Moreno Bonilla: "Yo mismo tenía planes para Semana Santa, pero cerrar era lo moralmente responsable"

El presidente andaluz pide "al Gobierno de la nación que sea terriblemente celoso en el control de pasajeros que lleguen a Andalucía y España"

Moreno Bonilla, este jueves en un acto.
Moreno Bonilla, este jueves en un acto.

El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha vuelto a explicar ante los periodistas su decisión de no abrir las provincias en Semana Santa, que ha sido "muy difícil", pero que lo considera "moralmente responsable". "No podía hacer otra cosa". De hecho, ha enfatizado que "textualmente" se han estado "rompiendo la cabeza" y "en los últimos diez días hemos dado mil vueltas a la posibilidad de no tener que cerrar las provincias". "Países hermanos y potentes como Italia están cerrándose", y "la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) nos advierte en un informe de que hay un serio riesgo de repunte en toda España".

En base a los "datos de predicción que nos dicen que podemos tener una cuarta ola" de la pandemia que "puede ser virulenta y puede llevarse las vidas de andaluces", como los del Instituto Carlos III de Madrid, y ante ello ha remarcado que su "responsabilidad y obligación moral y política es proteger la vida de los andaluces, y aun sabiendo que esta decisión es difícil". "Yo mismo tenía planes esta Semana Santa para ir a otra provincia y visitar a unos familiares", e "igual que yo cientos de miles de andaluces", pero "todos los datos que me hacen circular, no hay ninguno que me dijera que podía estar tranquilo si abría las provincias".

Al hilo, Moreno ha puesto de relieve que actualmente hay "tres cepas" del coronavirus "funcionando ahora mismo" en Andalucía, que son, por un lado, "la de Wuhan, la clásica; la británica, que en algunas provincias como Almería" está detrás "del 80%" de los contagios, y la sudafricana, y dos de ellas "son altamente contagiosas y terriblemente virulentas". En ese sentido, ha argumentado que "gran parte de esa cepa dominante en Almería", la británica, "la trasladaremos a la provincia de Huelva", en la que dicha variante sólo concentra el 20% aproximado de los contagios, "con la consecuencia" que ello tendría "en hospitalizaciones, ingresos en UCI y muertos", según ha remarcado.

El jefe del Ejecutivo andaluz ha insistido en que no puede "hacer otra cosa, ni estoy dispuesto a hacerlo", ha apostillado antes de advertir de que "mientras sea presidente" de la Junta "voy a anteponer siempre los intereses de los andaluces en términos de salud y bienestar a cualquier otro". En todo caso, Moreno ha recordado que la Junta también acordó este miércoles tras la reunión del comité de expertos "una apertura" para los sectores de la hostelería y restauración, que ahora podrán abrir hasta las 22,30 horas, y ha animado a los andaluces "a que redescubramos" la provincia en la que cada uno vive. En esa línea, ha subrayado que las ocho provincias andaluzas "son maravillosas, hay montones de pueblos que no hemos visitado, rincones que no conocemos en nuestras propias provincias, y es una buena oportunidad" para ello hacerlo "en Semana Santa".

De igual modo, a preguntas de los periodistas ha reconocido que "los aeropuertos siguen abiertos" en este contexto, y "desde distintos puntos de la geografía mundial pueden llegar a nuestros destinos" diferentes personas, pero ha matizado que los aeropuertos, que son competencia del Estado, tienen "un control" sobre los viajeros, y "ahora mismo las personas que llegan a nuestros aeropuertos tienen que venir con una PCR hecha o con un certificado de vacunación". "Cualquier persona que no esté libre de Covid no puede entrar ni en Andalucía ni en España", ha puesto de relieve en esa línea el presidente de la Junta, que ha pedido "al Gobierno de la nación que sea terriblemente celoso en el control de pasajeros que lleguen a Andalucía y España", de forma que "lleguen todos vacunados o con su PCR hecha".

Moreno ha querido lanzar un mensaje de "mucha prudencia", advirtiendo de que "estamos prácticamente al final de una etapa", porque "tenemos" vacunas aunque "están llegando con cuentagotas", y "se puede ir acabando" la pandemia, y ha insistido en que no le parecería "razonable que se volviera a vivir lo que pasó" tras la última Navidad, que "abramos a lo loco y que dentro de dos o tres semanas tengamos que volver a las seis de la tarde" como hora de cierre de la actividad no esencial, y retomar "las cifras dolorosas de cientos de muertos" que se han dado "durante la tercera ola". El presidente de la Junta ha concluido señalando que "probablemente si la decisión" de abrir o no la movilidad entre provincias "fuera política, abriría las provincias, pero como es técnica, científica, y es moralmente responsable, no puedo abrirlas", ha zanjado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído