¿Es viable hoy el fútbol? Un brote en el Industrial le deja con cuatro jugadores y el Xerez CD pide la suspensión de la liga

El presidente de la UD Los Barrios, Álvaro Moya, inicia un movimiento para paralizar la competición mientras no haya público

Un momento de un partido de fútbol reciente entre el Xerez y el Industrial.
Un momento de un partido de fútbol reciente entre el Xerez y el Industrial.

"Aislados". Así de simple, y diciendo tanto con tan poco, el Jerez Industrial se las ve y se las desea para continuar. Históricamente es el segundo club de Jerez, un clásico que llego a jugar hace no mucho en Segunda B, y antes en Segunda. Ahora, el covid le va a impedir jugar. "Los positivos de tres jugadores de nuestros jugadores en Covid-19 han tenido consecuencias en forma de aislamiento domiciliario de la práctica totalidad de la plantilla. Y es que a excepción de Yuni, Kevin, Nico y Chico Benítez las autoridades sanitarias han establecido que el resto de jugadores deberá guardar confinamiento durante diez días a contar desde el pasado viernes", explicaba en el comunicado el Industrial.

"Además de la práctica totalidad de la plantilla igualmente deberá guardar este confinamiento Iván García, delegado de protocolo covid del club", decía para más inri. "A primera hora de esta mañana se ha informado de esta situación a la Delegación Gaditana de Fútbol para que procedan a la suspensión del encuentro que debía enfrentarnos el próximo fin de semana al Recreativo Portuense", explicaban en el comunicado,

 "Los tests Covid se realizarán en Tercera División cada semana, con el objetivo de reforzar la eficacia y seguridad de las medidas", explicaba la Federación Andaluza en un comunicado antes de la disputa de la jornada del pasado fin de semana. Diario de Jerez indica este martes que la jornada se jugará por decisión del máximo diriigente del fútbol andaluz, Pablo Lozano, y su equipo.

El presidente de la UD Los Barrios, Álvaro Moya, fue el que inició el movimiento para pedir la suspensión. Las claves son tres. Se sienten en riesgo de jugar mientras el coronavirus sigue escalando, y más en una profesión, la del fútbol, que no hace millonarios a los futbolistas y que sin ser esenciales les obliga a mantener contactos estrechos con compañeros y rivales en el campo. En segundo lugar, los contagios y las cuarentenas de quienes han tenido contacto con los positivos diezman las plantillas. El del Industrial es un caso más: no tienen con quién competir prácticamente. En tercer lugar, en las categorías no profesionales hay una mayor dependencia de la taquilla, a diferencia del profesional, donde gran parte entra por la tele y la publicidad. Y sin aficionados, no es rentable.

Los hay que se piensan si seguir compitiendo. Otros, como el Xerez CD, por ejemplo, se han unido a pedir la suspensión. "La ausencia de público en el fútbol semiprofesional resulta inviable para los clubes que militan en categorías modestas. Por ello, entendemos que la opción más sensata es paralizar la competición hasta que las autoridades competentes consideren que pueden volver los aficionados a los estadios manteniendo las medidas de seguridad". 

En estos meses, la presencia de público en las gradas no se ha producido salvo alguna excepción. Se permitió para la tauromaquia, pero no para el fútbol, a pesar de que ambos son espectáculos al aire libre. Hoy parece difícil que, en el actual contexto, se levante la restricción. El fútbol profesional, a día de hoy, parece que no peligra. Pero las categorías secundarias lo ven oscuro ¿Es viable a niveles de salud y de finanzas?

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído