Una protesta frente a la planta de Abelló Linde en Jerez en contra los despidos. FOTO: LAVOZDELSUR.ES.
Una protesta frente a la planta de Abelló Linde en Jerez en contra los despidos. FOTO: LAVOZDELSUR.ES.

La planta de Jerez es una de las más afectadas por el plan de reestructuración que pretende llevar a cabo la empresa Abelló Linde. A nivel nacional, 70 trabajadores serán despedidos, de los cuales más de 20 son de la plantilla jerezana en el centro ubicado en la Ciudad del Transporte (Guadalcacín, Jerez), inaugurado en 2010. "La decisión todavía no es definitiva", indica José María Soto, sindicalista de CCOO, a lavozdelsur.es. No obstante, Diego Escalona, envasador de la empresa y delegado sindical de CCOO, asegura que en Jerez hay ya 15 despidos asegurados del personal de servicio al cliente.

"Nos vienen amenazando desde hace un año y medio", destaca uno de los envasadores de la empresa pionera en obtención y el suministro de gases industriales en España. "Abelló Linde se va a fusionar con otra empresa —Praxair— a finales de enero para crear una empresa más fuerte. Esto es cuestión de accionariado. Han llegado a un acuerdo y las comunidades internacionales han dado su visto bueno", explica el delegado sindical de CCOO en la planta jerezana. De ahí, que el futuro de los trabajadores todavía no esté dibujado. "No se sabe lo que puede pasar", manifiesta el portavoz de los trabajadores de la planta de Jerez, ante la incertidumbre laboral que sufren.

https://twitter.com/pacomende/status/1082604692067311616

Además del plan de reestructuración que afectará a todas las plantas de Abelló Linde en España (Valencia, Barcelona, Huesca, Madrid, Salamanca y Cádiz), la empresa pretende externalizar parte del trabajo que se realiza en España en el departamento comercial y del servicio al cliente, a Portugal.

"En principio la planta de producción, envasado y logistica, no se tocaría. En principio", afrima Escalona. ¿A qué se debe esta decisión, una directriz que se toma desde Holanda? "Se debe a la búsqueda de un aumento de beneficios", responde Soto, a lo que su compañero sindicalista especifica: "Los números que la empresa quería para el 2018 se han superado con creces, pero quieren más. Este años hemos conseguido un beneficio del 22%. Pero la empresa dice que necesita en torno al 30%, y para ello se basan en la reduccion de plantilla".

"La empresa tiene benficios, pero quieren seguir teniendo más, entonces despiden al personal y, como tienen que asumir los costes, abaratan la mano de obra llevándosela a Portugal", comparte el envasador de la planta jerezana, donde se prevé que, de los 55 empleados que hay a día de hoy, despidan a unos 23, es decir, casi la mitad de la plantilla se iría a la calle. Es por ello que han convocado jornadas de huelga a nivel estatal para los próximos 11, 15 y 18 de enero para exigir la retirada de un plan de reestructuración que afectará a más de 70 empleados.

La empresa le dio la noticia a los trabajadores en el mes de diciembre de 2018, antes del inicio de las Navidades. "Imagínate cómo ha sentado...", dice Diego Escalona. "Hay personas afectadas desde 30 hasta más de 50 años. Personas que han pasado las peores Navidades", añade. Una situación laboral que los más veteranos temen: "Yo, por ejemplo, ¿qué perspectiva de trabajo puedo tener con 50 años aquí en la provincia de Cádiz?", se pregunta el sindicalista. Un escenario que los empresarios europeos prefieren ignorar: "A ellos les da igual. Este departamento me sobra, lo cojo y me lo llevo a Portugal".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído