El SAS echa a 'Spiriman' a la calle: deja sin efecto su contrato por el cáncer que padece

El gerente del Hospital Clínico San Cecilio, que ya rompió un contrato indefinido de Jesús Candel, deja sin efecto un contrato eventual por la incapacidad que padece para ser médico de urgencias

'Spiriman' en un vídeo de Youtube.
'Spiriman' en un vídeo de Youtube.

El director gerente del Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada, Manuel Enrique Reyes, ha dejado sin efecto el nombramiento como eventual del médico Jesús Candel Spiriman como médico de familia en el Servicio de Críticos y Urgencias del centro, después incluso de que ya cesara de forma unilateral un contrato indefinido de Candel. 

"Hace unos días firmé un contrato de seis meses en el hospital Clínico de Granada tras cesarme el SAS de un contrato indefinido (se llama interinidad) y le comuniqué a mi gerente, dirección médica y a mi jefe de servicio que necesitaba reubicarme de puesto laboral, como hacen con muchísimos otros profesionales sanitarios del SAS, debido a pruebas y tratamientos por el cáncer que padezco. Tenía una ilusión enorme en volver a trabajar estos días", ha escrito Candel en su muro de Facebook.

Sin embargo, cuenta, "mientras estaba en la puerta del colegio para recoger a mis hijos, he recibido una llamada de Recursos Humanos de mi hospital y de la forma más fría y cruel (como lleva haciendo esta gerencia y su dirección médica desde hace tiempo conmigo) me han notificado que recibiría esta notificación que os adjunto por mail, referente al cese de mi contrato a causa de mi enfermedad y de mi incapacidad para realizar mi función como médico de urgencias. De la reubicación en otro lugar para desempeñar mi labor como médico de la sanidad pública, silencio como siempre".

"Nadie de ese hospital hará nada por remediarlo. Lo conozco muy bien. Sólo se oirá el susurro de la indignación de algunos pocos profesionales por los pasillos y en la cafetería. Adiós hospital Clínico. Me voy triste pero esperanzado, sabiendo que hecho bien mi trabajo todos estos años, que lo he dado todo y más por mis pacientes, y con la sensación de que no es que este hospital y sus profesionales merezcan la pena, es que ese hospital y sus profesionales no me merecen más allí", ha añadido.

En este contexto, el médico ha afirmado que "no hace falta más personal en la sanidad pública. Lo que hace falta es que hagan bien su trabajo, dejen de tragar y callar y no permitan que los apesebraos se salgan con la suya. Yo ahora defenderé la sanidad pública como paciente tras 18 años como profesional. Así que podéis cantar victoria los que hoy os regocijáis de mi salida por la puerta de atrás como tanto deseabais. Era muy molesto allí dentro. Os entiendo".

"Un abrazo a todos y que Dios os bendiga. A seguir mirando palante y a levantarse aunque hoy me permita que se me escapen algunas lagrimillas. Creo que es mejor vivir con cáncer que vivir en la hipocresía", ha zanjado el también presidente de la Asociación Justicia por la Sanidad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído