El sueño de Abdelatif está a 15 días de distancia: busca trabajo en el campo para obtener la residencia

Un joven marroquí de 20 años, acogido por la Asociación de Familias Solidarias para el Desarrollo, demanda empleo en campañas agrícolas tras trabajar en la recogida de frutos rojos en Huelva

Abdelatif Bouabdelly, en la vivienda de acogida de Afasode, en una imagen cedida.
Abdelatif Bouabdelly, en la vivienda de acogida de Afasode, en una imagen cedida.

“Necesitamos un contrato en campañas agrarias de al menos 15 días para un joven”. La llamada desesperada la realiza Afasode, la Asociación de Familias Solidarias para el Desarrollo, que durante el estado de alarma ha gestionado cerca de un centenar de contratos para jóvenes migrantes que han recogido cosechas, sobre todo, en la provincia de Huelva. Abdelatif ha sido uno de ellos. Durante mes y medio ha estado dedicado a la recolección de fresa y arándonos en una finca onubense, pero solo durante mes y medio. Su objetivo es sumar más días de trabajo para poder obtener su permiso de residencia.

Abdelatif Bouabdelly nació en Marruecos, tiene 20 años y lleva tres en España, donde llegó cuando aun era menor de edad. Su primer contacto con suelo español fue en Barbate, donde tomó tierra la patera que lo transportó. A él y a otros cuantos extranjeros que se montaron en ella en busca de una vida mejor. De ahí fue trasladado a un centro de menores de Villamartín. Al cumplir la mayoría de edad tuvo que salir, al dejar de estar tutelado por la Junta de Andalucía. Unos amigos le recomendaron que fuera a Almería, donde llegó a vivir en la calle. “No tenía trabajo, estaba la cosa muy mala”, dice. “Nadie me podía ayudar, no conocía a nadie”.

Un amigo de Abdelatif le dio el contacto de Juan Molina, presidente de Afasode, asociación que lleva un año y medio ayudándolo a formarse y poder encontrar un trabajo. “Estoy en una casa —de acogida, junto a otros jóvenes— y muy contento. Busco mejorar mi futuro. Me gustaría trabajar de lo que sea”, expresa al otro lado del teléfono. Pero primero quiere estudiar. Sacarse, al menos, el título de la ESO para tener más oportunidades. Molina cuenta que durante el curso pasado estuvo de oyente en clases y que la intención era matricularlo el curso próximo. “Le gustaría hacer un taller de mecánica”, cuenta Molina, “pero estamos buscándole alguno con compromiso de contratación”.

Juan Molina, de Afasode, con Abdelatif Bouabdelly.

Desde mediados de mayo hasta finales de junio, Abdelatif ha vivido en una casa, junto a otros jóvenes migrantes, cerca de la finca en la que trabajaron durante la campaña de los frutos rojos en Huelva. “Estamos luchando por nuestra vida”, dice. “Me han faltado 15 días para cumplir dos meses. Quiero una oportunidad para poder renovar los papeles”, señala el joven. El Real Decreto-ley 19/2020, de 26 de mayo, establece una prórroga hasta el 30 de septiembre de las medidas adoptadas para garantizar la mano de obra en el campo —que entraron en vigor el 30 de abril—, por lo que Abdelatif tiene hasta esa fecha para encontrar un empleo que le permita renovar su permiso de residencia.

“La ley no concreta cuanto tiempo es el requisito mínimo pero entendemos que necesitamos mayor tiempo de alta, cuanto más mejor”, apunta Juan Molina, de Afasode, quien destaca que “durante la temporada agrícola, en la fase más dura de la pandemia, estos chicos han estado al pie del cañón”, por lo que cree de justicia que “se premie su compromiso con la sociedad española”, ya que han desarrollado “una labor social muy importante”. Abdelatif, mientras tanto, “no pierde el tiempo”, cuenta Molina, ya que está inscrito en un curso de formación en hostelería y, durante el confinamiento, ha estado estudiando español, haciendo cursos de nuevas tecnologías, de manipulador de alimentos, prevención de plagas o para saber desenvolverse en entrevistas de trabajo. Todo online.

“Vinimos aquí para mejorar nuestro futuro y ayudar a nuestras familias”, señala Abdelatif Bouabdelly, un joven que salió con “miedo” de su país —“hay cosas muy malas allí”— y que busca una oportunidad en España. “Hago un llamamiento público a empresarios agrícolas para que le den un contrato, al menos de 15 días, ahora que está en condiciones legales para hacerlo”, expresa Juan Molina. “Han demostrado su valía y se han esforzado —muchos han trabajado durante el Ramadán, un mes en el que no comen ni beben durante el día—, han aportado su trabajo a pesar del riesgo que corrían”. “Esperamos abrirle —remata— una ventana a su futuro, ya que se va a poder integrar en nuestra sociedad de forma normalizada. Sería una pena que perdiera esta oportunidad”.

Para contactar con Abdelatif Bouabdelly se puede llamar al teléfono 661 308 866 (Juan Molina)

Sobre el autor:

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído