javierfergo_s-gutierrez_04
javierfergo_s-gutierrez_04

El número 1 de la lista al Congreso de Unidad Popular por Cádiz, Santiago Gutiérrez, atiende a lavozdelsur.es en una entrevista en la que analiza los puntos del programa presentado en la ciudad.

Viene de formar parte del gobierno local de Medina Sidonia y desde hace unas semanas es oficialmente el cabeza de lista por la provincia de Unidad Popular, la marca con la que concurrirá IU a las elecciones generales. Santiago Gutiérrez (Medina Sidonia, 1980) lleva ya varias semanas recorriéndose la provincia en calidad de candidato. Licenciado en Ciencias Ambientales y doctor en Tecnología Ambiental y Gestión del Agua, en estos momentos es teniente de alcalde y delegado de Urbanismo, Vivienda y Medio Ambiente en su pueblo natal, donde ha abanderado la defensa de la gestión pública del agua.

Primero la plataforma fue Ahora en común, finalmente Unidad Popular… ¿No confundirá a los ciudadanos tanto cambio de nombre?

La cuestión es que estamos en un momento histórico en el que después de la crisis económica y de la salida antisocial que se ha hecho por parte de los dos grandes partidos de este país, desde la izquierda alternativa pensábamos que había que ser generosos y plantear un modelo en el cual hubiera una plataforma, que en su día fue Ahora en Común, que permitiera la confluencia de todas las fuerzas políticas y sociales que han estado luchando por una salida social de la crisis. Este fue el intento que se hizo desde Ahora en Común. Desde IU nos sumamos a esa filosofía, con generosidad, con altura de miras, dejando las siglas, de cara a generar un espacio de confluencia, y finalmente eso se ha traducido en una candidatura de unidad popular con todas estas personas que vienen participando de las asambleas, con mecanismos por los que toda la ciudadanía tenía la oportunidad de votar, de hacer la mejor candidatura posible de cara a unas elecciones generales en la que nos jugamos las políticas de transformación de España. Sí que es verdad que ha habido cierta confusión, pero es la misma confusión que ha habido en el país debido a todos los cambios que se están produciendo por la crisis económica.

Al no formar parte Podemos de esa candidatura, ¿se ha quedado una confluencia light?

Hemos intentado por todos los medios desde IU que todas las fuerzas que se mueven en la izquierda social, aunque no se autodefinan de izquierdas, formaran parte de una candidatura de unidad popular. Hay fuerzas políticas, no solo Podemos, sino otras del mundo ecologista, que han optado por otra vía, legítima, que es la de presentarse a las elecciones de manera independiente. Nosotros creíamos que hacia falta una candidatura conjunta para superar las limitaciones que pone la ley electoral y lo hemos puesto por encima de las siglas. Si otras fuerzas no lo han hecho habrá que preguntarles a ellas por qué. De lo que se trata es de resolver los problemas de la gente y para eso hace falta un cambio profundo que solamente puede venir desde una visión de la izquierda transformadora, feminista, ecologista y federalista.

¿El culpable de que no haya habido esa confluencia es Podemos entonces?

Yo no buscaría culpables, pero lo que sí está claro es que ha habido fuerzas políticas que han puesto todos los medios disponibles para conseguir este objetivo. Tratando de llegar a un acuerdo, hemos dejado al lado las siglas, hemos ido a primarias abiertas y hemos puesto el escenario. Corresponde a otras formaciones explicar por qué no han querido sumarse.

"Hemos dejado al lado las siglas, hemos ido a primarias abiertas y hemos puesto el escenario. Corresponde a otras formaciones explicar por qué no han querido sumarse"

No es la primera vez que la izquierda no se pone de acuerdo, viene sucediendo históricamente, algo que beneficia a la derecha…

Efectivamente, la atomización de la izquierda ha sido una de las debilidades desde hace muchas décadas y este era un espacio que esperaba superar ese hándicap para conseguir representación suficiente para cambiar las leyes, porque al final es el Congreso el que consigue hacer fuerza, conjuntamente con la ciudadanía y los movimientos sociales, en la línea que nosotros defendemos, que es superar el sistema neoliberal que nos ha llevado a la crisis y plantear un nuevo modelo de país que supere los problemas territoriales. Nosotros sí creemos que Unidad Popular ahora mismo está al alza, con un programa claro y nítido de izquierdas, superando las visiones de ambigüedad que tienen otras organizaciones políticas, que intentan ir al centro político. Venimos de una fuerza que ya tenia representación, que es IU, y anteriormente del PCE, por lo que nuestra coherencia y honestidad son valores que una vez pasada la ola de los partidos emergentes creo que serán valoradas por la ciudadanía cuando se plantee un programa claro y evidente para superar la situación actual.

¿A quien tendríais que mirar si el 21D no hay opciones de formar un gobierno de izquierdas en España?

Creo que todos deberíamos asumir una cierta responsabilidad por la parte que nos toca. Creemos que el espacio de confluencia no era una cuestión puramente electoral o para hacer una lista de cara a las elecciones generales. El espacio de confluencia es una idea de medio y largo recorrido en el que podamos superar el problema de la atomización de la izquierda en España. Es una visión a largo plazo por la que al día siguiente de las elecciones seguiremos con el mismo planteamiento intentando aglutinar a todas las fuerzas políticas y sociales en torno a un proyecto común.

¿Qué propone Unión Popular para una provincia tan castigada por el desempleo como Cádiz?

Tenemos un plan de empleo garantizado y un plan de ayudas para las unidades familiares que ya no tienen ningún tipo de prestación.

¿En qué consiste ese plan de empleo garantizado?

Es un plan por el que el Estado funciona como empleador de último recurso. Es decir, tenemos una economía que no puede dar salida a los cinco millones de desempleados del país, por lo que proponemos que sea el Estado el que ponga fondos públicos a disposición de la creación de empleo directa por parte de los ayuntamientos. Es una propuesta viable desde el punto económico y conllevaría, no solo que la persona desempleada acceda a ese mercado laboral, sino tener renta disponible con la que puedan hacer mover toda la economía. Así, la pequeña y mediana empresa también se nutriría de estos fondos. Y con un principio clásico, como es el keynesiano, nos permita salir de la crisis, superando la crisis de demanda que es lo que está lastrando la economía en la provincia de Cádiz.

¿De dónde saldrá el dinero para ese plan?

En principio, ya ha habido planes de empleo, y se ha financiado con los fondos de las administraciones que las han puesto en marcha. En este caso estamos proponiendo un plan de empleo para dar trabajo a un millón de personas, que costaría en torno a 15.000 millones de euros. Ese dinero tendrían un retorno también, porque los trabajadores que entren dentro del plan tendrían que pagar impuestos, la retención, Seguridad Social, etcétera, o sea que retroalimentaría el sistema, y por otra parte esto se traduciría en creación de empleo en el sector privado. ¿De dónde sale el dinero? Pues del mismo sitio que salieron los rescates bancarios, que supuso más de 50.000 millones de euros, del mismo sitio de donde salen, por ejemplo, las inversiones públicas para rescatar las autopistas, que fueron 4.000 millones de euros, y nadie puso en duda de dónde venía el dinero. El dinero tiene que venir de las arcas públicas a través de una serie de políticas de reforma fiscal para que pague más el que más tenga.

¿Cómo sería esa reforma fiscal?

Hay dos parámetros: aumentar la progresividad de los impuestos, es decir, que se paguen más cuantos más ingresos tenga la unidad familiar, a través de una reforma del IRPF y de otros impuestos que, por ejemplo, hagan pagar a las grandes fortunas, a los bienes de lujo. Y por otra parte poner a tributar a las rentas del capital, porque la inmensa mayoría de los ingresos del Estado provienen de las rentas del trabajo, mientras que otro tipo de renta como las del capital, las sicav… están diseñadas para pagar menos impuestos o incluso para evadir impuestos. Hay que hacer una ley para que aporten al erario público.

¿No provocará eso que se vayan empresas del país?

Ahora mismo tenemos en España una presión fiscal muy inferior a la media de la UE, por lo que si no hay fugas de capitales en otros países, no tienen por qué haberlas aquí. También habrá que poner medidas para eso, pero lo más importante es que se cumpla el principio constitucional de progresividad de los impuestos. No solo hay que mantener el empleo, sino los servicios públicos básicos. Para sostener el Estado del bienestar tenemos que tener un sistema progresivo de impuestos en el que pague más el que más tiene.

Habla también de desestacionalizar el turismo en la provincia, ¿cómo se hace eso?

Vengo de un gobierno local, en Medina Sidonia, que es un municipio de interior, donde llevamos tiempo trabajando una nueva visión del turismo. El impulsado desde los gobiernos anteriores del PP y del PSOE era un turismo basado en sol y playa y ligado siempre a la especulación urbanística. Nosotros pensamos que hay que superar esa visión y tenemos que, no solamente potenciar el turismo ligado a la costa, sino tener un turismo basado en valores como el patrimonio, la cultura, el medio ambiente, el deporte... Eso haría que los pueblos y ciudades pudiéramos vivir del turismo todo el año.

"La recuperación de la gestión pública del agua en Jerez no solamente es posible sino que es necesaria; Si no se actúa va a haber una subida indiscriminada de las tarifas" 

¿Pero con qué medidas concretas? ¿Cómo impulsarían eso que dice?

Habría que redactar un nuevo modelo, poner fondos a disposición, estimular la producción endógena de los pueblos y las ciudades. Es importante el turismo ligado a la gastronomía. La cabra payoya en la Sierra, el retinto, el vino en el Marco de Jerez… Hay que hacer una mayor potenciación de estos sectores, que los turistas no solo vengan una semana a la playa, que vengan pero estén tres o cuatro días dentro de un paquete que se pueda diseñar a nivel provincial. Eso enriquece el modelo turístico y lo fortalece.

¿Impulsado desde las administraciones o fomentando que haya empresas que se dediquen a ese tipo de actividades?

Evidentemente tiene que haber planes de turismo con financiación para promover esto, planes de difusión de las propuestas turísticas, a través de diferentes formas, como las ferias de turismo. Y además implicar a la pequeña y mediana empresa para crear una estructura profesionalizada que genere empleo en la provincia.

Habla Unidad Popular de cuidar la ganadería y la agricultura, ¿cómo lo haría?

Creemos que el abandono del campo es uno de los factores fundamentales en la diferencia de desempleo que hay en la provincia de Cádiz respecto de otras y eso se produce porque tenemos que diversificar nuestra economía. Es importante, un pilar que ha aguantado la crisis económica, pero por sí solo no puede abastecer todas las necesidades de empleo que hay en la provincia. Hay que poner un sistema de subvenciones que no beneficie a los grandes propietarios y apostar por planes del Estado para la reindustrialización del campo. Igualmente, y en paralelo, hay que fomentar los recursos endógenos de la pesca, cosas que tenemos nosotros y no tienen otras provincias, y son fundamentales para el crecimiento de Cádiz.

Habla también de la reindustrialización de la provincia, de Astilleros, del sector aeronáutico… ¿para qué industrias está preparada la provincia?

La provincia de Cádiz, y especialmente la Bahía, tiene una larga tradición de industrias punteras. Una tradición que desde el Estado y desde la UE, con la complacencia del PP y del PSOE, se ha ido desmantelando durante las últimas décadas. Tenemos que invertir esa tendencia, de tal manera que haya dinero público y planes para fijar pequeñas y medianas empresas para promover que aquí se instalen empresas de producción que generen empleo de calidad.

En el avance del programa de Unidad Popular, Jerez sólo aparece para proponer la instalación de más apeaderos de Renfe y para pedir la eliminación del peaje de la autopista con Sevilla, ¿no echa en falta algo más?

Se ha hecho una síntesis a nivel provincial en la que se han mencionado solo algunos aspectos del programa. El documento completo se va a enriquecer con las aportaciones de diferentes movimientos sociales que vamos a ir visitando en las próximas semanas para conocer de verdad las necesidades de la provincia. En el caso de Jerez es fundamental el papel turístico, dentro de este modelo del turismo ligado al patrimonio, la cultura y el medio ambiente. También es una ciudad de interior ligada al campo, al vino, y ese es un aspecto fundamental. Las infraestructuras que pedimos son muy importantes, no solo por las necesidades de movilidad urbana, ya que Jerez es un espacio fundamental al encontrarse en el eje entre Sevilla y el Campo de Gibraltar.

En Medina, una de las luchas que abanderó fue la del agua, que fue remunicipalizada. Aquí en Jerez la Coordinadora calcula que costaría unos 54 millones de euros volver a hacer público el servicio, ¿es posible? ¿Qué pasos habría que seguir?

La recuperación de la gestión pública del agua en Jerez no solamente es posible sino que es necesaria, a corto, medio y largo plazo. Si no se actúa va a haber una subida indiscriminada de las tarifas para todos los ciudadanos y ciudadanas de Jerez en los próximos 25 años. Existen referencias, modelos y ciudades, que han recuperado el agua, tanto en la provincia de Cádiz, como en Sevilla. Es un modelo viable, por lo tanto lo que hace falta es voluntad política y es la que hay que poner en los próximos años encima de la mesa.

¿Y cómo lo hace un Ayuntamiento tan endeudado como el de Jerez?

En primer lugar hay que decir que aquí se vendió la empresa, no para mejorar el servicio de agua, sino para obtener un canon, de 80 millones de euros, que salió del banco y volvió al banco, ya que fueron a pagar deuda. Evidentemente, el banco pone ese dinero porque la empresa tiene beneficios y porque hay garantía de cobro. Por tanto, el mismo banco, con las mismas garantías, puede financiar a una empresa pública que gestione el servicio. Además, el Ayuntamiento de Jerez tiene que hacer cumplir los pliegos de licitación, porque si no va a haber una violación de los derechos de los ciudadanos de Jerez, a través de cortes de suministro, de subida de tarifas, y un empeoramiento progresivo de las infraestructuras hidráulicas que lo que va a conllevar es más coste.

¿Estáis de acuerdo entonces con los cálculos de la Coordinadora?

Por supuesto, estamos de acuerdo con los cálculos, son los mismos que le costó a la empresa y no veo por qué si una empresa privada puede pagar, por qué una empresa pública con la misma gestión no puede devolver ese dinero. No hay ningún problema.

"Alberto (Garzón) es el mejor candidato posible para la izquierda transformadora de este país, desde el punto de vista de los principios y valores de una izquierda que tiene que ser superadora del modelo económico neoliberal, que tiene que ser feminista, ecologista, federalista"

Julio Anguita en una entrevista en eldiario.es elogia a Alberto Garzón y alaba su valentía, ya que dice que “está solo”. ¿Es Garzón el sucesor, en lo positivo y en lo negativo, de Anguita?

Alberto es el mejor candidato posible para la izquierda transformadora de este país, desde el punto de vista de los principios y valores de una izquierda que tiene que ser superadora del modelo económico neoliberal, que tiene que ser feminista, ecologista, federalista, y que sabe la situación territorial que hay en nuestro país. Tenemos el mejor candidato, una persona que conjuga juventud con experiencia, reúne todos los factores posibles para seguir una línea clara que no nos haga perdernos en un camino tan complejo como el que estamos siguiendo. Creo que va a hacer una campaña extraordinaria, está sumando cada vez más apoyos, y en estas elecciones creo que va a dar la sorpresa. Y será el inicio de un camino, de confluencia de los espacios políticos de la izquierda transformadora, para hacer una verdadera alternativa en los próximos años y las próximas generaciones.

¿Se cree las encuestas?

Estoy recorriendo la provincia y creo que vamos a superar las encuestas. El sistema electoral español es muy negativo para las fuerzas minoritarias y eso lastra, pero creo que con los mimbres que hay, con esta candidatura y los apoyos en los diferentes municipios, vamos a superar los datos de las encuestas.

Para luchar contra las trampas del sistema electoral precisamente la solución era crear una candidatura conjunta.

El sistema electoral está diseñado para generar un sistema de dos partidos, por tanto no representa la voluntad popular, no hay una correspondencia de la voluntad del pueblo con las fuerzas que se ven el Parlamento. Es un problema esa falta de proporcionalidad, que requiere una modificación en profundidad de la ley electoral. La única salida era crear un frente amplio, una coalición, un espacio de confluencia, donde pudiéramos aglutinar las fuerzas del cambio. Se ha intentado, no se ha conseguido, pero nosotros no nos sentimos responsables de esta circunstancia.

¿Se ve ocupando un escaño?

Sí, por supuesto. Si no me viera no me hubiera presentado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído