Investigadores de Granada utilizarán la fibra óptica para verificar que se respeta el distanciamiento social

Investigadores de la UGR.
Investigadores de la UGR.

El grupo de investigación de Teoría de la Señal y Comunicaciones de la Universidad de Granada (UGR) ha puesto en marcha un proyecto de investigación que pretende utilizar la fibra óptica desplegada en esta ciudad para desarrollar herramientas de gestión inteligente del transporte y la seguridad ciudadana que sirva para controlar, entre otras cosas, el distanciamiento social necesario para evitar los contagios de la Covid-19.

El proyecto de sensorización, denominada 'Smart Distributed Sensing', se plantea como objetivo explorar esta tecnología disruptiva, que cambia el concepto de sensor puntual por el de sensor distribuido a lo largo de toda la longitud de la fibra interrogada con pulsos de luz láser.

Las aplicaciones son múltiples en ámbitos como monitorización de tráfico, detección de intrusos, control de temperatura y actividad sísmica, según detalla en una nota la Universidad de Granada. Gracias a este novedoso sistema, los investigadores abordarán de manera distribuida parámetros de muy distinto tipo y extraerán conocimiento de su análisis.

En el paradigma de la sociedad digital, las ciudades inteligentes proponen escenarios tecnológicos en los que habitantes hiperconectados harán uso de toda la información registrable y analizable para mejorar sus condiciones de vida.

Las estructuras tecnológicas avanzadas permitirán un mercado único digital con la consiguiente transformación de los sectores productivos; una administración pública digital para el gobierno y servicio ágil a los ciudadanos; el uso inteligente de la energía optimizada; o la movilidad inteligente de los ciudadanos cuidando las dimensiones ambiental, ecológica y social de las ciudades.

"En este contexto, las redes de fibra óptica proveen infraestructuras de comunicaciones capaces de transportar grandes cantidades de datos en banda ultra-ancha con tiempos de latencia mínimos. Dado su coste moderado, fiabilidad, flexibilidad y seguridad, la fibra óptica forma parte de las infraestructuras de comunicaciones de las ciudades actuales y futuras", indica la investigadora principal de este proyecto, Luz García Martínez, del departamento de Teoría de la Señal, Telemática y Comunicaciones de la UGR.

Es posible trabajar en ámbitos muy diversos que están siendo objeto de grandes avances como los transportes y el tráfico urbano (clasificación de vehículos, monitorización del estado de carreteras, detección de accidentes o derrumbes), el ámbito de la seguridad (protección de fronteras y detección de intrusiones), el transporte de energías (detección de roturas en conductos o tuberías), o la sismología.

La aplicación directa de esta tecnología de monitorización al reto organizativo al que se enfrenta la ciudadanía frente a la Covid-19, permitiría la gestión inteligente e integrada del tráfico y la movilidad. "La sensorización distribuida unida al procesado automático de los datos monitorizados, permitiría extraer información para sugerir rutas alternativas, facilitar planes de contingencia, y evitar así la sobrecarga de determinadas zonas metropolitanas. Con ello contribuiría de manera automática a detectar focos de conflicto, accidentes, atascos y otros potenciales problemas que dificultan el distanciamiento social necesario para controlar los contagios", señala García Martínez.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído