Fernando Macías, alcalde de Medina: "La inmediatez está matando a la política"

El regidor asidonense, en el cargo desde 2011, que también es el coordinador provincial de IU, analiza la situación de un municipio en el que no se registran fallecidos por el virus. Durante este mandato quiere revitalizar el casco histórico para fomentar el turismo patrimonial

Fernando Macías, alcalde de Medina Sidonia, posando para la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA
Fernando Macías, alcalde de Medina Sidonia, posando para la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

Fernando Manuel Macías (Medina Sidonia, 1974) es alcalde de su pueblo desde 2011, cuando cogió el bastón de mando después de varias intentonas, y desde entonces no lo ha soltado. Este regidor, de pelo rizado y barba oscura, estudió Filología Hispánica y ha tenido diversos trabajos durante su vida laboral. Es un lector voraz y también poeta, de hecho la pandemia ha interrumpido el lanzamiento de su última obra, que está deseando que se publique. Afiliado a IU desde 1993, en la actualidad es coordinador de la coalición en la provincia de Cádiz —fue quien tomó el testigo del histórico alcalde de Trebujena Manuel Cárdenas— y alcalde de Medina Sidonia con un gobierno en minoría tras dos mayorías absolutas consecutivas, en una población de poco más de 11.700 habitantes que registrado 20 contagiados desde el inicio de la pandemia —siete de ellos en los últimos catorce días— y cero fallecidos.

¿Hay algún secreto para contener los contagios?

Las Administraciones locales hacemos lo que podemos con la concienciación. No sé si tendrá relación, pero fuimos un ayuntamiento muy restrictivo desde el principio. Hemos tenido alguna actividad cultural, enfocada al turismo, como las puestas de sol desde el castillo, pero en el momento en el que se hablaba de la segunda ola decidimos no tener ningún tipo de actividad. No creo que sea el secreto tampoco, porque es una cuestión de comportamiento y de las medidas que las personas toman. El comportamiento entre la gente está siendo ejemplar.

¿La población entiende este tipo de medidas?

Depende. Nosotros cerramos la piscina de verano en pleno auge.

Es una medida impopular…

Es verdad, pero fue apoyada por mucha gente. Fue un acierto. Si no puedes controlar la expansión del virus en un colegio o en un edificio público, tampoco puedes plantearte abrir una piscina donde todo el mundo va a estar chapoteando y en contacto. No era popular cerrar la piscina antes de que empezara la temporada de verano, ni es rentable, porque esta y otras actividades deportivas son una fuente de ingresos para el Ayuntamiento, pero lo primero es proteger la salud de las personas.

No era popular cerrar la piscina antes de que empezara la temporada de verano, ni es rentable, pero lo primero es proteger la salud de las personas"

¿Cómo llevó el confinamiento? ¿Ha sido su etapa más complicada desde que es alcalde?

Hay dos hitos que han sido fundamentales. Los años 2012-2013 fueron terribles a nivel económico, la tasa de paro era brutal. Ese año fue muy malo, pero como el 2020 no hemos visto otro. Contra la crisis se podía luchar con medidas políticas, con movilizaciones, recuerdo que los alcaldes de IU emprendimos movilizaciones reivindicando trabajo para Cádiz. Los primeros planes de empleo que sacó la Junta de Andalucía fueron cuando IU estaba en el Gobierno andaluz. Pero en el momento en el que estábamos los municipios levantando un poco la cabeza se nos cuela una pandemia. No sabes cómo pelear contra algo que no cabía en la cabeza que pudiera ocurrir.

¿Qué es lo primero que pensó cuando se decretó el confinamiento?

Pensamos que se habían pinchado las cuatro ruedas del coche. Ahora que estábamos empezando a circular correctamente encontramos un obstáculo en el camino que nos impide que el vehículo siga la marcha. Se nos cayó el mundo encima. Ya veíamos venir el confinamiento y adelantamos medidas antes del estado de alarma. A través de la empresa pública Medina Global desinfectamos colegios, edificios municipales, calles, parques… Te puedo asegurar que ver las calles vacías y todo cerrado no es nada agradable, pareces el alcalde de un pueblo fantasma.

¿Qué fue lo peor?

Cuando te vas enterando que hay vecinos que tienen problemas. Personalmente, viví muy intensamente la experiencia de Alcalá del Valle, por amistad con Rafa —Aguilera, el alcalde—, porque es mi compañero e ideológicamente estamos en el mismo barco. Esa sensación de impotencia que tuvo Rafa el fin de semana que estuvo dentro de la residencia porque no había actuación de otras Administraciones la vivimos todos los alcaldes con muchísima dureza. Un alcalde en este tiempo ha hecho de todo, hemos estado con familias que perdían a uno de sus miembros por otras razones, porque aquí no hemos tenido fallecidos por el virus, pero esos momentos son muy duros.

Fernando Macías, durante la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

¿Cómo cree que saldremos de esta crisis?

Hay que diferenciar entre la crisis que dio la cara en 2012-13 y esta crisis, porque en aquella se rescató un sistema bancario que pagamos y seguimos pagando todos los ciudadanos. En esta crisis ha habido un intento de salvar a las personas, como cuando se plantean los ERTE, algo que era impensable en 2012, o las ayudas a autónomos. Este Ayuntamiento ha tenido uno de los planes de ayudas a autónomos más ambiciosos de la provincia en proporción con sus habitantes, con 132.000 euros, una cuantía que supera a ciudades que nos quintuplican en población.

Recientemente han aprobado un presupuesto que contempla 1,6 millones de euros para políticas de empleo, ¿cree que hubiera habido consenso con la oposición de no ser por la pandemia?

La Administración local ha planteado un proyecto de Presupuestos que tiene una apuesta por lo social y que tiene una apuesta por el empleo, sin ser su competencia. El Ayuntamiento de Medina va a invertir 1,2 millones de euros en empleo, a lo que hay que sumar 400.000 euros más para bolsas de empleo. El Presupuesto era irrechazable. Las líneas fundamentales son el plan de empleo, la recuperación del patrimonio arquitectónico de Medina, la fuerte inversión social y las ayudas a autónomos. Esa música sonaba bien a los cuatro grupos —IU (ocho concejales), PSOE (siete ediles), Cs (uno) y PP (uno)—, pero la letra la puso IU. El PSOE fue el primero que dijo que le gustaba la música y luego le gustó la letra también. A los otros grupos políticos no les gustó la forma de entender la música y la letra que tuvo PSOE, pero era un presupuesto de unanimidad. Los juegos políticos no valían por la magnitud de la inversión pública prevista. Era difícil decir que no. Ahora será difícil explicar por qué hubo partidos que se opusieron a este Presupuesto.

¿Cuánto le ha trastocado la pandemia sus planes para este mandato?

Hay dos proyectos fundamentales, la semipeatonalización del centro histórico es uno de ellos pero también tenemos inversiones en barrios que no han tenido la inversión histórica que han debido tener a lo largo de los años, como la barriada de La Paz, Blas Infante y Manuel de Falla, consideradas zonas desfavorecidas por la Junta de Andalucía. Tenemos un proyecto claro con la reconstrucción del barrio de Santa Catalina, que desde 1997 está estancado, y hemos creado una cooperativa de viviendas que va a empezar a reconstruir el barrio. Eso, junto a la reconstrucción de un kilómetro del casco histórico y la recuperación de la antigua iglesia de San Agustín con un préstamo de un millón de euros que vamos a pedir, van a cambiar la visión urbana de Medina.

Queremos situar el casco histórico de Medina a la altura de los cascos históricos de ciudades que son importantes en el plano arquitectónico. Es una apuesta firme por un turismo patrimonial"

¿El objetivo es hacerla más atractiva para el turismo?

El objetivo es situar el casco histórico de Medina a la altura de los cascos históricos de ciudades que son importantes en el plano arquitectónico. El centro está vivo, las personas pueden pasear y pretendemos culminar ese proceso revitalizando barrios que necesitan una apuesta comercial, turística y de infraestructuras. Es una apuesta firme por un turismo patrimonial.

¿Cree que el confinamiento ha revalorizado el valor de lo rural?

He notado que en agosto, que no es un mes excesivamente bueno, las cifras han sido muy buenas. Durante 2019 se triplicaron los alojamientos turísticos en Medina, eso quiere decir que hay una tendencia a la visita, a la pernocta, porque es una ciudad que no se ve en un día. Antes eso era muy complicado. Ahora afrontamos una campaña del dulce temerosos de no tener la actividad de otros años, pero seguramente nos vayan a sorprender octubre y diciembre si los datos de contagios no se disparan. Apostamos por romper la estacionalidad turística.

Desde que es alcalde siempre ha dicho que querían gobernar solos en Medina, ¿por qué?

Siempre hemos mantenido ese discurso, que nosotros gobernaríamos solos Medina Sidonia. Hemos tenido el placer de hacerlo en dos ocasiones con mayoría absoluta y ahora tenemos una situación diferente. Se puede hablar con los grupos políticos, porque todos queremos el bien para nuestra ciudad, pero ganamos las elecciones y tenemos un concejal más que el segundo grupo del arco parlamentario local. Estábamos legitimados para gobernar. Lo seguimos pensando. Gobernar con otro partido en Medina es muy complicado.

¿No es partidario de coaliciones de Gobierno?

Sé que hay otros municipios en los que no es tan difícil, pero IU en Medina defiende un modelo de ciudad que solo defiende esta fuerza política y es difícil de compartir con el resto de los grupos locales. Nosotros hemos decidido el camino de gobernar solos, ni con unos ni con otros, estamos con nuestra gente.

También le preguntaba a nivel nacional…

Con las reticencias que se puedan tener, creo que si no hubiera estado Unidas Podemos en el Gobierno nacional no estaríamos hablando de una salida de la crisis como la que tenemos. Se ha apostado por los trabajadores, que las personas no se queden descolgadas y tengan ingresos. Los ERTE no hubieran sido posibles con un Gobierno de derechas o con el PSOE en solitario. O la Ley de Memoria Histórica, que ya era hora después de tanto tiempo. También se habla de derogar determinadas partes de la reforma laboral… Es bueno estar en este Gobierno si eres capaz de cambiar cosas.

Macías, en su despacho de Alcaldía, en un momento de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

Aunque luego se aprueban medidas como el ingreso mínimo vital pero no llega a las familias…

Es verdad que hay 800.000 familias esperándolo, pero en este tiempo lo he pensado, si eres nuevo en un Gobierno, ya sea el de izquierdas de coalición o el de derechas de la Junta de Andalucía, encontrarte con una situación como la actual debe ser muy complicado. Afortunadamente, la experiencia se nota. Sabes que tienes que tomar decisiones que no son populares, pero son necesarias. Y eso te lo da la experiencia. Que sean Gobiernos nuevos se nota, los ministerios no son una bicicleta, son pesados y hay que aprender. Entiendo a quien no acierta. Creo que la inmediatez está matando a la política. No tienes soluciones inmediatas para problemas a largo plazo. En este tiempo se han tomado medidas muy acertadas. Aunque cierren empresas se han salvado muchas y se ha apostado por los trabajadores y las trabajadoras. Si no hubiera comunistas en el Gobierno difícilmente hubieran podido salir de esta.

¿Qué ha aportado IU a este Gobierno?

Ahí tenemos a la ministra de Trabajo, una militante del Partido Comunista y una compañera de IU que está haciendo un trabajo importante. Desde la propia base hemos aportado cosas, para mí era impensable que hubiera habido créditos ICO para las empresas municipales. Tenemos una empresa municipal como Medina Global, con la que recogemos la basura, damos agua, arreglamos parques, piscinas, el autobús urbano… que va a tener una merma económica grande este año. Para ello necesitamos que se pueda acceder a crédito oficial por parte de las empresas públicas. Somos una rara avis, las empresas públicas tienden a desaparecer porque el sistema favorece la privatización de las empresas y para los gobernantes es más sencillo privatizar. Gestionar es lo complicado y un buen gestor tiene que tener instrumentos. Con el plan de pago a proveedores de la Ley Montoro no pudimos pagarle a nuestra empresa municipal. Hay una discriminación respecto al sector público y lo hemos salvado bien.

¿Qué espera de IU y de Unidas Podemos en lo que queda de mandato?

Frescura y fundamentalmente la defensa de los trabajadores que siempre ha estado ausente en los diferentes Gobiernos que hemos tenido. Cuando se habla de trabajadores o de huelgas generales es que hay una reforma laboral por medio. De los derechos de los trabajadores casi nunca se suele hablar. IU y Unidas Podemos tienen que estar ahí para defender los intereses de la clase trabajadora, ya hemos tenido muchos Gobiernos que han defendido los intereses de otras clases sociales. Pero siendo conscientes que se hace desde una minoría dentro de un Gobierno, que también está en minoría dentro del Parlamento. Es complicadísimo, pero siempre hay que aspirar a más.

Para hablar de República primero tenemos que hacer republicanos. Las personas se tienen que concienciar sobre el modelo de Estado que queremos"

Y tragarse según qué sapos…

A mí no me gusta la expresión, pero es verdad que hay cosas que no puedes hacer con 35 diputados. Hay que aspirar a convertirse en una fuerza mayoritaria. Hay que trasladar experiencias municipales a experiencias nacionales y mirar otras experiencias nacionales de éxito. No se habla de Uruguay en este país, cuando se quiere desprestigiar a la izquierda se habla de Venezuela pero no del ejemplo uruguayo, forjado a través de 40 años. El Frente Amplio es un ejemplo para la izquierda y gobierna un país.

¿Cree que es momento de cuestionarse el modelo de Estado?

Lo decía muy acertadamente Felipe Alcaraz, para hablar de República primero tenemos que hacer republicanos. Las personas se tienen que concienciar sobre el modelo de Estado que queremos. ¿Queremos una República federal o centralista? Tenemos que crear una conciencia para que esa República se vaya construyendo sobre determinados valores, que creo que están claros: la Educación, la Sanidad pública y la solidaridad entre regiones. Una República federal y solidaria es lo que ha defendido IU desde que tengo uso de razón y es en lo que creo, pero que la traigan los republicanos. Hay que construir entre la gente joven un debate profundo en torno al modelo de país que queremos. Se rema para que no cambien las cosas pero muchas veces el cambio no es tan grave. El cambio de una monarquía a una República no sería revolucionario. Es hora de plantearnos dejar de ser súbditos y empezar a ser ciudadanos.

En sus pocos ratos libres que tiene como alcalde es poeta, ¿ha escrito alguno dedicado a la pandemia?

No me inspira nada. He tenido momentos de pavor, de desesperación y también de alegría profunda por los gestos que las personas son capaces de demostrar, pero no de inspiración. He terminado de enmarcar un texto, que tengo unas ganas locas de que salga, pero creación nueva no he tenido porque no me ha dado tiempo. Ha habido momentos en los que he entrado en un bloqueo creativo absoluto.

¿Se ha refugiado en algún poeta durante este tiempo?

He estado leyendo mucho menos que habitualmente, pero he leído algunas cosas de poetas árabes del año 1.000, de Al-Ándalus, y me he encontrado cosas interesantes. Había un amor hacia la tierra, hacia la naturaleza, que ha sido un regalo de frescura. En clase de Literatura se estudia a los poetas que empiezan a hablar romance y terminan en español, pero no a los que escribían en árabe y vivían en este territorio habiendo nacido aquí. Es otra de las partes cercenadas de nuestra Historia, pero hay frescura en esa gente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído