El denunciante contra UGT-A: "España necesita cambiar, mi condena es un aviso a navegantes"

El extrabajador del sindicato ha sido condenado por hacer públicos documentos fundamentales para una investigación que destapó el caso de facturas falsas. "Era un procedimiento sencillo de mordidas para financiarse"

Fernando Simón, en rueda de prensa este martes. FOTO: PSOE
Fernando Simón, en rueda de prensa este martes. FOTO: PSOE

El alertador de la supuesta corrupción de UGT en Andalucía Roberto Macías ha pasado por el programa El Patio de lavozdelsur.es, donde ha explicado cuál fue el proceso por el cual pasó de trabajar en el sindicato a promover que la cúpula sea llevada a los tribunales en los próximos meses tras años de investigación. Macías fue condenado recientemente a dos años de prisión por revelación de documentos por acusación de UGT.

"Es uno de los mayores casos de corrupción", indicaba Macías en la entrevista. Ahora mismo, la investigación eleva el desvío de fondos a 40 millones de euros. El sistema, como ha explicado Macías, que trabajaba como administrativo en la sección de compras, consistía en recibir presuntas mordidas de proveedores cuyos costes repercutían en la administración pública, para cursos de formación. "Yo no imaginaba aquello, era un trabajador".

"La diferencia entre lo real y lo facturado, se endosaba a la administración para justificar. Era un procedimiento sencillo, con el cobro de mordidas a proveedores". Estas partidas "vienen financiadas de Europa". Además, apunta a que Manuel Pastrana, máximo dirigente de UGT, se encontraba cuando Macías fue despedido, en Sudáfrica, con gastos pagados por el propio sindicato. Macías acusa a la cúpula incluso de recibir sobresueldos y falsear dietas y kilometrajes. "Todos presentaban los mismos kilómetros al mes", para llegar a 900 euros.

https://www.youtube.com/watch?v=zTb7HSGEsCY

Respecto a su condena, Macías explica que "España necesita cambiar, mi condena es un aviso a navegantes para que no se revelen irregularidades. España es ahora una tierra hostil. Incluso con una directiva europea y de vigencia desde diciembre de 2019, y se nos sigue condenando, cuando la directiva dice que somos personas a proteger, pero no interesa", lamenta.

Y va a más, pues considera que la situación no ha mejorado. "Habría que investigar el tema de compras de mascarillas, posiblemente haya generado corrupción. Es evidentemente, el estado corrupto siempre encontrará subterfugios para alimentar este sistema, con muchísimos parásitos".

Eso sí, su situación no le ha hecho perder la fe en el sindicalismo, aunque considera que hacen falta cambios. "Es fundamental que la gente participe en la lucha de clases. Es fundamental que los sindicatos den un paso al frente. Lo que no podemos permitir es que estas organizaciones perviertan la lucha de clases, es lo que ha pasado con la UGT. Si hubiera hecho un ejercicio de transparencia, sería legítimo que volviera al lado de los trabajadores, pero desde mi punto de vista no merece representar a los trabajaores y trabajadoras dignas de España. Hay sindicatos que apoyan mi lucha".

"Nos hacen falta organizaciones de trabajadores austeras, sin subvenciones, porque las subvenciones pervierten y prostituyen todo. Si se financiara con la cuota de los trabajadores, daríamos un paso más para tener estas organizaciones que creo que son tan necesarias", remachaba.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído