Aquí acaban las mascarillas y guantes que nos ayudaron a frenar al coronavirus

El fondo del mar ya empieza a mostrar guantes y mascarillas por culpa del incivismo y la mala gestión de los residuos sanitarios

Un miembro de la ONG francesa en la jornada de limpieza.
Un miembro de la ONG francesa en la jornada de limpieza.
Las autoridades tienen ahora ante sí una batalla para la eliminación segura de los materiales que nos han ayudado a combatir y frenar la pandemia global de coronavirus, especialmente guantes y mascarillas. Si algunos ayuntamientos han comenzado a tomarse en serio las multas coercitivas para impedir que las ciudades acaben regadas de estos materiales desechables de protección y seguridad, el fondo de los mares ya empieza a recibir, desgraciadamente, muchos de estos nuevos elementos contaminantes. Miembros de la organización no gubernamental francesa de protección marina Opération Mar Prope (Operación Mar Limpia) han llevado a cabo recientemente una actuación de limpieza en aguas de Mourré Rouge, en Cannes (Francia), y los efectos del incivismo y de la mala gestión de los residuos sanitarios de la pelea contra el covid ya son más que visibles. La operación de limpieza estaba programada conjuntamente con una sesión de educación ambiental para diversos grupos escolares de la zona pero debido a las medidas sanitarias adoptadas ante la pandemia se decidió finamente mantener exclusivamente la retirada de residuos en el litoral y el agua de esta zona cercana al puerto de Cannes. Mascarillas y guantes recogidos en aguas de Francia, en días pasados. En Andalucía, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible mantendrá las directrices para el manejo de residuos en hogares con casos positivos o en cuarentena por Covid-19. Así se recoge en la orden sobre medidas de salud pública una vez superado el estado de alarma, que se ha aprobado este pasado viernes en Consejo de Gobiernoe extraordinario.

En los casos donde haya algún positivo o cuarentena por Covid en el hogar, los residuos deberán seguir depositándose utilizando tres bolsas. En la 'bolsa 1', según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, se tiene que depositar los residuos del paciente, incluido el material desechable utilizado por la persona enferma como guantes, pañuelos o mascarillas. Todos estos deshechos se han de eliminar en una bolsa de plástico metida en un cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura, y sin realizar ninguna separación para el reciclaje.

Esta primera bolsa de plástico cerrada adecuadamente, tiene que ser introducida en una segunda bolsa de basura, ubicada al lado de la salida de la habitación. Además, en esta 'bolsa 2' se depositarán los guantes, gafas y mascarillas utilizados por el cuidador y se cerrará adecuadamente antes de salir de la habitación.

Esta segunda bolsa debe ser introducida, a su vez, en una tercera con el resto de los residuos domésticos. Esta 'bolsa 3' también se cerrará adecuadamente e, inmediatamente después, hay que realizar una completa higiene de manos, con agua y jabón de entre 40 y 60 segundos.

Esta última bolsa, que contiene todos los residuos del enfermo, del cuidador y del propio hogar, tiene que ser depositada exclusivamente en el contenedor de fracción resto o en cualquier otro sistema de recogida de fracción resto establecido en la localidad. Está terminantemente prohibido depositarla en los contenedores de recogida separada (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno o en la vía pública.

En el caso de los hogares sin positivos ni en cuarentena por Covid-19, la separación de los residuos se realizará de la forma habitual y con el objetivo de reducir al máximo la fracción resto -o fracción seca donde sea aplicable- que llega a las plantas de tratamiento.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído