Marruecos y Andalucía, unidas frente a "las amenazas de fundamentalismos o nacionalismos excluyentes"

La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo ha celebrado su vigésimo aniversario en Rabat, con el apoyo del Ejecutivo marroquí: "Somos africanos y hemos sido andaluces y así se recoge en nuestra Constitución"

Juanma Moreno en EL Patronato de la Fundación Tres Culturas en Rabat. FOTO: MARÍA JOSÉ LÓPEZ. EUROPA PRESS.
Juanma Moreno en EL Patronato de la Fundación Tres Culturas en Rabat. FOTO: MARÍA JOSÉ LÓPEZ. EUROPA PRESS.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha reivindicado este martes el papel de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo, un interlocutor importante para el diálogo entre las diferentes culturas, "más aún en un momento en el que surgen o se acrecientan amenazas que no debemos minusvalorar como los fundamentalismos de diverso tipo, los nacionalismos excluyentes, el radicalismo violento, la intolerancia o la xenofobia".

Así se ha pronunciado durante su intervención en la reunión del Patronato de la Fundación Tres Culturas, que se celebra por primera vez en Rabat y en la que Moreno ejerce como presidente de honor, cargo que ocupa el presidente de la Junta. Los Reyes de España y el Rey de Marruecos ejercen el alto patronazgo de la fundación, mientras que la copresidencia recae en el consejero del Rey de Marruecos, André Azoulay, quien también ha intervenido en esta reunión.

La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo celebra este año su 20º aniversario tras constituirse a finales de la década de los 90 gracias a la colaboración del Gobierno andaluz y el Reino de Marruecos, que cedió para sede de la misma el Pabellón de Marruecos en la Exposición Universal de Sevilla de 1992, situado en la Isla de la Cartuja.

La cooperación Andalucía-Marruecos constituye uno de los ejes básicos de actuación de la fundación, cuyo principio rector es la promoción del diálogo, la paz y la tolerancia entre pueblos y culturas del Mediterráneo, valores que se encuadran en el Estatuto de Autonomía en lo que se refiere al fomento de la cultura de la paz y el diálogo entre los pueblos.

Moreno ha explicado que la existencia de esta fundación debe entenderse en un contexto de diálogo y cooperación, con una misión fundamental, "el diálogo para el encuentro entre las distintas culturas y los pueblos del Mediterráneo". Así, ha garantizado que en la nueva etapa de la Junta de Andalucía la fundación va a contar con "el apoyo decidido" por parte del Gobierno andaluz.

"Creemos que el espacio geográficamente singular que ocupan Andalucía y Marruecos junto a los indudables vínculos históricos justifican un modelo de colaboración que debe ser apoyado desde diferentes instancias, tanto a nivel español como europeo e internacional", ha añadido.

"Somos africanos y hemos sido andaluces y así se recoge en nuestra Constitución"

Una vez finalizada la intervención de Moreno ha tomado la palabra Azoulay, quien ha mostrado su satisfacción por el hecho de que la primera reunión del patronato de la fundación presidida por Moreno se celebre en Rabat, coincidiendo además con el 20º aniversario de la fundación, lo que supone un "arranque maravilloso" para esta celebración.

El consejero real ha dicho que comparte la "hoja de ruta" que ha trazado el presidente de la Junta durante su intervención y ha puesto en valor la labor de la fundación "que encarna este Marruecos que jamás ha cedido a las tentaciones del pensamiento único". "Frente a vientos tormentosos que hoy soplan muy fuertes, Marruecos eligió no se amnésico y sabe de dónde viene y quién es históricamente", ha aseverado.

Así, ha defendido que Marruecos no tiene "complejos" en reconocer que es la suma del encuentro de grandes civilizaciones, la bereber, la judía y la árabe-musulmana. "Somos africanos y hemos sido andaluces y así se recoge en nuestra Constitución", ha señalado Azoulay, para quien su pueblo se hace más fuerte recordando la diversidad de quienes fecundaron esta tierra hace milenios. En este contexto, ha defendido la necesidad de combatir el fundamentalismo, la exclusión, la violencia, la islamofobia y el antisemitismo.

"Debemos estar más que nunca movilizados y determinados sin la menor concesión en torno a valores fundamentales, manteniendo su defensa y la resistencia a la islamofobia y el antisemitismo", ha afirmado Azoulay, quien ha opinado que durante los próximos 20 años de la Fundación Tres Culturas habrá que ser "más pedagogos" y dotar al Mediterráneo de un espacio de "resistencia".

Una vez finalizada la reunión del patronato, Moreno se ha trasladado hasta la Biblioteca Nacional de Marruecos, en Rabat, donde ha visitado una singular muestra fotográfica de la vida de la Fundación Tres Culturas que incluye imágenes de estas dos décadas de historia, acompañadas por textos escritos en árabe.

Un encuentro con presencia palestina e israelí

Ha incidido en la presencia palestina e israelí en la reunión por la importancia que tienen los representantes de la orilla oriental del Mediterráneo, en la consecución de los logros de la Fundación y en la promoción del diálogo y la paz en el Mare Nostrum.

"Andalucía, desde la mayor lealtad institucional, puede aportar su propia visión, su propia perspectiva y también su propia trayectoria, especialmente en lo que se refiere a la relación con Marruecos. Una visión y una trayectoria que viene derivada, en primer lugar, de nuestra posición geográfica y de nuestra historia", ha agregado.

El máximo mandatario andaluz ha señalado que en Al-Andalus se dio una convivencia intercultural que, aunque en algunos momentos no estuviera exenta de salidas violentas a los conflictos, también cuenta con numerosos elementos y factores de aceptación, tolerancia y diálogo entre culturas.

"Más allá de la geografía y de la historia, hay más para que desarrollemos una cooperación especialmente reforzada con los países del Magreb y, singularmente, con el Reino de Marruecos. Hay múltiples flujos humanos, intereses políticos, estratégicos y económicos que hacen imprescindible una estrecha y profunda colaboración", ha sentenciado.

En este sentido, ha recordado que España es el primer proveedor de Marruecos y el segundo mercado para sus exportaciones al exterior y que es en ese contexto en el que tienen lugar intercambios comerciales cada día más intensos. Asimismo, ha manifestado que Andalucía está situada como la primera comunidad autónoma española exportadora a Marruecos con una cuota de mercado cercana al 20 por ciento, a lo que se suma la existencia de una comunidad importante de residentes marroquíes que mantienen con sus lugares de origen toda una red de relaciones afectivas y económicas.

"Todas estas razones fundamentan la sólida, positiva y enriquecedora relación que existe entre nuestra comunidad autónoma y el Reino de Marruecos. Una relación consolidada por muchos años de colaboración y a la que ahora pretendemos dar un renovado impulso con esta misión institucional, cultural y empresarial de la Junta de Andalucía", ha indicado.

Una exposición en La Alhambra sobre el legado bereber

El Gobierno andaluz y el marroquí han acordado este martes la puesta marcha el próximo mes de diciembre de una exposición en La Alhambra sobre el legado bereber, formada por las donaciones de la mecenas marroquí Laila Mezian Benjelloun y que estará abierta hasta abril de 2020.

Así lo ha anunciado la consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia Del Pozo, tras una reunión con el ministro de Cultura, Mohammed El Aaraj, en el marco de este viaje institucional.

Personas visitando la Alhambra de Granada, en una imagen de archivo. FOTO: GETYOURGUIDE.

Según ha explicado la titular de Cultura, la exposición La Granada zirí y el universo bereber estará comisariada por Antonio Malpica y acogerá los fondos donados por Laila Mezian Benjelloun, de quien Del Pozo ha destacado su "voluntad de colaboración y su generosidad", y que muestran la tradición y la historia del pueblo bereber en Granada, "pueblo que marca la unión tan fuerte entre Andalucía y Marruecos".

Además, Del Pozo ha anunciado que tras la citada exposición, y de manera conjunta con el Reino de Marruecos, la Junta pondrá en marcha un gran museo bereber permanente en la ciudad granadina, con fondos permanentes de la colección privada de Laila Mezian Benjelloun, en el recinto de La Alhambra.

En este sentido, con motivo del XX aniversario de la Fundación Tres Culturas, la Consejería de Cultura y el Ministerio de Cultura de Marruecos diseñarán una serie de actividades para los próximos tres años, con exposiciones itinerantes en ambos territorios, congresos y cursos de formación sobre ambas culturas, con gran interés en la difusión del flamenco.

La consejera ha destacado "los flujos constantes entre Andalucía y Marruecos" a través del gran centro de interpretación del flamenco que acogerá el Instituto de las Artes Musicales de Rabat y "que servirá para el contacto entre profesionales y alumnos". En su opinión, el flamenco debe servir de "nexo de unión para fomentar la colaboración entre ambos territorios", con la puesta en marcha de un festival de flamenco con una sede itinerante entre los dos.

En paralelo, la consejera de Cultura ha resaltado el interés del Ministerio marroquí en "algunas piezas del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) y en que los técnicos de los dos países colaboren", y la importancia que para ambas delegaciones tiene la industria cultural "como desarrollo de empleo y riqueza. Ya se han celebrado dos congresos de pymes de Andalucía y de Marruecos, y queremos que este tipo de eventos se celebre cada año con el apoyo de Extenda".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído