La Junta 'pincha' con la gripe: solo los mayores pueden ahora vacunarse por riesgo de desabastecimiento

La Junta solo ofrece citas en Salud Responde para mayores de 65 años, pues se ha visto desbordada en la demanda de la ciudadanía, algo que fomentó y no supo calibrar el Gobierno andaluz. "Se está dejando fuera a grupos de riesgo", señalan fuentes sanitarias

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, y Jesús Aguirre, consejero de Salud. FOTO: Junta
El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, y Jesús Aguirre, consejero de Salud. FOTO: Junta

"Un éxito". La Junta se propuso este año concienciar de la importancia de ponerse la vacuna de la gripe por el riesgo que supone la doble infección de coronavirus e influenza, la otra pandemia mundial que está controlada en tanto hay medicamentos y prevenciones seguras, pero que no deja de ser la de un virus traicionero. Y consiguió su primer objetivo, concienciar. Pero la realidad es que la ciudadanía, sensibilizada de forma obvia por la pandemia, no necesitaba impulsos. Y de ese éxito de conseguir concienciar, ha llegado la otra parte, la de que haya aún personas de riesgo que no se han podido poner la vacuna. En el camino, la realidad, es que para que eso haya ocurrido hay otros que, concienciados, dentro de una bolsa del "mejor ponérsela" se han vacunado sin ser prioritarios. No hay otra explicación.

La Junta ha dado a conocer este lunes un nuevo protocolo. A través de Salud Responde, solo se dará cita a mayores de 65 años, considerado primer grupo de riesgo. Eso deja fuera al resto de pacientes. Tendrán que ser sus médicos de familia los que la manden o no. Y la situación es de alerta. Porque, todo según los stocks de los que ha hablado la propia administración, para este año se habían adquirido 2,3 millones de dosis (un 69% más que en 2019), según señaló al inicio de la campaña, a mediados de octubre. Aquel día, Jesús Aguirre se la puso, dando ejemplo, concienciando. Los centros de salud han estado durante semanas con las listas de espera llenas, los teléfonos sin funcionar y Salud Responde derivando a llamar directamente a centros de salud, donde están saturados porque también reciben las de pacientes covid en seguimiento.

Hoy, según las propias cifras también de la Junta, 1,18 millones de vacunas. Es decir, exactamente la mitad. Y la cifra no es casual. Ese protocolo llega, ese frenazo a las vacunaciones, llega porque se han gastado ya la mitad de las dosis comprometidas. Pero es que, además, testimonios sanitarios relatan que no ha habido previsión, que en los centros de salud donde se vacuna, directamente no hay dosis. En toda la comunidad. "Incluso se están dejando de poner a personas que son de riesgo y las necesitan, pero es que no hay vacunas. De hecho, hay citas dadas para dentro de semanas y no sabemos si habrá vacunas disponible", señalan fuentes de la plantilla. La cuestión es si el millón de vacunas restantes está ya o no en Andalucía. Lo que es cierto es que no hay existencias en diversos centros de salud.

La vacuna de la gripe está indicada para mayores, pero también para personas de riesgo. Desde personas con afecciones respiratorias hasta quienes tienen una salud delicada debido a diversas enfermedades. Además, se recomienda para sanitarios, pero también para otras profesiones que sean de atención al público o servicios esenciales, como policías o bomberos. La realidad es que el mercado de las vacunas estaba cotizado y adquirir más dosis es ciertamente difícil, debido a que la demanda aumenta en todo el mundo y la producción no puede ir pareja. 

El problema de fondo es la gestión. En principio, se señaló que primero tocaba la vacuna para mayores y personas de riesgo. Pero éstas no están vacunadas y la petición de citas lleva impidiendo que cada ciudadano la solicite. Bastaba antes con alegar ser de riesgo o habérsela puesto otros años. Ahora no. El nuevo protocolo significa empezar de cero.Desde el SAS, en un comunicado, de hecho, presumen de que en solo un mes y una semana se han puesto la vacuna las mismas personas que en todo 2019. Pero ahora toca aplicar los protocolos que se anunciaron pero no funcionaron, los de priorizar la vacunación de gripe entre mayores, y luego personas con otros problemas de salud, dependiendo de su gravedad.

Un caos que es la consecuencia de un éxito de concienciación que la Junta no ha sabido calibrar y prueba de ello es el frenazo de este lunes. Ya hace un año, por estas fechas, Aguirre, en su primera campaña de vacunación como consejero, preveía alrededor de un millón de visitas a Urgencias por la gripe y cinco millones de consultas por Atención Primaria. Una enfermedad que es menos mortífera en términos totales que el covid, pero que lleva años llenando las salas de espera de los hospitales. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído