FOTO: MANU GARCÍA

Era una 'amenaza' que llevaba ahí casi 30 años, y este 2020, por primera vez, Hacienda obligará a pagar el 21% del IVA de los palcos de Semana Santa. Si una ciudad pierde comba y no se adapta a los criterios de la Agencia Tributaria, podrá sufrir el 'tajo' de ese 21% de lo recaudado. Por eso, la Unión de Hermandades de Jerez se une a lo que ya han hecho otras y aumentará para esta próxima Semana Santa el precio de cada silla.

Lo hará, eso sí, con un condicionante, que explica el abogado de las hermandades de Jerez, José Cepero. En el papel que se le entregará a los usuarios, se explicará que ese 21% "se devolverá en el caso de que Hacienda, finalmente, nos dé la razón y no tengamos que pagar el IVA". El letrado jerezano explica que la batalla, dicen, podrían ganarla, basándose al menos en la legislación actual.

Hace 25 años, en Jerez se abrió un proceso de comprobación hacia la Diócesis de Jerez. En un caso sin precedentes hasta el momento, Hacienda reclamó el IVA de los palcos por los ejercicios del 96 al 99. Recurrida esa inspección, el Tribunal Económico-Administrativo, dependiente de la administración pública y no en sede de juzgados, dio en su caso la razón a las hermandades.

La cobertura jurídica de estas pasa, por un lado, por el Tratado con la Santa Sede que especifica que los entes de la Iglesia tienen una tributación especial, más beneficiosa. "La Iglesia está exenta, así lo dijo Hacienda en su día". Además, la Ley de Entidades sin Ánimo de Lucro señala que estas entidades serán tratadas como tal. Sin embargo, una resolución del Tribunal Económico Administartivo de Murcia, "donde la Semana Santa no tiene nada que ver con la nuestra, selaña Cepero, dijo específicamente que sí había que pagar el IVA por lo recaudado con las sillas.

En ese sentido, José Cepero indica que "es impepinable que si quieren cobrarlo, lo van a hacer, otra cuestión sería entrar en de dónde viene ese cambio de criterio y por qué". A juicio del abogado, "la Semana Santa no es una actividad económica como tal, viene del voluntariado y de la buena intención, es Iglesia, no un negocio. No se puede regular un sector que no es economía", pero, señala, "sí redunda en la economía local".

Según Cepero, "ya en su día las hermandades de Sevilla se plantaron diciendo que no salían. No sé lo que pasará si al final se impone el criterio de Hacienda". Así, preguntado sobre si este criterio, teniendo en cuenta la legislación que alega la parte de las hermandades, podría ser inconstitucional, responde que "sí, hablamos de los derechos constitucionales a la seguridad jurídica y de igualdad ante la Ley".

Las hermandades y consejos son, por Ley, Personas Jurídicas Públicas y Eclesiásticas, inscritas como tal en los registros, pero no sociedades limitadas, anónimas, etcétera. De ahí viene, en gran parte, la problemática. ¿Es un negocio la Semana Santa? "Nadie se lucra, pero sin los recursos necesarios, nuestra Semana Santa no sería la que es. Hablamos de la importancia que tiene para toda Andalucía, para el turismo".

Si bien este cobro del IVA a los usuarios será "prudencial", con el citado compromiso a su devolución llegado el momento si Hacienda otorga la razón a las hermandades, parece que no será a corto plazo. La Agencia Tributaria tendrá que pronunciarse una vez que las hermandades pidan la devolución de lo pagado por el IVA, y se abrirán procedimientos que se alargarán, teniendo en cuenta casos similares, años.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído