José Ortiz: "Si tengo que elegir entre Vejer y el PP, siempre voy a elegir Vejer"

El alcalde de la localidad gaditana, un bastión turístico de la provincia que en verano quintuplica su población, conversa con lavozdelsur.es sobre el futuro de su pueblo, la turistificación, la "locura" urbanística de El Palmar y la renovación de su partido en Cádiz

José Ortiz, tras una entrevista para lavozdelsur.es en 2019.
José Ortiz, tras una entrevista para lavozdelsur.es en 2019. MANU GARCÍA

Cuando se suben las tres plantas de la Casa Consistorial de Vejer, en lo más alto de una localidad enclavada en la cima de La Janda gaditana e incluida en la red de pueblos más bonitos de España, el alcalde, José Ortiz (Vejer de la Frontera, 1985), despacha con sus técnicos, casi en la misma puerta de su despacho. Puntual y atento, rápidamente se detecta que lo suyo no es la poltrona, y que su discurso se atiene a los manidos argumentarios de partido. El pasado 26 de mayo fue uno de los grandes triunfadores en las municipales en la provincia, revalidando la tercera mayoría absoluta del PP en Vejer (10 ediles frente a siete del PSOE). 3.399 votos que le mantendrán con el bastón de mando otros cuatro años más.

Licenciado en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Granada, llegó a la Alcaldía en 2011 y tras experimentar la peor cara de la gran crisis, dio la vuelta al marcador: rebajó la deuda municipal y, de un 50% de tasa de paro, logró un descenso del desempleo a niveles precrisis. Entre las Cobijadas y las Hazas de Suerte, dos de sus tradiciones más arraigadas al pie de sus molinos de viento, Vejer es un lugar en el mundo para propios y extraños. Una comarca con 12.000 habitantes repartidos en un núcleo principal y 22 pedanías (de Santa Lucía a El Palmar, pasando por La Muela o Patría) que estos meses quintuplica su población. Ortiz, sin vacaciones, se confiesa nada más tomar asiento, a modo de desahogo después de una temporada alta a todo trapo: “Estamos agotados (pausa). Estamos agotados porque es mucha tela”. Aun así, después de ser senador y renunciar a ocupar un puesto como parlamentario andaluz, no cambiaría su pueblo por nada.

¿Qué tiene Vejer que le hace tan feliz?

Lo que me hace tan feliz de Vejer es tener el cariño de tus vecinos, tener el apoyo por tercera vez con mayoría absoluta en las elecciones, y sobre todo, tener un proyecto. Siempre hemos dicho que si Vejer está donde está no es por éxito o gestión solamente del equipo de gobierno que tengo el honor de presidir, sino porque hay un proyecto compartido. Hay un proyecto que comparten asociaciones y colectivos, todo el sector turístico, lo hemos hecho coparticipado y la gente se siente representada. Cuando ves que los proyectos salen adelante, y ahora también con la ayuda de la Junta de Andalucía, lo que antes costaba mucho esfuerzo conseguirlo, ahora tenemos una interlocución mucho más directa y se nota bastante.

Todos los indicadores socioeconómicos mejoraron en el último mandato...

El que no ha mejorado he sido yo, que tengo más canas (ríe).

Supongo que por tantos problemas intrínsecos al cargo...

Ha mejorado todo menos la imagen del alcalde, que con 35 años aparento muchos más (sonríe). Sí, es verdad que cogimos una situación muy complicada cuando nos pusimos al frente del Ayuntamiento, el tema económico es verdad que se puede resolver o no, pero lo principal era la situación socioeconómica del municipio. Yo recuerdo, y recuerdo siempre, enero de 2012. Fue tremendo. Colas en la escalera de personas, padres de familia con hijos estudiando, que vivieron situaciones dramáticas.

¿Qué se hace ante eso con recursos tan limitados?

¿Qué hicimos? Lo que hicimos fue decir que había que poner en marcha, en primer lugar, una ordenanza municipal para ayudas al pago de alquiler o hipotecas, aquí nadie se ha visto en la calle, y aquí a nadie se le ha cortado el agua, ni nadie ha tenido la luz cortada. Nadie. Siempre hay que agradecer el trabajo y el gran sistema de respuesta tanto de Asuntos Sociales como de los colectivos y asociaciones que nos ayudaron. Había que dinamizar el pueblo: la construcción ya estaba decayendo, los polígonos industriales estaban cerrando y el sector del campo sabíamos que por mucho que un ayuntamiento haga, depende de muchos factores y de otras administración públicas y fondos europeos. Dijimos que el turismo era el sector donde más podíamos hacer hincapié. Entendimos el turismo como eje transversal y hemos visto su evolución hasta hoy, donde gran parte de la población puede vivir, mantenerse a lo largo del año, gracias al sector turístico.

Otro momento de la conversación de Ortiz con este periódico digital, en días pasados. FOTO: MANU GARCÍA

¿Y en qué punto están ahora?

Queremos mantener lo que tenemos, un turismo de calidad y familiar, pero tenemos que consolidarlo y hacer cambios, porque el turismo es muy cambiante y tenemos que sabernos adaptar a los nuevos tiempos. En esta legislatura, además, y con el apoyo de la Junta de Andalucía, vamos a trabajar en el sector de la agricultura haciendo de Vejer un referente en la industria agroalimentaria con un matadero comarcal, el principal objetivo que nos hemos marcado junto con Daniel Sánchez, delegado territorial de Agricultura y que fue teniente de alcalde en Vejer anteriormente. Igualmente, nos marcamos la apuesta por la mejora de las infraestructuras junto con los servicios sociales.

La idea es diversificar. Se podía pensar que ya lo tenían todo hecho con la potencialidad turística del pueblo...

Un pueblo que dependa de un solo sector está condenado a que si el sector cae, cae el pueblo. Y eso yo como alcalde no lo puedo permitir.

Usted defiende que su despacho 'esté' en la calle y la participación vecinal. El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', coincide con muchos de sus planteamientos. ¿Gobernar un municipio no tiene nada que ver con ese sectarismo y esa confrontación ideológica permanente que nos venden, no?

'Kichi' es amigo. Evidentemente, nos separan diferencias ideológicas, pero siempre he dicho que, antes que alcaldes, somos personas. Cuando un vecino viene a pedirte ayuda, la ideología evidentemente tiene que estar completamente apartada. Ser alcalde de un pueblo es distinto a ser alcalde de una ciudad, pero, a grandes rasgos, en ambos es tener tu despacho en la calle. Cuando alguien llama a la puerta de tu despacho tienes que saber que viene a contarte un problema que le tienes que resolver porque cuando se recurre a un alcalde es porque estás en una situación que ya no sabes solucionar. Y a todo esto hay que sumarle que la ciudadanía debe ver que tu pueblo o ciudad avancen, y siempre pegado a la calle. Un alcalde que esté sentado en su despacho no conoce la realidad de la calle, cuáles son sus problemas, no sabe si los jardines están bien o no, la realidad de los colegios, de los colectivos... A nosotros las asambleas vecinales nos funcionan muy bien y en este mandato las repetiremos. Gobernar es escuchar y yo prefiero que me den antes un tirón de orejas que una palmadita en la espalda, porque creo que el tirón de orejas va a ser mucho más sincero.

"Prefiero que me den antes un tirón de orejas que una palmadita en la espalda, porque creo que el tirón de orejas va a ser mucho más sincero"

A usted no le ha temblado el pulso cuando ha tenido que exigirle a su partido inversiones para su pueblo. ¿Ahora qué pide a la Junta, que recientemente ha abierto al fin el Hospital de La Janda, y al Gobierno?

En las próximas semanas se abren las zonas de Urgencias y hospitalización. Por fin. Ya están abiertas consultas externas. Solamente puse una condición cuando me afilié al PP, con cuyas ideas y principios son con las que más me identifico, y fue que para ser candidato a la Alcaldía, si tenía que elegir entre Vejer y el Partido Popular, siempre iba a elegir Vejer. Y en este sentido, a la hora de defender los principios y los valores de mi pueblo, pero también los proyectos que mi pueblo me demandaba, yo iba siempre a anteponer Vejer a cuestiones ideológicas. Nos pusimos manos a la obra con un hospital, que algunos se acostumbraron, pero yo no me acostumbré a verlo lleno de jaramagos, cabras en el interior, y no nos callamos. Pero hay una infraestructura vital para este pueblo, como es la carretera de Vejer a El Palmar, donde pronto espero que tengamos buenas noticias de la mano de la Junta. En cuanto al Gobierno de la Nación, no hay proyecto más importante para Vejer que el desdoble de la N-340 hasta Algeciras.

Fue sonada su abstención en los PGE del último Gobierno de Rajoy por dejar fuera esa partida...

Cuando se aprobaron los PGE de 2017, me tuve que abstener en el Senado porque no incluían la partida necesaria ni siquiera para empezar con los trámites para la Vejer-Algeciras y, por tanto, antepuse Vejer a mi partido. Y ahora mismo que, entre comillas, gobierna el PSOE, seguiremos reivindicando esa carretera porque es de vital importancia para la comarca.

La "locura" de El Palmar: "Necesitamos parar al que ponga una primera piedra en una vivienda irregular, pero es que no tenemos medios"

¿No cree que lo anormal es ver esa decisión como algo insólito?

Yo pienso que cuando empecemos a normalizar que los políticos somos personas, con corazón, con familia, con vecinos a los que nos debemos, alguno cambiará su concepto de la política. La política es más normal de lo que nos creemos. La política es defender lo que crees justo y ser útil a la ciudadanía. Tengo muy claro que de esos principios nunca me voy a salir. El día que me salga, me saldré de la política.

Aunque tenga que renunciar a hacer carrera o a puestos más relevantes... ¿se ha dado el caso?

Se ha dado el caso.

¿Le ha compensado de alguna manera sacrificar esa proyección dentro de su partido?

Hombre, tenga en cuenta que yo me comprometí con mis vecinos a que me iba a volver a presentar para alcalde y me presenté de nuevo. Hay que cumplir.

¿Le preocupa el fenómeno de la turistificación y cómo puede llegar a afectar a su pueblo?

Sabiendo muy bien dónde llevar a tu pueblo, creo que nunca esto se saldrá de madre. Lo que sí es cierto, y lo hablamos mucho los alcaldes, es que tenemos un problema en cuanto a financiación municipal. Se habla mucho de la financiación de las comunidades autónomas, pero yo también pido que se aborde por todos los partidos políticas en las Cámaras la financiación de los ayuntamientos. No han mejorado, pese a que cada vez asumimos más competencias. Le pongo un ejemplo: el mantenimiento del colegio lo llevan los ayuntamientos; los servicios sociales, aunque son competencia de la Junta, los llevan los ayuntamientos; cuando a una persona se le corta la luz, donde va a pedir ayuda es al Ayuntamiento... a eso le tienes que unir, y desde aquí hago un llamamiento desde su medio de comunicación, que es importante que regulen las viviendas turísticas. Eso está provocando problemas...

"Una calle no puede ser entera de viviendas turísticas. Hay personas que se enriquecen con esto y los ayuntamientos nos estamos empobreciendo"

¿Están emergiendo aquí esos problemas, no son exclusivos de grandes capitales?

Los estamos notando en dos sentidos. En primer lugar, estamos dejando los pueblos sin viviendas para que nuestros vecinos puedan alquilar. Hoy día se dedican todas las viviendas prácticamente al alquiler turístico y eso está provocando un déficit de viviendas para el mercado del alquiler que nos obliga a los ayuntamientos, como nos va a obligar en este mandato, a buscar fondos para construir viviendas públicas. Por tanto, tengo un problema que antes no tenía. Pero es que las viviendas turísticas hay que regularlas. Y le pongo otro ejemplo: una vivienda turística paga exactamente la misma tasa de basura que cualquier vivienda, cuando claramente hay una actividad económica en su interior. Hay una competencia desleal con los hoteles y con los alojamientos que están dados de alta. Y en Vejer, por ejemplo, no depositan la basura en el horario de todos los vecinos, sino que salen de la casa a las doce de la mañana y dejan la basura en la calle, lo que me obliga, para que el pueblo esté limpio, a que un trabajador vaya a recoger la basura. Son muchas cuestiones que obligan a que estos pisos deban declarar como actividad económica para que los ayuntamientos contemos con mayores ingresos para poder atender la mayor demanda de servicios. Insisto: hay personas que se enriquecen con esto y los ayuntamientos nos estamos empobreciendo. Y es que una calle no puede ser entera de viviendas turísticas.

Ortiz, en su despacho en la Alcaldía de Vejer. FOTO: MANU GARCÍA

¿Y el crecimiento de Vejer por dónde pasa, cómo atraer a nuevos vecinos con este panorama inmobiliario?

Estamos ya en la última fase para aprobar el nuevo PGOU y lo que queremos en Vejer es que la gente viva en Vejer y viva de Vejer. Queremos regularizar las viviendas en pedanías, que un padre pueda ver a su hijo vivir en su vivienda en la pedanía, pero al mismo tiempo, promoveremos viviendas públicas, regularemos la vivienda de alquiler con ayudas de otras administraciones, y promoveremos suelo productivo. El PGOU está llamado a solucionar el problema de la vivienda, a hacer que la gente viva en Vejer y viva de todo el potencial que tiene este pueblo.

Este es un pueblo con un número importantes de personas extranjeras (el 25% del censo), ¿ha sido determinante para el enriquecimiento del municipio en las últimas décadas?

Ha sido, evidentemente, fundamental. Son personas que vienen aquí, que viven, que consumen, que invierten, que apuestan por este pueblo... y todo nos hace pensar que ese dato aumentará en los próximos años porque no hay pueblo que haya tenido un hospital a sus puertas que no haya aumentado la población. Y luego está la oferta educativa, que en Vejer también tenemos una buena oferta tanto en el núcleo principal como en las pedanías.

Aquí no hay peligro de caer en eso que llaman la España vaciada.

Vamos a trabajar para que no.

"Estoy a favor de una inmigración regular, ordenada, pero siempre me pongo en el pellejo de esas personas que si cruzan el Estrecho y ponen en peligro sus vidas es porque la situación que viven en sus países de origen es demoledora y vienen buscando una vida mejor"

No las tiene todas consigo.

Hay factores que no dependen de esta Alcaldía. Hay una cosa que me tiene bastante preocupado, y es la crisis económica que parece que está todo el mundo diciendo que se avecina. En la época de crisis fueron muchas las personas que se fueron de los pueblos en busca de mayores oportunidades de empleo en las capitales. Nosotros tenemos la tarea hecha, un plan municipal de vivienda aprobado y un PGOU que se va a aprobar con la nueva normativa de la Junta de Andalucía.

¿Hay que volcar más recursos en los ayuntamientos para atender la realidad del drama migratorio?

Es un problema de origen, no hay que reconocer que hay un problema y después dar fondos a los ayuntamiento, que evidentemente los necesitamos para la atención. Hay otros pueblos cercanos como Barbate donde se viven situaciones dramáticas, como las del verano pasado. Este no. Estoy a favor de una inmigración regular, ordenada, que se aborde en origen, pero, en cualquier caso, siempre me pongo en el pellejo de esas personas que si cruzan el Estrecho y ponen en peligro sus vidas es porque la situación que viven en sus países de origen es demoledora y evidentemente vienen buscando una vida mejor.

¿No han notado en sus costas eso que algunos llaman 'efecto llamada' este verano?

Solamente hemos tenido dos embarcaciones que han llegado a El Palmar y se derivaron al cuartel de Conil.

Un momento de la entrevista con lavozdelsur.es / FOTO: MANU GARCÍA

¿Cumple Diputación de Cádiz con todos los ayuntamientos?

Yo recuerdo que en la anterior legislatura con la presidenta Irene García (PSOE) no tuvimos ningún tipo de problema. Nos acogimos a los mismos fondos que el resto de ayuntamientos y, previa petición, dos reformas que tuvimos que asumir, se firmó un convenio de colaboración y se arreglaron. Por tanto, no tengo ningún tipo de queja. Haríamos las cosas de forma diferente, pero no tenemos ningún tipo de queja con la actual presidenta. Solo espero y confío que la actual legislatura sea igual de fructífera para Vejer en base a las relaciones leales y sinceras entre Diputación y Ayuntamiento.

La Junta ha abierto la puerta a regularizar muchas de las viviendas ilegales de zonas de costa como El Palmar, ¿qué le parece? ¿es posible eso con un crecimiento sostenible del litoral?

Hemos lanzado un SOS porque, ya lo hicimos con el anterior Gobierno, una estructura municipal pequeña no puede tramitar tantos expedientes sancionadores como los que hay en El Palmar. Nosotros ahora mismo en El Palmar hemos elaborado el PERI, modificado y adaptado al nuevo sistema para que los vecinos lo apoyen, y que sea rentable y viable tanto para ellos como para el Ayuntamiento, pero cuando lo tenemos en exposición pública, vemos que hay que empezar de nuevo porque hay el doble de viviendas previstas que las que hay en ese primer momento. Ese es un problema.

Crecen como setas...

Exactamente. Es un problema. Acuerdas un Plan, con distribución de parcelas, con las acometidas, los viales... y cuando acabas la tramitación para meterle mano, debes reconfigurarlo porque donde antes había una carretera ahora hay una casa, eso es inviable. Necesitamos parar al que ponga una primera piedra en una vivienda irregular, pero es que no tenemos medios. Ahora, gracias a un convenio que hemos firmado, la Junta asume la disciplina urbanística en El Palmar y se están viviendo situaciones complejas, pero evidentemente había que poner fin a esa locura.

Se han vivido situaciones muy trágicas por esta locura urbanística...

Algunos no son conscientes de las locuras que hacen. Y no son tanto los vecinos de El Palmar, donde hay una mayor conciencia de hacia dónde debe ir El Palmar, sino son los que vienen, compran una tierra, hacen una parcelación completamente irregular y quieren sacar el máximo provecho a esos 1.000 metros. Donde caben dos casas, que no caben porque no se puede hacer, meten diez. No llegan camillas de ambulancias, ni camiones de bomberos, son locuras. Se están pasando momentos complicados con la actuación de la Junta, pero era necesario.

El alcalde de Vejer, en un momento de la conversación con este medio. FOTO: MANU GARCÍA

Han aprobado hace unos meses un proyecto hotelero en El Palmar con cierta polémica, ¿saldrá adelante?

Con este tema le tengo que decir que nosotros vamos a tramitar porque estaba completamente aprobado. Pero si me da a elegir entre un hotel de 600 habitaciones y 20 hoteles de 30 habitaciones, prefiero lo segundo. En el primer caso, si cierra, cierran 600 camas. Me gusta el segundo modelo turístico y es el que defiendo, pero lo otro se está tramitando. Con respecto a El Palmar, la idea es regularizar, delimitar perfectamente dónde se puede construir y dónde no, ir de la mano de los vecinos para hacerles ver que El Palmar así no va bien y que la mejor garantía para subsistir es hacer las cosas de forma sosegada, pensando en el mañana, no en el hoy. Hay que hacer de El Palmar un destino turístico de calidad y familiar. Quiero lo mismo que hemos hecho con Vejer.

¿Mantendrá esa imagen virgen?

De carretera para la playa, se mantiene intacto. Todo viene de carretera para dentro. Lo que atrae de El Palmar es que es una playa virgen, y por eso vienen tantos visitantes. Lo que hagamos en la playa tiene que tener una corresponsabilidad con lo que queremos que haya en todo el núcleo de población. También vamos a regular el frente litoral de El Palmar.

"Estamos todos unidos en torno a la nueva presidenta Ana Mestre, que ha sabido integrar a muchas personas en esa ejecutiva provincial y ahora de lo que se trata es de mejorar los resultados"

¿Frenará cualquier intento de especulación?

Totalmente. A algunos se les están quitando las ganas. Bajo ningún concepto.

A nivel de partido, usted que es uno de sus hombres de confianza, ¿le ha pedido consejo Pablo Casado sobre qué votar en una nueva investidura?

(Ríe) No, Pablo Casado sabe muy bien lo que hacer. Tenemos la suerte que, ante el desbarajuste de políticos que tenemos a nivel nacional, hay un líder como Pablo Casado con las ideas claras y que además es un hombre de Estado. Sabe perfectamente lo que necesita España y lo veremos, más pronto que tarde, como presidente del Gobierno. Mientras siguen las peleas entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez, los ayuntamientos tenemos congelada la financiación, las comunidades autónomas tienen congelada la parte de financiación, y eso hace que no haya dinero para nadie. Eso es lo que provocan sus peleas por intereses electorales. No hay que poner otra vez a España en la picota electoral, hay que ponerse cuanto antes a trabajar para que España funcione y prospere. Esperemos que no vayamos a una nueva crisis económica porque hay una ecuación que no falla: PSOE es igual a paro.

¿Se han calmado las aguas a nivel provincial?

Sí, siempre han estado calmadas.

¿Han cambiado todo para que nada cambie?

Sí, por supuesto que ha cambiado. Lo que ha ocurrido con el PP provincial es que, al igual que defender a tu pueblo por encima de todo, se debe de ver normal que haya debate en los partidos políticos. Ha habido un debate, ha habido una renovación y ahora de lo que se trata es de empezar a sumar y a crecer.

Caso de corrupción: "Presunción de inocencia y confianza en que en los partidos políticos los chorizos se vayan"

¿Ha ganado el partido?

Ha ganado el partido, estamos todos unidos en torno a la nueva presidenta Ana Mestre, que ha sabido integrar a muchas personas en esa ejecutiva provincial y ahora de lo que se trata es de mejorar los resultados.

Ha cambiado mucho la política en estos años. Antes era impensable que el PP aireara diferencias internas.

También era impensable que el PP eligiera por primarias, como hace un año, a su presidente nacional. Creo que es bueno que los ciudadanos vean que los partidos funcionan democráticamente y que en los partidos se puede expresar, sin ofender a nadie, la opinión.

El presidente andaluz Juanma Moreno decía esta semana que no pone la mano en el fuego por Aguirre y Cifuentes, tras ser imputadas. ¿La corrupción sigue pesando?

En los últimos años no se han escuchado casos nuevos, todos estos son casos antiguos, y también es verdad que siempre mantengo la presunción de inocencia. Muchas personas fueron condenadas mediáticamente y luego la Justicia archivó la causa por la que eran investigadas. Esas personas sufrieron unas consecuencias, se les ha manchado su nombre, y ahora nadie recupera ese titular tan grande con el archivo. Presunción de inocencia y confianza en que en los partidos políticos los chorizos se vayan.

Sobre el autor:

Paco_Sanchez_Mugica.jpg.200x200_q100_box-190,0,950,760_crop_detail

Paco Sánchez Múgica

Periodista, licenciado en Comunicación por la Universidad de Sevilla, experto en Urbanismo en el Instituto de Práctica Empresarial (IPE). Desde 2014 soy socio fundador y director de lavozdelsur.es. Antes en Grupo Joly. Soy miembro de número de la Cátedra de Flamencología; hice la dramaturgia del espectáculo 'Soníos negros', de la Cía. María del Mar Moreno; colaboro en Guía Repsol; y coordino la comunicación de la Asociación de Festivales Flamencos. Socio de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC) y de la Federación Española de Periodistas (FAPE).

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído