Retirado un sexto lote de mascarillas compradas por el SAS que son inefectivas como FFP2

El grado de protección es menor, y los sanitarios del Clínico de Málaga llevan usándolas desde abril

Sanitarios andaluces durante la pandemia.
Sanitarios andaluces durante la pandemia.

El Sindicato de Enfermería (Satse) en Málaga ha denunciado la retirada de un nuevo modelo de mascarillas defectuosas en el Hospital Virgen de la Victoria, conocido como Hospital Clinico, que no han superado las pruebas de evaluación del Centro Nacional de Medios de Protección (CNMP). Con este son ya seis lotes de mascarillas ineficaces para luchar contra el coronavirus.

Estas mascarillas, tal y como denuncia el sindicato en una nota, se han venido usando desde el mes de abril en el centro, hecho que evidencia a su juicio que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía no está llevando a cabo el necesario y adecuado control de los equipos de protección que está repartiendo entre sus profesionales.

En concreto, el Sindicato de Enfermería expone que el informe del CNMP señala que este modelo mascarilla no cumple como FFP2, sino como FFP1, motivo por el que se ha ordenado su retirada. Las mascarillas fueron compradas directamente por el Hospital Virgen de la Victoria y distribuidas hace semanas entre los profesionales de este centro.

A juicio de Satse, la Consejería de Salud y Familias de Andalucía "es responsable de este desafortunado incidente, ya que es labor y competencia propia de la Junta de Andalucía revisar que todo el material que se entrega a los profesionales sanitarios para su protección y la de los usuarios cumple todos los estándares de calidad y todos los requisitos específicos que la normativa establece para este tipo de material sanitario".

Para el Sindicato de Enfermería, disminuir los criterios y las medidas de prevención, reduciendo las exigencias que establece la ley, "pueden comprometer gravemente la ya deteriorada salud colectiva de nuestros sanitarios y redundar en repuntes en el número de contagios".

Pero a todo este "cúmulo de equívocos y de imperdonables traspiés, que están poniendo en grave peligro la salud de todos", hay que añadir "un nuevo y gravísimo error achacable, este último, en exclusiva a la Consejería de Salud de Andalucía".

Tal y como expone Satse, a pesar de que la propia Consejería de Salud asegura que todo el material de protección pasa por controles previos antes de ser entregados a los profesionales las mascarillas que están siendo retiradas en el Hospital Clínico han venido usándose desde mediados del mes de abril, no siendo hasta el día 12 de mayo cuando fueron enviadas al Centro Nacional de Medios de Protección para su comprobación.

Por este motivo, el Sindicato de Enfermería ha reclamado además que, de forma inmediata, se localice a los profesionales afectados y se les realicen los PCR y se decrete su aislamiento preventivo en caso de ser necesario.

De forma paralela, Satse va a presentar la denuncia pertinente a la Inspección de Trabajo para que se investigue el caso y exigirá que se depuren responsabilidades.

El Sindicato de Enfermería concluye reclamando a la Junta de Andalucía, y en concreto a la Consejería de Salud y Familias, que "deje de actuar de forma desorganizada" y que "de una vez por todas se preocupe de las cosas verdaderamente importantes, que no son otras que el cuidado debido de sus profesionales sanitarios y de toda la población andaluza".

"No es admisible que se distribuya material de protección sin comprobar previamente que cumplen con todos los requisitos técnicos", ha apostillado la central sindical.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído