Los bomberos forestales de Andalucía están expuestos a once agentes químicos peligrosos, siete de ellos cancerígenos

CCOO consigue que la Inspección de Trabajo obligue a a Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta a adoptar medidas preventivas

Bomberos forestales de Andalucía, durante un incendio.
Bomberos forestales de Andalucía, durante un incendio.

CCOO ha conseguido que la Inspección de Trabajo obligue a la Agencia de Medio Ambiente y Agua (Amaya) de la Junta de Andalucía a adoptar medidas preventivas tras constatar la exposición de los bomberos forestales a 11 agentes químicos peligrosos, 7 de los cuales (benceno, hollín, formaldehído y 4 hidrocarburos aromáticos policíclicos) están clasificados como cancerígenos durante su trabajo en las tareas de extinción, remate y liquidación en los incendios forestales.

La decisión llega tras una denuncia presentada por el sindicato ante la Inspección de Trabajo tras la falta de respuesta de Amaya a las reivindicaciones de CCOO para llevar a cabo un estudio que constatase la presencia de esos agentes químicos. “La reunión convocada por la Inspección de Trabajo en la que se ha abordado esta cuestión probablemente marque un antes y un después en el reconocimiento del trabajo del bombero forestal y del riesgo que realmente entraña esta profesión”, ha explicado el sindicato.

CCOO ha recordado en ese sentido que el tema tratado en la reunión “parte de una lucha que desde nuestro sindicato llevábamos años defendiendo en los Comités de Seguridad y Salud, y que en vistas de la poca importancia que para la Agencia parecía tener, nos vimos obligados a denunciar ante la Inspección de Trabajo”.

Según apunta el sindicato, tras la denuncia, la agencia se vio obligada a realizar un estudio, llevado a cabo por el Centro de Prevención de Riesgos Laborales de Andalucía durante una quema prescrita en Córdoba en el mes de marzo que constató la presencia de estos agentes cancerígenos. Tras confirmar la agencia lo que el sindicato defendía, la Inspección ha dejado claro la necesidad de revisar la Evaluación de Riesgos del Bombero Forestal y la implantación de medidas para minimizar la exposición a dichos riesgos; entre ellas, incluir los protocolos previstos para estos agentes químicos y cancerígenos en los reconocimientos médicos periódicos, revisar los procedimientos de trabajo para minimizar la exposición de los trabajadores a los agentes contaminantes, formar e informar a los trabajadores del riesgo al que están expuesto y como minimizarlo, o acometer la limpieza y descontaminación de la ropa de trabajo, de los quipos de protección individual y de los equipos de trabajo después de las intervenciones.

Asimismo, la Inspección de Trabajo ha instado a todas las partes a formar un grupo de trabajo en el que de debatir y acordar cómo podemos aplicar toda la normativa de aplicación tras constatarse la existencia del riesgo de exposición a agentes químicos y cancerígenos. El sindicato ha instado a la Agencia a no dilatar la creación de dicho grupo de trabajo “para poder empezar a implantar las primeras medidas preventivas durante la actual campaña de incendios, sin renunciar a profundizar en la protección de los bomberos forestales en los próximos meses a medidas que avancen las labores de dicho grupo”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído