Cádiz alberga la manifestación más numerosa de Andalucía por el Día del Trabajo con el trasfondo de Airbus

En Madrid ha acudido la ministra Yolanda Díaz, la primera titular de la cartera de Empleo que acude a las manifestaciones convocadas por los sindicatos

La plaza de San Juan de Dios en Cádiz, esta mañana.
La plaza de San Juan de Dios en Cádiz, esta mañana.

 

Las movilizaciones promovidas por CCOO y UGT en las capitales de provincia de Andalucía con motivo del Día Internacional del Trabajo han contado con una caravana de cien coches en Almería, 8.000 personas en Cádiz, 2.000 personas en Córdoba, 5.000 en Granada, cien en Huelva, 700 en Jaén, 5.000 en Málaga y 6.000 personas en Sevilla.

En concreto, Cádiz, que afronta actualmente el cierre de la planta del consorcio aeronáutico europeo Airbus de Puerto Real, acogido el acto central de los sindicatos mayoritarios con una manifestación desde los Jardines de Varela de Cádiz hasta la Plaza de San Juan de Dios, encabezada por la secretaria general de CCOO-A, Nuria López; y su homóloga de UGT-A, Carmen Castilla.

En esta movilización que ha contado con la asistencia de unas 8.000 personas, según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, las máximas responsables regionales de tales sindicatos han reclamado al Gobierno central del PSOE y Unidas Podemos que cumpla sus compromisos de derogar las dos últimas reformas laborales, promovidas por el PSOE y el PP en el contexto de la anterior crisis y en especial la de 2012 de los populares; derogar la reforma de las pensiones de 2013 y subir de nuevo el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Ello, después de que la última encuesta de población activa (EPA) arrojase respecto a Andalucía una tasa de desempleo del 22,54 por ciento y 887.900 personas en paro, por lo que reclaman un nuevo modelo productivo que apueste por la industria como sinónimo de empleo "estable y de calidad.

Además, han criticado las pretensiones de Airbus de cerrar su planta de Puerto Real, cuya plantilla está protagonizando fuertes movilizaciones; el expediente de regulación de empleo (ERE) promovido por Caixabank para deshacerse de 7.791 empleados en toda España tras aglutinar a Bankia, el despido colectivo también propuesto por BBVA respecto a 3.340 empleados o el cierre de tiendas promovido por el grupo textil Inditex con los consecuentes efectos en el empleo.

Y es que todos estos despidos son planteados cuando algunas de estas grandes empresas "incluso reparten dividendos", por ejemplo en el caso de los bancos, con más de mil millones de euros de beneficio en 2020 en ambos casos.

En Almería, estas movilizaciones conjuntas de CCOO y UGT se han traducido en una caravana por las calles de la capital de la provincia con más de cien coches, mientras en la manifestación de Córdoba han participado más de 2.000 personas; señalando allí el secretario general de UGT Córdoba, Vicente Palomares, la necesidad de "una mayor protección social y laboral" y cumplir las promesas de derogar las reformas laborales y elevar de nuevo el SMI.

En Granada las movilizaciones de CCOO y UGT habrían reunido a unas 5.000 personas, mientras en Huelva la plaza de las Monjas ha acogido una concentración de cien delegados entre ambos sindicatos. La secretaria general de CCOO en Huelva, Julia Perea, ha pedido en este acto al Gobierno central "un reconocimiento efectivo para los trabajadores esenciales mediante una subida de salario, estabilización del empleo y el refuerzo de los servicios públicos"; así como "transformar el modelo productivo de Huelva, basado en el sector primario, y realizar inversiones en industria sostenible, digitalización e infraestructuras".

Sebastián Donaire, secretario general de UGT Huelva, ha reclamado de su lado "visualizar la situación de Huelva, la provincia más afectada por el paro, la precariedad, la siniestralidad y la desigualdad", pidiendo soluciones a los poderes.

En Jaén las protestas han contado con unas 700 personas y en Málaga, las movilizaciones de CCOO y UGT han sacado a las calles a unas 5.000 personas, en demanda de que esta provincia deje de ser "la Málaga del pelotazo, del low cost, de los trabajos baratos, temporales y precarios, para pasar a ser una Málaga con condiciones laborales decentes y empleo de calidad", según han aseverado.

Finalmente, en Sevilla ha sido celebrada una manifestación por las calles del centro con la asistencia de unas 6.000 personas, llamando los líderes provinciales de CCOO y UGT, Carlos Aristu y Juan Bautista Ginés, respectivamente, a luchar contra el "incremento de la brecha de desigualdad, de clase, de género, territorial y generacional" que afronta la sociedad en esta nueva crisis. Así, han reclamado "la subida de salarios, la recuperación de derechos perdidos, la estabilidad en el empleo y el refuerzo de los servicios públicos".

La manifestación en Madríd, con miembros del Gobierno

Bajo el lema "Ahora toca cumplir. Un país en deuda con sus trabajadores", CCOO y UGT han celebrado otro atípico el 1 de Mayo, Día del Trabajador, marcado por la pandemia con limitaciones de aforo y señalado por las elecciones madrileñas, que se celebran el 4 de mayo. De hecho han participado los candidatos de izquierda a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, Mónica García y Pablo Iglesias, y seis ministros del Gobierno, incluyendo por primera vez a la ministra de Trabajo.

La manifestación en Madrid ha alcanzado la Puerta del Sol a las 13.00 horas con clamores de los asistentes a la manifestación de "sí se puede" y también pidiendo sacar "a los fascistas de las instituciones". A la llegada a Sol, centenares de personas han gritado "Yolanda presidenta" a la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

E0TckZ WEAQLOki
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la manifestación.

El recorrido de este año, el más rápido de los que se recuerdan por la limitación del aforo a 1.000 personas, ha contado con la presencia de dos vicepresidentas del Gobierno y cuatro ministros.

En concreto, han estado presentes, además de Díaz, la vicepresidenta primera y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo; el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos; el ministro de Cultura y Deporte, José Manuel Rodríguez Uribes; la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, y la ministra de Igualdad, Irene Montero. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que estaba previsto que acudiera, finalmente no ha asistido.

En la marcha, también han asistido los candidatos de izquierda a la presidencia de la Comunidad de Madrid y cientos de personas han gritado "sí se puede" o "Pablo no estás solo" al paso del exvicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias.

Además de la de CCOO y UGT, la Delegación del Gobierno en Madrid ha autorizado ocho manifestaciones y concentraciones en la capital para celebrar mañana sábado el 1 de Mayo, que han reunido a un total de 4.175 personas. En toda España, según los sindicatos, se han manifestado más de 100.000 personas.

Durante la lectura del manifiesto, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, y el de UGT, Pepe Álvarez, han pedido que no vaya "ni un voto trabajador a quien odia y no quiere a la clase trabajadora". "Opciones tenéis en las distintas izquierdas, en los distintos partidos. No seré yo quien diga a quién tenéis que votar, pero, compañeros, ni un voto trabajador a la extrema derecha, ya no diré al fascismo", ha resaltado Sordo, que ha señalado que "hay mucho en juego" en Madrid.

Por su parte, Álvarez ha dejado claro que "el Primero de Mayo es una fiesta internacional de los trabajadores y no un invento para que cuatro fascistas se reúnan". "Uno tiene la sensación de que se piensa que somos tontos, pero ¿cómo se pueden mejorar los servicios públicos si se bajan los impuestos?", ha cuestionado."Os quiero pedir movilización, que ningún trabajador se quede en casa, que se llenen las urnas de los barrios populares de Madrid y que le digan alto y claro a la derecha que no nos vendan duros a cuatro pesetas", según Álvarez. Ambos sindicatos han señalado que hoy se han recuperado las calles para la clase trabajadora y han dejado claro que "toca cumplir con los trabajadores y saldar las cuentas con la gente que sacó el país adelante".

Por ello, han incidido en que toca subir el salario mínimo interprofesional (SMI), derogar la reforma de pensiones para garantizar la sostenibilidad y suficiencia de las pensiones. Sordo, además, cree que el Gobierno debe ser "valiente con las reformas".

"No es de recibo que en España la gente joven tenga que dedicar casi 3 de cada 4 semanas que trabaja para pagar un piso, una hipoteca o un alquiler. No puede ser, hay que regular los precios de las viviendas en España y no vale solo con sacar muchas más viviendas", ha añadido. Desde su punto de vista, "lo que se disputa es cómo se cose la sociedad, si mediante un modelo social o mediante el egoísmo". Álvarez ha trasladado a los ministros que "queda mucho por hacer" y ha apuntado que "siente vergüenza por vivir en un país que mantiene las colas del hambre, donde mucha gente ha perdido la vivienda y donde unos pocos tienen mucho y unos muchos no tienen nada".

Los fondos de reconstrucción

Asimismo, el líder de UGT ha hecho hincapié en que los fondos europeos no están condicionados a que los ciudadanos pierdan derechos, sino que lo están a que el país sea "más productivo, verde y a que tenga servicios públicos que cubran todas las necesidades de los ciudadanos". "No ha habido seguramente un momento en la historia de nuestro país tan importante como este. Que se apliquen. Hay que consensuar, abordar, hay que seguir trabajando en la hoja de ruta del Gobierno y tiene que servir para sacar a este país de la situación en la que se encuentra", ha incidido.

La agenda social pasa por una reforma ambiciosa en materia de contratación, por medidas de flexibilidad interna negociadas que evite que las empresas utilicen el despido como el único recurso, por mejorar las prestaciones por desempleo, por renovar las políticas activas de empleo, por aprobar una ley de igualdad salarial o por promover un plan de choque contra la siniestralidad laboral.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído