El alcalde de Coín (Málaga), Fernando Fernández, ha pedido este jueves esperar a que finalice la autopsia para que "la investigación pueda confirmar una versión oficial de lo ocurrido" con los tres cuerpos sin vida encontrados este pasado miércoles en una casa de campo de dicho municipio.

El regidor ha detallado a los medios de comunicación que los tres fallecidos —un matrimonio y la madre de la mujer, todos de nacionalidad holandesa— fueron encontrados a unos siete u ocho kilómetros de la ciudad, en el Partido Moreta, un lugar "apartado" de la localidad.

Así, ha afirmado que no puede ni confirmar ni desmentir las distintas versiones de lo sucedido, como que se trata de un "suicidio pactado", algo que desconoce, ha incidido. "Una vez que la autopsia se realice se sabrá si los cuerpos tenían signos de violencia", ha apuntado.

"De lo que yo he podido saber no hay ninguna hipótesis oficial, por lo tanto no me quiero arriesgar a decir nada de lo que luego me pueda arrepentir, porque además la prudencia me obliga a no manifestarme en ese sentido", ha asegurado, al tiempo que ha indicado que "esperamos y deseamos que no haya sido una muerte violenta".

Fuentes de la investigación han indicado que el equipo de Policía Judicial de Coín ha continuado este jueves con la inspección ocular del lugar donde fueron hallados los cadáveres y que los cuerpos se encuentran en el Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga donde se les está practicando la autopsia, que podría llevar bastante tiempo en realizarse.

Por otro lado, el alcalde ha especificado que los fallecidos vivían en Coín desde hace varios años, aunque ha dicho desconocer si mantenían alguna relación con los vecinos del municipio, que están "muy conmocionados" con la noticia.

"Tenemos una zona rural donde se mezclan tanto las industrias ganaderas y agrícolas con las zonas residenciales, y en Coín es muy típico debido al clima que tenemos y a la huerta pues que haya familias de extranjeros de distintas nacionalidades que alquilan o adquieren viviendas en el ámbito rural y que llevan una vida muy apartada y muy anónima y que no se relacionan con la población", ha explicado.

Asimismo, Fernández ha detallado que desconocen "quién es la familia que tenía alquilada la vivienda", ni la identidad de los fallecidos. "Me consta que se han puesto en contacto las autoridades con el Consulado holandés y están intentando averiguar la documentación que haya en poder de ellos, que se haya encontrado en el domicilio. Están en contacto con la Embajada de Holanda para intentar localizar a alguien que se pueda hacer cargo de los cuerpos, naturalmente", ha apuntado en este sentido.

De igual forma, ha señalado que sobre quien encontró los cuerpos él solo sabe que la Policía Local le telefoneó este miércoles en torno a las 15:00 horas para informar del hallazgo de los cadáveres. Según informaron fuentes cercanas a la investigación a Europa Press fue el hijo del propietario de la casa quien alertó a la Guardia Civil del suceso.

En la casa de campo se hallaron los cuerpos de un hombre holandés de 62 años, que, al parecer, se habría ahorcado, y su mujer, también holandesa de 59 años y que padecía una enfermedad terminal. De igual modo, en otra habitación se encontró otra mujer, al parecer, la suegra del hombre, de 89 años y también holandesa.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído