Adiós a la Fundación Tres Culturas, la Barenboim y la del Legado Andalusí: la Junta renuncia a tres marcas globales

Una sola entidad gestionará el trabajo de tres organismos que han logrado aumentar la presencia de Andalucía en el mundo gracias a la cultura

Un evento reciente en la Tres Culturas. FOTO: Junta
Un evento reciente en la Tres Culturas. FOTO: Junta

La Junta de Andalucía ha comunicado este martes la liquidación de tres fundaciones históricas y que han ayudado a trascender la marca Andalucía más allá de España, relacionadas con el mundo de la cultura o la paz. Se trata de la Fundación Tres Culturas, Barenboim-Said y El Legado Andalusí. El objetivo de la Junta es convertir las tres en una sola, una tarea jurídicamente compleja, para unificar en ellas todo el trabajo realizado. Puede ir desde organizar encuentros hasta poner en valor conjuntos monumentales.

La Fundación Tres Culturas ha estado presente en conferencias que toman el relevo de las tres históricas religiones de la Península Ibérica en el periodo musulmán y la Reconquista. También implica a los judíos la Fundación Barenboim-Said, enfocada a la música y que trabaja por la reconciliación de los pueblos, vehiculada por la cultura, con el ejemplo del director de orquesta Daniel Barenboim y del pensador de origen palestino Edward Said. La fundación dio cabida al proyecto común de ambos por la reconciliación en Oriente Próximo, la Orquesta del Diván de Oriente y Occidente. Asimismo, El Legado Andalusí es una entidad que promueve la actividad cultural relativa a la historia de Al-Andalus, con presencia en Granada y Córdoba, los dos lugares con los monumentos más importantes de este periodo en Andalucía, la Alambra y la Mezquita.

Por el momento, se desconoce cuál será la forma que tome esa nueva fundación agrupada. Lo menos probable es que una absorba a las dos, algo que podría haberse dado con la de Tres Culturas, probablemente la más reputada. Aunque hay cuestiones que podrían dificultarlo. El rey Mohamed VI y miembros del Gobierno marroquí está en el patronato. También es alto patrono el rey Felipe VI, en paralelo. 

Paradójicamente, Elías Bendodo, consejero de la Presidencia, ha señalado en nota de prensa la importancia de estas tres fundaciones en el día de anuncio de su liquidación. Hablaba el popular de que "Andalucía debe jugar en el contexto mediterráneo sin dejar atrás ninguna de las líneas de trabajo que venían desarrollando". En su opinión, la integración de estas tres entidades, aunque complejo por el lado técnico, reconocía, presenta "ventajas competitivas" para potenciar su posición estratégica y buscar todas las sinergias posibles para aumentar su proyección nacional e internacional.

Según la Junta, Andalucía se caracteriza por ser una de las regiones más extensas de Europa con una situación geográfica muy singular y vínculos culturales, sociales y económicos con el ámbito mediterráneo, por lo que "promover el diálogo, la paz y la convivencia entre pueblos del Mediterráneo es el principio rector que guiará las actividades de la fundación que se pretende crear integrando en su objeto fundacional los fines de los tres entes existentes". De este modo, promoverá "el respeto a los derechos humanos, luchando contra el racismo y la xenofobia, garantizando el respeto a la diversidad y el pluralismo en sus respectivas sociedades, y fomentando el desarrollo de los sistemas democráticos".

Todos esos principios serán "reforzados en este proceso de integración a través de los valores de la música y las actividades formativas de la cultura y el conocimiento, con el objetivo de la formación integral humanística y prestando especial atención al fomento del respeto a la diversidad cultural. Todas estas actuaciones son las que desarrolla en la actualidad la Fundación Barenboim-Said".

Asimismo, con la integración de la Fundación El Legado Andalusí se potenciará" la difusión y preservación de la herencia cultural y artística de Al-Andalus, y del papel que Andalucía y España han jugado a lo largo de la historia tanto como puente cultural entre Oriente y Occidente como en las relaciones con los países del mundo árabe, mediterráneo e iberoamericano".

Atendiendo al objeto social de las tres fundaciones, una integración de objetivos en una única entidad potenciaría "su posición estratégica y aumentaría la difusión internacional de las actividades que llevan a cabo contenidas en los planes de actuación y memorias de las mismas". Para hacer posible esta integración se ha constituido "una comisión de coordinación para abordar todas las cuestiones operativas y legales necesarias". Asimismo, en el ámbito de la Consejería se ha creado un grupo de trabajo de carácter técnico conformado por personal de la Viceconsejería, la Secretaría General de Acción Exterior, la Secretaría General Técnica y el Gabinete Jurídico.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído