Fuentes de la Junta ven probable una prórroga de dos semanas más a las restricciones en vigor

Todo apunta, aunque no se da por seguro, que las restricciones seguirán siendo prácticamente las mismas a partir del martes. El objetivo es llegar 'fuertes' a las dos semanas comerciales clave previas a la Navidad. La decisión, de Moreno Bonilla el domingo

Moreno Bonilla, con la doctora Inmaculada Salcedo, la responsable técnica de la crisis en Andalucía. FOTO: Junta
Moreno Bonilla, con la doctora Inmaculada Salcedo, la responsable técnica de la crisis en Andalucía. FOTO: Junta

En la misma línea, con las miras puestas en la Navidad y a la espera de que los datos de mejoría moderada se acentúen. Los responsables sanitarios de la Junta preparan los datos para la reunión de este domingo en la que el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, tomará la decisión ultima sobre qué hacer entre el próximo martes y el 8 de diciembre, el siguiente periodo de dos semanas para aplicar medidas de restricción ante la pandemia. Y el camino más probable es que se prorroguen las medidas.

Así indican fuentes del Gobierno andaluz a Diario de Sevilla, que hablan que no se puede dar por totalmente segura que todas las medidas se prorroguen. Podría haber cambios para afinar algunas restricciones. No sorprende en tanto la Junta revisó varias cuestiones de las órdenes que mandaban el cierre de comercios no esenciales a las 18 horas y el completo en la provincia de Granada. Si se da un mayor margen o un menor margen podría cambiar, aunque los datos comienzan a respaldar estas medidas. Porque hay dos realidades: la primera es que se ha detenido el ritmo tan alto de contagios en prácticamente todas las provincias (con salvedad de nuevos brotes que van surgiendo en poblaciones, y que en esos casos pueden estar en peor situación). Y que, de hecho, los casos activos (resultante de positivos menos muertes y curados) parecen ofrecer una tendencia a la estabilización. Sigue habiendo casos, y muchos, pero la tasa, que ofrece una visión proporcional independiente del número de habitantes del territorio, ya no crece como lo hacía.

Es una situación, además, que se replica en toda España. Porque las comunidades autónomas han ido tomando medidas que si bien no son calcadas a las de la Junta, se le parecen. Son los gobiernos regionales los encargados de abrir y cerrar los grifos de la movilidad, no en base a confinamientos en casa, algo para lo que solo el Gobierno central tiene potestad, pero sí de confinamientos perimetrales, restricciones en actividades que puedan reunir a más personas como son comercio y hostelería o actividades deportivas, por poner otro ejemplo, y el acento en otras medidas. El confinamiento total ya no está en el horizonte inmediato, cuando las comunidades pidieron al Gobierno que lo estudiara y que lo permitiera aplicar en algunas provincias concretas. Tampoco está adelantar el toque de queda.

Con esas cartas deberá jugar la Junta de Andalucía. Entre las cosas que podrían cambiar en vista de los datos está realizar un confinamiento oficioso como el de Granada, el de cierre de actividad económica de servicios, en algunos distritos sanitarios. Dependerá para ello el estudio de la presión hospitalaria. Es lo que diferencia de forma importante en estos momentos la situación de Granada de otras provincias con muchos positivos, como son Córdoba, Sevilla, Cádiz y Jaén. La situación en Granada es de colapso y necesita recetas diferentes al resto de la comunidad, según el criterio de la Junta por el citado cierre. Pero podría no ser la única que viviera esa situación.

Otra opción es la de rebajar restricciones, aunque no será algo generalizado porque apenas ha podido empezar a notarse esa leve mejoría de la que la Junta habla en la presión hospitalaria. Los ingresos llevan un periodo mayor que los contagios, por pura lógica, pues el proceso de contagio y peores síntomas es mayor, y una vez se ingresa, en ocasiones se superan las dos semanas en hospital. Pero si bajan los contagios y, sobre todo, si estos no se producen en tan alta proporción en personas en riesgo, los hospitales más afectados pueden empezar a ver la luz. 

Y esto se entiende también desde la visión de la crisis económica y social de dirigentes de la Junta. El vicepresidente, Juan Marín, número dos del Gobierno, y Elías Bendodo, consejero portavoz y número tres, ya han deslizado a lo largo de la semana que, aunque no hay decisión tomada, algo que llegará tras la reunión del gabinete de crisis este domingo, poco antes de que salga a hablar Moreno Bonilla, lo cierto es que pretenden una mejoría generalizada antes del puente de la Constitución -para el que no se quiere abrir la movilidad por lo que podría hacer empeorar la situación-, y así tener margen y después de éste permitir una reapertura comercial de mayor margen, para "salvar la campaña de Navidad".

Es aventurado pensar que la Junta estaría dispuesta a ello a cualquier precio, pero en concordancia con esta pretensión de evitar un golpe mayor a sectores afectados, el terciario, de servicios, lo más probable es que como poco se prorroguen las medidas acordadas por la Junta hasta ahora. Modificaciones, sí. Matizaciones, levantamiento quizás de algunas medidas más duras en distritos con menos casos -en Huelva, Málaga o Almería, principalmente-, pero pensando en asumir mayores sacrificios a corto plazo para afrontar las dos semanas clave para los negocios entre el Puente y la Nochebuena con mayores garantías de que no será necesario un cierre abrupto en esos días de alta actividad comercial.

A partir de ese puente, y más aún del posterior periodo de dos semanas, que coincide completamente con las festividades navideña, es algo que no puede preverse al completo. Pero si los síntomas son buenos, ese es el plan de la Junta de desescalada. Además, probablemente, lo que ocurra con días clave como Nochebuena, o si podrán retornar a sus localidades de origen los trabajadores desplazados, es algo que podría caer en el tejado del Gobierno central. Las reuniones familiares de la Navidad son el elefante en la habitación. Falta un mes. Pero eso, para esta crisis sanitaria, es un mundo.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído