El 'tijeterazo' de la Junta a las universidades puede "poner en peligro" el futuro de la UCA

El rector de la Universidad de Cádiz informa al alumnado de las medidas puestas en marcha por el Gobierno andaluz y de las consecuencias que puede tener en la institución educativa

Francisco Piniella, en su toma de posesión de su cargo como rector de la UCA, con el presidente Juan Manuel Moreno Bonilla al fondo, en julio de 2019.
Francisco Piniella, en su toma de posesión de su cargo como rector de la UCA, con el presidente Juan Manuel Moreno Bonilla al fondo, en julio de 2019.

El rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella, remite una carta la comunidad universitaria en la que le informa del recorte de 135 millones de euros ejecutado por la Junta de Andalucía en el presupuesto de las universidades andaluzas. El Gobierno andaluz, informa el rector a los alumnos, “ha decidido reestructurar el presupuesto para la cobertura de un Fondo de Emergencia Social y Económica con el uso de remanentes para autofinanciar nuestra estructura, por segundo año consecutivo, puede llevar a poner en peligro a corto plazo el sistema, en general, y la Universidad de Cádiz, en particular, y, con ello, el papel fundamental de nuestra universidad en el desarrollo social y económico de la provincia.

Para dotar al Fondo de Emergencia Social y Económica, con 700 millones de euros, “se detraerán 135 millones de euros del sistema público de universidades de Andalucía. Estos 135 millones de financiación básica deberán ser asumidos por las universidades, con cargo a sus remanentes no afectados, para financiar su estructura, es decir sus gastos corrientes, igual que ocurrió en el ejercicio 2019”, informa Piniella.

"El 20% del Fondo de Emergencia Social y Económica proviene de los ahorros de las universidades públicas, a pesar de que, en los Presupuestos de la Junta, el presupuesto de las universidades supone un 3,5%. Adicionalmente, el consejero nos ha informado que la Junta va a saldar la deuda que tiene con las universidades desde el año 2015, que asciende a 126 millones de euros, en concepto de financiación básica. Su efectivo cobro nos lleva a tener mayor liquidez en nuestras cuentas, pero ya está contabilizado desde 2016 en el conjunto de remanentes”, señala la misiva.

“La Junta se compromete a saldar la deuda, siempre que destinemos un importe igual de remanentes no afectados a inversiones, en beneficio de la necesaria reactivación económica, ya que la crisis sanitaria nos va a llevar también a una crisis económica sin precedentes. Por tanto, debemos destinar un importe indeterminado todavía de remanentes para financiar nuestra estructura al objeto de compensar la insuficiencia de financiación por la reducción del presupuesto de las universidades en 135 millones”, explica el rector de la UCA. “Esto puede llevarnos al límite de los remanentes de tesorería no afectados de los que dispone, a la fecha, la universidad”.

Piniella agrega que, “aún entendiendo la gravedad de esta crisis y la necesaria solidaridad que debemos mostrar hacia la sociedad, en general y hacia los que están sufriendo física y económicamente las consecuencias de la misma, como universidad consideramos muy negativo que la reestructuración presupuestaria autonómica para hacer frente a esta crisis, recaiga de un modo tan desproporcionado sobre el Sistema Universitario Público Andaluz”.

IU dice que "las universidades públicas importan poco a la Junta"

El área provincial de Educación de IU Cádiz lamenta el tremendo impacto que tendrá sobre la Universidad de Cádiz el recorte de 135 millones de euros previsto por la Junta de Andalucía para el conjunto de universidades durante la presente anualidad, una decisión comunicada a los rectores y rectoras de las universidades públicas de Andalucía por el consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco.

El responsable provincial de Educación de IU Cádiz, Ángel Fernández, afirma que “este tijeretazo del Gobierno PP-Cs implica una reducción del 10% con respecto al presupuesto inicial aprobado para 2020, afectando de lleno a los gastos corrientes de las universidades (personal, funcionamiento ordinario o actuaciones estratégicas)”. Por tanto, el recorte propuesto, según advierte, “viene a agravar la ya delicada situación de los campus universitarios andaluces, y en especial de la Universidad de Cádiz, que ya había visto seriamente afectado su presupuesto para las anualidades de 2019 y 2020”. “Como consecuencia –advierte, el gobierno andaluz de PP, Cs y Vox aboca al profesorado de la Universidad de Cádiz a una mayor precariedad en sus condiciones laborales y a un previsible incremento inasumible de la ratio en las aulas de esta institución”.

El responsable provincial critica que “además, el consejero pretende que estos recortes sean asumidos por la propia Universidad de Cádiz, con cargo a sus remanentes no afectados, es decir, con los ahorros que se han ido realizando a lo largo del tiempo, debido, por un lado, a la gestión eficiente y, por otro, al abono de parte de la deuda de la Junta con las universidades realizado durante anteriores legislaturas y que tanto reclamaron los tres partidos que sustentan al actual Gobierno andaluz”.

Fernández entiende que “estos remanentes debieran destinarse a la implementación de proyectos de mejora de la educación superior y no a sufragar gastos de funcionamiento ordinario de la institución” y añade que “el uso de estos remanentes como medio para autofinanciar al sistema universitario andaluz podría llevar, en un corto período de tiempo, al colapso del mismo, dejando a la Universidad de Cádiz sin medios para afrontar situaciones sobrevenidas”. Asimismo, afirma que esta medida también contribuiría a acentuar las desigualdades existentes entre los distintos campus universitarios, al poner en serio peligro la ejecución de varios proyectos en las sedes de Cádiz, Puerto Real, Jerez y Algeciras.

Para el área provincial de Educación de IU Cádiz “este tijeretazo demuestra claramente que las universidades públicas andaluzas importan poco o prácticamente nada a la Junta de Andalucía, considerándolas poco menos que prescindibles” y apunta que así lo demuestra el hecho de que el presupuesto del sistema universitario público andaluz represente aproximadamente el 3,5% del presupuesto anual de la Junta, al mismo tiempo que se pretende que sufrague el 20% del Fondo de Emergencia Social y Económica. “Desde el Área de Educación de Izquierda Unida Cádiz comprendemos y compartimos la gravedad de la situación de crisis sanitaria y económica actual, pero no podemos asumir bajo ningún concepto que los recortes recaigan de forma tan sumamente desproporcionada sobre el sistema universitario público andaluz”, insiste el responsable provincial.

Critica Fernández que “con estas medidas, el Gobierno de la Junta de Andalucía insiste en perpetuar su modelo de desarrollo económico basado exclusivamente en el turismo y el ladrillo, condenando a Cádiz a convertirse en una gran terraza de verano. Frente a este modelo fallido, Izquierda Unida apuesta por fortalecer el papel fundamental que la Universidad de Cádiz debe desempeñar en la reconstrucción, reactivación y desarrollo económico y social de nuestra provincia a través de la I+D+i como motor dinamizador”.

Recalca finalmente, el “marcado contraste existente entre las políticas en materia de educación superior del Gobierno de las derechas en Andalucía y las aprobadas e implementadas por el Gobierno de coalición. Así, mientras el primero pretende desmantelar progresivamente el sistema público universitario a través de un recorte de 135 millones de euros, el Gobierno central ha incrementado en 179 millones de euros las partidas destinadas a becas que garanticen el acceso de todos los estudiantes a la universidad en condiciones de equidad”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído