Las diez peores playas andaluzas en 2018 para los ecologistas

El informe Banderas Negras 2018 saca a la luz los "despropósitos medioambientales" del litoral español

Vista aérea de El Palmar. FOTO: JUAN CARLOS TORO
Vista aérea de El Palmar. FOTO: JUAN CARLOS TORO

Un año más, Ecologistas en Acción publica su informe Banderas Negras, en el que analiza el estado del litoral español para sacar a la luz los "más destacados despropósitos" medioambientales en nuestras costas. Como viene haciendo desde 2016, el colectivo asigna dos banderas negras por provincia, una por casos de contaminación y otra, por casos de mala gestión ambiental, si bien señala que no es fácil, en ocasiones, establecer una línea divisoria entre una y otra.

Aunque son 48 banderas para casi 8.000 kilómetros de costa en España, Ecologistas en Acción apunta a que podría haber incluido muchas más playas en su informe, si bien las que aparecen son los casos "más conflictivos". El litoral español cuenta con ecosistemas "de un valor incalculable", considera Ecologistas, pero "mientras que para unos el valor es sinónimo de conservación del entorno natural, para otros es sinónimo de riqueza económica a cualquier precio", lo que ha provocado "la destrucción de nuestros entornos, generando además, un negocio obsoleto del turismo de sol y playa".

En Andalucía, son diez las banderas negras que la organización ecologista ha impuesto, repartidas en cinco provincias (Huelva, Cádiz, Málaga, Granada y Almería), repitiendo puesto la ría de Huelva, un indicativo "de que es imprescindible seguir denunciando las actuaciones irresponsables de los diferentes gobiernos, así como las consecuencias que han derivado en la destrucción de determinados entornos costeros, además de sus valores humanos, sociales y culturales".

Empezando por el litoral atlántico y culminando en el mediterráneo de la comunidad andaluza, en Huelva, Ecologistas en Acción dota de banderas negras a la ría de Huelva, por contaminación, y a la playa de La Antilla (Lepe) por mala gestión ambiental. En el primer caso, esta bandera negra pretende "mantener el recuerdo de lo que fueron las playas históricas de Huelva y la necesidad de no cejar en el objetivo de su restauración y disfrute". Así, Ecologistas recuerda que durante la dictadura la contaminación destruyó las playas onubenses "sin que décadas de supuesta recuperación ambiental hayan posibilitado aún su devolución a la población", indicando que los más jóvenes solo conocen por fotos lo que fueron la playa de La Gilda o la Punta del Sebo. En la zona exterior, en el puerto de Huelva, la organización destaca que sigue "ocupando y rellenando espacios marinos con las balsas que contienen los sedimentos contaminados de la ría, procedentes de sus dragados".

Vista aérea de La Antilla, en Lepe (Huelva). FOTO: ANDALUCIA.ORG

En cuanto La Antilla, el informe apunta a que "mantiene una amplia zona ocupada por construcciones residenciales y gigantescos chiringuitos, formando una especie de paseo marítimo que ha sido barrido por el temporal de este año". También critica "la ocupación indebida e ilegal, en algunos casos, de la playa", lo que hace que la deje "desprovista de la protección que le brindaría el frente de arena, generando riesgos para bienes y personas, que terminan inevitablemente en golpes de pecho y promesas políticas anunciando actuaciones chapuceras y más futuros daños". Por último, considera que la Estación Depuradora de Aguas Residuales, "cuya renovación y puesta en marcha se espera desde hace años, sigue expulsando sus aguas residuales en pésimas condiciones a las aguas costeras".

En Cádiz, Ecologistas da banderas negras a todo el litoral de la Bahía de Algeciras por contaminación y a la playa de El Palmar, en Vejer, por mala gestión Ambiental. De un lado recuerda los vertidos y emisiones que soporta la bahía (vertederos de ceniza de Acerinox, central térmica de carbón de Los Barrios, refinería de petróleo en Los Barrios, mal funcionamiento de la depuradora de San Roque...), mientras que en la cada vez menos idílica El Palmar destaca "el descontrol urbanístico actual, con más de 700 viviendas ilegales, lo que supone una extensa ocupación de viviendas en un diseminado caótico y vertidos de aguas residuales sin depuración". Como ejemplo de este "despropósito urbanístico", recuerda que en julio del año pasado murieron tres personas por el incendio de una de esas viviendas ilegales.

En la provincia de Málaga, Ecologistas pone el foco en las playas de Nerja por su contaminación, porque si bien destaca el "esfuerzo realizado" en la depuración de aguas residuales en los municipios de la costa de Málaga, "Nerja no ha construido aún su depuradora, por lo que su litoral, que alberga uno de los espacios marinos más importantes en biodiversidad (Paraje Natural de los Acantilados de Maro), y siendo el mejor destino turístico de la provincia, ha estado soportando una importante carga de materia orgánica y componentes indeseables de las aguas residuales de Nerja y de Maro, carga que obviamente se duplica o triplica en los meses estivales".

Suciedad, en aguas de las playas de Nerja, en una imagen retrospectiva.

Igualmente, Ecologistas anuncia que piensa denunciar el proyecto de construcción de la ciudad deportiva del Málaga CF. Dicho proyecto, explica, "amenaza no solamente el patrimonio cultural de la zona afectada, sino a la última playa virgen de la ciudad de Málaga: la playa de Arraijanal. "Es necesario que el paraje del Arraijanal continúe siendo público, así como protegido debido a su importante valor ecológico, situación que hemos señalado ante las autoridades".

En Granada, repite bandera negra por contaminación la playa del Pozuelo, en Albuñol. "La Mugre, que ha dado nombre a nivel internacional a esta playa, sigue, y se junta lo derribado por Costas con los aportes periódicos de las ramblas: plásticos, envases, desechos agrícolas, o los vertidos directos por parte de los vecinos", critica el colectivo ecologista. Además, también repite bandera negra la playa de Peñón y la Guardia, donde se ha urbanizado la playa a costa de destruir huertas tradicionales para la futura construcción de cuatro hoteles de lujo.

Por último, en Almería Ecologistas en Acción otorga banderas negras a la zona de Carboneras, por contaminación. Ecologistas recuerda que en este espacio de pocos kilómetros, confluyen la

Central Térmica del Litoral, con dos grupos de carbón, una desaladora, una fábrica de biodiesel, una cementera, una desaladora y una depuradora, de la que llegan vertidos que generan unos de los peores datos de Almería. De otro lado, otra bandera negra va a parar a la Ribera de la Algaida por mala gestión ambiental. A pesar de ser uno de los municipios españoles con más casas vacías, el Ayuntamiento de Roquetas de Mar proyecta urbanizar la única franja litoral natural del municipio urbano, creando un "parque comarcal", destaca Ecologistas. La futura urbanización del entorno de Ribera de la Algaida y Turaniana desencadenará, entre otras, "la degradación del Monumento Natural de la barrera de P. oceánica".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído