El consejero de Salud descarta hacer test serológicos de forma masiva para atajar la pandemia

"No podemos bajar la guardia, nos queda mili", señala Jesús Aguirre, el responsable político del SAS y de la estrategia sanitaria frente al coronavirus

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, en rueda de prensa.
El consejero de Salud, Jesús Aguirre, en rueda de prensa.

El consejero de Salud de la Junta, Jesús Aguirre, ha señalado en una entrevista en el periódico ABC que los test masivos no garantizan ningún avance para atajar la pandemia. En cambio, estas pruebas que detectan anticuerpos "sirven para descartar a aquellas personas que han tenido contacto con el virus y ya están inmunes, pero también detectan a quienes tienen una pequeña capacidad de contagiar a otros".

La opción sería la de test PCR, más eficaces, y usar los serológicos para detectar posibles brotes en grupos de población. "Hemos hecho dos veces los test a los 43.000 mayores de residencias y los 14.000 cuidadores para quedarnos tranquilos. Hemos terminado los test a los 100.000 sanitarios y a cuidadoras a domicilio. Estamos haciéndolos a farmacéuticos y a los inmigrantes de los asentamientos. Estamos priorizando", ha indicado.

Con respecto a la organización de la Junta en la lucha contra el coronavirus, ha resaltado la importancia que tuvo el hecho de haber tenido que gestionar la crisis de la listeriosis, que costó la vida a varias personas que consumieron carnes mechadas y similares con foco en una empresa sevillana. "Quizás la suerte que tuvimos nosotros fue la experiencia de la listeria del año pasado, que permitió tener perfectamente engrasado nuestro sistema a nivel de Epidemiología, Salud Pública, Urgencias... Por eso el 27 de enero pusimos en marcha el grupo de trabajo de coronavirus y exigimos a todos los distritos un plan de actuación frente a una posible epidemia. Nos pilló un poquito más preparados".

Además, ha advertido que la batalla no está ganada, a pesar de que el coronavirus ha atacado con menor fuerza a Andalucia y que la tendencia a la baja es muy esperanzadora. "Tenemos una infantería magnífica, que son los 120.000 trabajadores de la sanidad pública y privada andaluza. Pero nos queda mili. Nos queda trabajo y no podemos bajar la guardia".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído