Faltan 93 monitores para niños con necesidades educativas especiales en la provincia de Cádiz

La Junta de Personal Docente No Universitario de Cádiz, formada por los sindicatos Ustea, CCOO, CSIF, ANPE, CGT, APIA y UGT, piden a la Junta que cubra 2.300 horas semanales para este curso

Una manifestación reciente para pedir más monitores en centros escolares de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
Una manifestación reciente para pedir más monitores en centros escolares de Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

La Junta de Personal Docente No Universitario de Cádiz, que está formada por los sindicatos docentes Ustea, CCOO, CSIF, ANPE, CGT, APIA y UGT, manifiesta su indignación por la falta de monitores de Necesidades Educativas Especiales (llamados PTIS) en la provincia de Cádiz. Según los cálculos que nos han sido facilitados desde la delegación territorial de Educación hacía falta cubrir para este curso 2.649 horas más semanales de este personal. Dado que desde que empezó el curso se ha ampliado la contratación 317 horas más, faltan por cubrir 2.332 horas semanales lo que corresponde a 93 PTIS trabajando las 25 horas semanales.

Este cifra de 93 PTIS más sale de dictámenes de escolarización de los equipos de orientación escolar que cubre el servicio de los distintos centros educativos. No es una cifra caprichosa y encierra una terrible verdad: la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía no atiende al alumnado que más lo necesita del modo en el que lo necesita. Y, en muchos casos, de ningún modo.

"Nos hemos encontrado casos de alumnado de infantil con autismo profundo y alergias graves (de las que pueden costar la vida) con un PTIS compartido con compañeros de otros cursos que ha empezado este curso 2019/20 con tres horas diarias de contrato", señala la Junta de Personal Docente No Universitario de Cádiz. Un centro de Sanlúcar, con cuatro niños que necesitan la asistencia de este PTIS, que está contratado sólo tres horas cada día.

La Junta de Personal Docente también conoce el caso de un colegio rural del término municipal de Conil en el que una niña de Educación Infantil que padece Síndrome de Patau (grave afección congénita que produce problemas físicos y cognitivos) no tiene asistencia alguna de ningún PTIS a pesar de su inestabilidad motórica y problemas de visión teniendo, además, que ir su madre a cambiarla cada vez que la pequeña no es capaz de retener esfínteres. Este colegio rural tiene a otro como referencia que dista cinco kilómetros y tiene un PTIS contratado a cuatro horas. A la familia de la niña con el Síndrome de Patau se le ofreció que la escolarizara donde había un PTIS, algo que no era viable para la familia. El resultado es que no tiene ayuda de ninguna clase por parte de la delegación de Cádiz.

La Junta de Personal Docente también critica la discriminación que sufre este alumnado derivado de la falta de PTIS. Es el caso de las excursiones escolares que, la mayor parte de las veces, no pueden ser disfrutadas por este alumnado con Necesidades Educativas Especiales que necesita la ayuda de PTIS puesto que los PTIS tienen otros alumnos/as en el centro a los que atender o la excursión sobrepasa su horario laboral.

Además, como representantes de los y las docentes, señalan el estrés y el aumento de trabajo que supone para el profesorado la falta de este personal PTIS en las aulas con alumnado con Necesidades Educativas Especiales. "Como docentes, queremos ocuparnos de todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas de la mejor manera posible. Queremos ofrecer toda la atención necesaria y no es posible hacerlo cuando la administración no cumple su obligación de dar a cada alumno o alumna según su necesidad", señalan.

Por todo ello, exigen a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, mediante su servicio de planificación, que cubra las 2.332 horas semanales de monitor de Necesidades Educativas Especiales que faltan por cubrir en la provincia de Cádiz y que se ocupe de este alumnado, que es el que más necesidades tiene, como este alumnado merece. "Entendemos que con un presupuesto de 6.331 millones de euros, la Consejería puede gastar el millón y medio de euros que sería suficiente para contratar a estos PTIS en nuestra provincia y hacerlo desde la bolsa de personal laboral con la que cuenta la Consejería de Educación y no con empresas subcontratadas con las que se precariza al trabajador mientras las empresas privadas ganan dinero con este asunto", apuntan.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído