Una fiesta de pijamas y un encuentro en el campo provocan el incremento de positivos en un pueblo de Sevilla

Jóvenes de 22 años de media celebran estas reuniones que, según el alcalde de La Puebla de Cazalla, suponen el aumento de contagios tras las navidades, con 96 en las últimas dos semanas

Un cribado en La Puebla de Cazalla donde se ha celebrado la fiesta de pijamas.
Un cribado en La Puebla de Cazalla donde se ha celebrado la fiesta de pijamas.

El alcalde de La Puebla de Cazalla, Antonio Martín Melero, lamenta el aumento de contagios en la localidad desvillana tras las fiestas. La mayoría de ellos se han detectado en una fiesta de pijamas y en un encuentro organizado en el campo. Así, el pueblo ha alcanzado el centenar de casos en total tras este incidente donde los contagiados rondan los 22 años. Según ha podido saber el primer edil en el centro de salud, "al parecer habían participado en una fiesta de pijamas y otra que se organizó en el campo. Hay de otras edades pero la media es esa".

El alacade destaca que los jóvenes han introducido el coronavirus en las casas donde conviven con personas mayores de riesgo. Los responsables municipales no esperaban que el número de positivos subiese tanto después de las fiestas. De hecho el pueblo se sitúa entre los municipios con la tasa más alta rozando los 900 casos por cada 100.000 habitantes.  

Según ha expresado Martín en ABC de Sevilla, "seguimos con las primeras restricciones, todavía no hemos abierto los parques ni las escuelas deportivas y los comerciantes del mercadillo tuvieron que recurrir al Defensor del Pueblo para que los dejara instalar los puestos". Por ello, considera que los últimos 96 positivos se deben a que la gente se ha relajado realizando este tipo de fiestas al ver cercana la vacunación. 

Sobre el autor:

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído