"Hay motivos suficientes para que tenga que ingresar en prisión"

Los funcionarios de la oficina del DNI aseguran que el guardia civil de La Manada fue a sacarse el pasaporte y no a pedir información

Antonio Manuel Guerrero, a su salida de la Audiencia. FOTO: EUROPA PRESS
Antonio Manuel Guerrero, a su salida de la Audiencia. FOTO: EUROPA PRESS

Los funcionarios de la oficina del DNI que estuvieron con el guardia civil de La Manada, Antonio Manuel Guerrero, han ratificado ante la Audiencia de Navarra que el pasado 25 de junio el condenado por un delito de abusos sexuales en los Sanfermines de 2016 acudió a sacarse el pasaporte y no a hacer consultas, según ha asegurado el abogado del Ayuntamiento de Pamplona, que ejerce la acusación popular en el caso.

Al término de la vista para estudiar la situación del guardia civil, el letrado del Ayuntamiento, Víctor Sarasa, ha considerado que "hay motivos suficientes para revocar el auto de libertad provisional y que tenga que ingresar en prisión, fundamentalmente por el riesgo de fuga". "Este señor debería estar en prisión", ha manifestado.

Además, ha asegurado que en la comparecencia de este jueves, los testigos de la oficina del DNI han afirmado que el condenado "no consultó nada sino que simplemente quiso sacarse el pasaporte". Por este motivo, el abogado del ayuntamiento ha considerado que el riesgo de fuga "se ve incrementado por las actuaciones de este señor tendentes a la obtención de un pasaporte sabiendo que no lo podía obtener".

Víctor Sarasa ha afirmado que la versión que ha ofrecido Antonio Manuel Guerrero es "diametralmente opuesta a la versión de los funcionarios".

El abogado insiste en que fue "a pedir información"

Por su parte, Jesús Pérez, abogado de Antonio Manuel Guerrero, ha manifestado tras finalizar la vista que tanto su cliente como él han hecho "todo lo posible por explicar lo que verdaderamente ha sucedido, el malentendido". A la conclusión de la vista el abogado ha señalado que ha sido una comparecencia "bastante extensa", añadiendo que la resolución "va a tardar un tiempo". "No sabemos cuando se va a resolver", ha reiterado a los medios a las puertas de la Audiencia de Sevilla.

Durante la comparecencia han prestado su testimonio nueve testigos. Tras el receso, ha sido el turno para que las partes formulen sus acusaciones. En la primera parte de la vista, que se ha prolongado durante casi tres horas, han testificado tres agentes de la oficina del DNI y otros tres del juzgado en el que Antonio Manuel Guerrero firma los lunes, miércoles y viernes. Además, a petición del guardia civil, han testificado su pareja, su padre y una amiga.

El tribunal decidió convocar esta nueva comparecencia después de que el guardia civil de La Manada intentara renovar la pasada semana el pasaporte, pese a tener prohibido abandonar territorio español, una de las medidas cautelares fijadas por el tribunal, así como la firma tres días a la semana en la Oficina de Presentaciones o la entrega del pasaporte.

La Policía Nacional informó en su cuenta de Twitter de que el guardia civil de La Manada había intentado obtener su pasaporte. Por su parte, el abogado de Guerrero defendió, entonces, que su cliente "no ha incumplido ni quebrantado" las medidas cautelares fijadas por el tribunal para su puesta en libertad y argumentó que acudió a comisaría a "pedir información" sobre su pasaporte, que pensaba que lo tenía extraviado y caducado.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído