Convocada una protesta contra el intento de una patronal de la ayuda a domicilio de "amedrentar" a sus trabajadoras

CGT critica que Asade denuncie al sindicato por la huelga celebrada en noviembre, cuestionando su legalidad

Manifestación convocada por CGT contra la explotación en la ayuda a domicilio.
Manifestación convocada por CGT contra la explotación en la ayuda a domicilio.

El sindicato CGT convoca una concentración para el próximo 18 de febrero, a las 9:00 horas, ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla, cuando tiene previsto celebrarse un juicio tras la denuncia de Asade, una de las patronales privadas del sector de la ayuda a domicilio, que planteó una demanda de ilegalidad de la huelga convocada por el sindicato en noviembre.

Empresas como Clece, OHL Servicios o Sacyr Social, entre otras, forman parte de Asade, que según el sindicato cuestiona el derecho fundamental a la huelga en la ayuda a domicilio. "Es la única patronal que cuestiona la legalidad de la huelga, ninguna otra de las afectadas por la convocatoria en el servicio, ni privada ni pública, han puesto en cuestión el derecho a huelga de las auxiliares de ayuda a domicilio", reseñan desde CGT.

"Con argumentos tan peregrinos como que se trataba de una huelga política, Asade ha puesto en marcha la maquinaria de la Justicia, que ha citado a CGT Andalucía y al comité de huelga el próximo día 18 de febrero a las 10:00 horas ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla. Desde las 9:00 horas, CGT ha convocado concentración a las puertas del organismo judicial para recibir como se merece a esa patronal irrespetuosa con los derechos básicos de las trabajadoras y trabajadores", apunta el sindicato en un comunicado.

En Andalucía, Clece es la empresa con mayor número de concesiones por parte de los ayuntamientos y diputaciones andaluzas para explotar el servicio de ayuda a domicilio de pueblos y ciudades, obteniendo millonarios beneficios que basa directamente en precarizar el empleo en el servicio, la mayoría mujeres, abusar de los contratos fraudulentos como por ejemplo ha determinado la inspección de Trabajo de Almería tras denuncias de CGT y establecer condiciones laborales propias de épocas pasadas, despedir embarazadas, etc.

Desde CGT consideran que el miedo a que se sigan conociendo las condiciones laborales tercermundistas del servicio a domicilio y a su apuesta por que este servicio se preste directamente desde lo público sin empresas privadas que se lucren con la dependencia en Andalucía, son los motivos políticos que esgrimen en su demanda. CGT asegura que "los políticos, tras la presión del colectivo, empiezan a tomar conciencia de la situación de pseudoesclavitud que se vive en ayuda a domicilio, comenzando a hablar en algunos ámbitos de recuperar estos servicios para que se presten directamente desde los Ayuntamientos, eliminando empresas buitre interpuestas y que el 25% del presupuesto que se llevan pueda repercutir directamente sobre quienes realizan el trabajo de atención a nuestros mayores y dependientes".

Asade y Clece, aseguran desde el sindicato, intentan amedrentar a CGT y a un colectivo de más de 22.000 personas en Andalucía al que quiere mantener "en silencio, sumisas y privatizadas, no en vano son muchos millones de euros los que se juegan si el servicio se municipaliza". La sección sindical autonómica de CGT señala que no se va a dejar amedrentar por "quienes solo ven en las personas del servicio de ayuda a domicilio a máquinas de generarles dinero y no a trabajadoras/es con derechos, dignidad y cualificación profesional".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído