El sueño cumplido de Paco Gandón: "¿Será algún día Rey Mago un venenciador?"

El venenciador jerezano Paco Gandón, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.
El venenciador jerezano Paco Gandón, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA.

"¿Será algún día Rey Mago un venenciador? Me lo he preguntado muchas veces" confiesa el venenciador Paco Gandón (Jerez, 1955) y el representante de Melchor en la próxima cabalgata de los Reyes Magos de 2019 en Jerez. "Siempre he tenido la suerte de que la presentación de los Reyes Magos se ha hecho aquí, en González Byass —su casa durante más de 40 años—. Y si te pones mirando al escenario, en el lado izquierdo, siempre ha estado Paco Gandón venenciando", explica a lavozdelsur.es, al tiempo en que sonríe: "Así que siempre me he hecho la pregunta... Y me ha llegado este año".

Para Gandón, que las Navidades son sinónimo de tristeza, por las pérdidas: "Hace 20 días que se me ha ido mi suegra, y mi padre lleva muerto más de 40 años, y se recuerda". Este año la cabalgata de los Reyes Magos, y toda la odisea previa para que en la mañana del 6 de enero de 2019 ningún niño del municipio se quede sin regalos, le ha llenado de felicidad, sentimiento y mucha satisfacción. "He tenido la suerte que me han nombrado Rey Mago en el mejor momento de mi vida, y con los mejores compañeros que me han designado", destaca el venenciador jerezano con mirada nostálgica.

Él, que entró a trabajar en las bodegas jerezanas con tan solo 18 años, ha tocado todos los palos del vino. "Estuve primero en los economatos de las bodegas. Entré en textil. Luego pasé a bodegas, que recogían los tapones usados, se lavaban y se volvían a utilizar. De ahí pasé a carga y descarga de camiones. Antes era todo a mano, al día cargábamos 30 ó 40 camiones, con unas 1.200 cajas. Luego a embotellado de Tío Pepe, y más tarde en bodegas". Allí trabajó codo con codo junto a su padre, que murió "muy joven" a los 42 años de edad. "Y aquí había un capataz, Don Miguel Flores —siempre me acordaré de él—, que era muy amigo de mi padre. Él fue quien me dijo que me pasara a bodegas. Y aunque yo en embotellado estaba de maravilla, era eventual y pasé a bodegas. Así, hasta hoy", narra.

Paco Gandón posando en la sala de los apóstoles de González Byass. FOTO: MANU GARCÍA.

"Y una vez en bodegas, yo veía alli a los venenciadores, que entonces había 15 ó más —y a día de hoy estoy yo solo—. Los veía allí, que se iban a Alemania, a Turquía, Rusia... Y ese gusanillo me empezó a crecer, y claro, en la bodega, a ciertas horas, los viejecitos te decían: Niño, niño, una copita. Yo cogía mi venencia y lo echaba poquito a poco. Hasta que claro, un día todos los venenciadores estaban de viaje, y mi amigo, Domingo Alba —que ya falleció— me llama y me dice que le tengo que remplazar en Barcelona. Que yo no sé venenciar, que no, que no..., decía yo. Pero esa fue mi inauguración, en Barcelona", relata Gandón. "Todo lo que soy, entre otras cosas, se lo debo a mi amigo Domingo Alba", manifiesta.

Desde el minuto uno en que la alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, le llama para comunicarle que será uno de los representantes de los Reyes Magos en Jerez, Paco Gandón no dudó en dedicárselo a su profesión y a la venencia, que para él "lo es todo". "Mi profesión ha sido la número uno, la que ha empezado a llevar a Jerez por el mundo entero, y aquí en Jerez, por desgracia, nunca se le ha considerado. Yo lo estoy viviendo como si lo estuvieran viviendo todos mis compañeros", señala.

Para el venenciador jerezano, criado en El Chicle, en la actualidad pueden quedar unos siete venenciadores en las bodegas del municipio. "Y es una pena", dice, ya que para él el papel del venenciador es fundamental en el mundo del vino. No obstante, resalta que ahora está en auge gracias a la importancia que le están dando los chefs nacionales e internacionales. "Estamos renaciendo".

Paco Gandón durante la entrevista concedida a lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

En cuanto al papel que ahora le toca interpretar en estas Navidades, dice que cree que va "a llorar bastante, soy una persona con mucho sentimiento". "¿Sabes lo bonito que es que, personas que tienen tantos problemas en la vida, tengan 100 regalos para nosotros? Personas que se tienen que preocupar por su enfermedad, que se preocupen por los Reyes Magos... Se te caen dos lagrimones", comparte Gandón, al tiempo en que asegura que, "cuando termine mi reinado, pienso ayudar en cualquier ONG que me necesite. Tú sabes la necesidad que hay en tu pueblo, pero ahora lo he visto. En Jerez, una ciudad con más de 200.000 personas, que haya más de 1.000 niños sin juguetes... Eso te duele para reventar".

En la carroza del representante de Melchor le acompañará su familia —"y me faltan algunos, me tienen que perdonar"— y también Genaro Benítez, "un amigo mío que es lo mejor que me ha podido pasar en la vida y el mejor venenciador del mundo entero, que va en representación de los demás también". Por último, Gandón le pide a los Reyes Magos "que traigan mucha salud a Jerez, y a España en concreto, salud, mucho amor, que nos queramos mucho, que nos dejemos de odio. Lo pasado es pasado, y a vivir el presente. Y trabajo, y con todo lo que he pedido antes, creo que seríamos muy felices".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído