La Policía irrumpe en una fiesta privada en el centro de Sevilla y multa a 50 personas

Durante la pasada madrugada, los agentes impusieron casi 300 sanciones por botellones o no llevar mascarilla

Un momento de la intervención en la citada corrala. FOTO: Emergencias Sevilla
Un momento de la intervención en la citada corrala. FOTO: Emergencias Sevilla

La Policía Local de Sevilla ha interpuesto un total de 294 denuncias por consumo de bebidas en los espacios públicos y por no usar la mascarilla en el marco del dispositivo desplegado de nuevo de noche y madrugada para controlar esas concentraciones de personas y vigilar el cumplimiento de las medidas sanitarias para evitar el contagio por Covid-19.

En concreto, en el operativo, diseñado por la Jefatura del Cuerpo, han participado 85 efectivos y, al igual que en la noche anterior, se dividió en dos fases; una de anticipación con arranque sobre las 20:00 horas y cuya finalidad era adelantarse al inicio de las concentraciones en los lugares habituales; y el resto del contingente a partir de las 22:30 horas para reforzar el dispositivo e intervenir en aquellos casos que se estuvieran produciendo, según ha informado este domingo el Ayuntamiento en una nota.

Desde el Centro de Control se han gestionado un total de 327 sucesos por llamadas de ciudadanos al 092. De ellos, 157 han sido por concentraciones de personas consumiendo bebidas en espacios públicos, 81 por ruidos, 24 por cuestiones relacionadas con la seguridad ciudadana, y el resto, por razones de diferente índole.

Así, durante la pasada madrugada se han producido intervenciones por concentraciones de personas en espacios públicos y en locales y se han interpuesto 294 denuncias por consumo de bebidas en los espacios públicos y por no usar la mascarilla.

Al hilo de estas actuaciones, el delegado municipal de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha señalado que "de nuevo hay que hacer una llamada a la responsabilidad de los jóvenes y de sus padres y madres". "Aunque los grupos de jóvenes disminuyen, siguen existiendo. Debemos ser conscientes de las consecuencias de los rebrotes de la enfermedad y los pasos atrás que existen en otros lugares de España", ha advertido.

Desde el Ayuntamiento destacan la intervención en una fiesta organizada en las corralas existentes en la calle Castellar, donde se disolvió la concentración de personas y se denunció a más de 50. Para acceder al interior del recinto, fue precisa la intervención del Servicio de Bomberos.

Asimismo, un establecimiento de desalojó y precintó en la zona Este de la ciudad, donde se encontraban unas 150 personas bailando y bebiendo e incumpliendo las medidas para evitar el contagio por Covid-19. El local tenía las salidas de emergencias bloqueadas. A su vez, se precintó una máquina expendedora de tabaco que carecía de documentación y tenía inhabilitado el sistema de activación remota para evitar la compra por menores de edad.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído