Expulsan de su equipo al hijo de un concejal por criticar el "negocio" que hace el club de un campo municipal

Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz de IU en el Consistorio jerezano, recuerda que su "responsabilidad" es "velar por el interés general"

Entrenamiento de uno de los equipos de benjamines del Pueblo Nuevo, en las instalaciones municipales de La Granja, en Jerez.
Entrenamiento de uno de los equipos de benjamines del Pueblo Nuevo, en las instalaciones municipales de La Granja, en Jerez.

Raúl Ruiz-Berdejo, concejal de IU en el Ayuntamiento de Jerez, ha denunciado en su perfil de Facebook que el club de fútbol base donde milita su hijo de ocho años, el Pueblo Nuevo, lo ha expulsado porque "su padre ha actuado en contra de los intereses del club".

Ruiz-Berdejo lleva meses denunciando el uso que algunos clubes —no solo el de su hijo— hace con instalaciones municipales. "No es de recibo que, para poner una taquilla, cierren todos los accesos a la instalación y obliguen a entrar a los usuarios —niños muchos de ellos— por una bolsa de aparcamiento, con coches maniobrando y el peligro que ello conlleva. No es de recibo cerrar el acceso peatonal a las instalaciones sólo porque quieres hacer negocio y no estás por la labor de poner a una persona en cada puerta".

El concejal de IU señala que él no está "para defender los intereses del club, soy concejal del Ayuntamiento de Jerez y es mi responsabilidad, por encima de todo, velar por el interés general y, en este caso, por el correcto uso de unas instalaciones públicas".

De esta manera, lamenta que "así es como responden algunos cuando ven peligrar su chiringuito, recurriendo a métodos mafiosos. Aunque el perjudicado sea un pequeño de ocho años que no podrá seguir en el grupo y con los amigos con los que viene jugando al fútbol durante años. Esos son los métodos mezquinos y miserables de quienes se dan golpes de pecho diciendo defender lo mejor para los niños pero ponen a los pequeños a jugar a los más pequeños a las tres de la tarde, en pleno mes de junio, para aprovechar y, como vienen con sus padres, vender más cervezas y bocadillos en el bar o les hacen entrar sorteando coches, aun a riesgo de ser atropellados cerrando la puerta peatonal porque no quieren poner dos taquillas".

Eso sí, Ruiz-Berdejo puntualiza que su critica "nada tiene que ver con los monitores, a quienes agradezco el trato que siempre dieron a todos los pequeños. Su mismo entrenador se ha solidarizado con nosotros, consciente de la injusticia".

El concejal de izquierdas ya ha informado al Ayuntamiento de Jerez "de las represalias que sufrirá mi hijo porque su padre es concejal y no ha querido mirar hacia otro lado ante algo que no se estaba haciendo bien", y concluye que "él no podrá seguir jugando al fútbol con sus amigos, con los que está desde los tres añitos porque unos miserables, que sólo buscan lucrarse sin importarle lo más mínimo los niños, así lo han decidido. Es su represalia contra mí, por defender que unas instalaciones públicas se usen como corresponde. Pero pueden tener la certeza de que seguiré insistiendo hasta acabar con el negocio que se traen haciendo uso de una instalación pública".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído