Indignación por la propuesta de Vox El Puerto de implantar el 'pin parental': "Es una aberración"

La propuesta de Vox de llevar al próximo pleno esta medida provoca el rechazo de varias organizaciones en la ciudad que quieren que sus hijos e hijas "sigan estudiando en centros escolares públicos o concertados con total libertad de expresión de condición de género"

Una clase en una imagen de archivo.
Una clase en una imagen de archivo.

La propuesta de Vox El Puerto de llevar al próximo pleno una moción relativa a la implantación del pin parental ha desatado diversas reacciones contrarias en la ciudad. Por su parte, el Colectivo de Familias X una causa justa manifiesta su rechazo a la propuesta. "No vamos a permitir que todos estos años de libertad y progreso con respecto a la educación en valores, a la educación sexual, y a la educación de violencia de género, en los centros escolares públicos, nos lo arrebaten, con el argumento incoherente de Vox, pidiendo libertad para ellos mediante la implatación de un pin parental", han expresado.

El pin parental es una medida de censura previa a las actividades programadas por los centros escolares que concede el poder de vetar actividades que consideran controvertidas. Según explican, "las familias ya tenemos voz dentro del centro escolar mediante los consejos escolares, las AMPAS y por supuesto, a través de la figura de las delegadas y el tutor o la tutora". Para la asociación, el pin parental parece más bien una especie de "objeción de conciencia" que no está reflejada en la legislación española. Además asegura que el pin parental es rechazado por la comunidad educativa al completo,y por algunas organizaciones, como Amnistía Internacional que dicen que el pin parental dificultaría educar en la diversidad, la libertad, la igualdad, el respeto y la convivencia, valores fundamentales que enseñan en las charlas de los centros escolares.

"Los de Vox, consideran que el pin parental se debe implantar porque consideran que se está adoctrinando a la infancia y a la juventud, mientras que la mayoría de las familias pensamos que el pin parental sería coartar libertades ya conseguidas desde hace años por la inmensa mayoría de familias españolas y que si ellos consideran que a sus hijos e hijas tienen que limitar les los valores, pensamientos, y enseñanzas, que paguen centros escolares privados y o que lo hagan de casa para dentro", ha detallado el colectivo.

Desde el punto de vista normativo, el pin parental vulnera los derechos fundamentales de los menores, especialmente el de la educación, ya que les impide acceder a una educación libre e igualitaria. El artículo 2 de la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor establece que, “todo menor tiene derecho a que su interés superior sea valorado y considerado como primordial en todas las acciones y decisiones que le conciernen, tanto en el ámbito público como en el privado". Este artículo, junto con el 27.2 de la Constitución Española, señala que prevalece el derecho del menor.

El colectivo portuense se ha opuesto "rotundamente" a esta medida. "Queremos que nuestros hijos e hijas sigan estudiando en centros escolares públicos o concertados con total libertad de expresión de condición de género, que sigan estudiando valores, y que crezcan entendiendo que hombres y mujeres somos totalmente iguales y tenemos los mismos derechos". 

La propuesta de implantar el pin parental también ha causado la reacción de otras organizaciones como el partido El Puerto 100x100, que ha lamentado que "se lleve a pleno una política adoctrinadora y censuradora de la libertad de expresión, educación y cátedra". 

Según Javier Ramírez, el presidente de la formación, “no podemos premiar a partidos que desde Madrid siguen manejando la política local a su antojo, esto es una coacción a nuestras libertades personales y a la de los estudiantes portuenses”. Desde el Puerto 100x100 denuncian  "la aberración que supone usar la política para condicionar el desarrollo cognitivo de las y los estudiantes de El Puerto e instamos a todos los partidos con representación en el Pleno a que rechacen con unanimidad esta propuesta".

“Este tipo de políticas nos recuerdan a tiempos pasados donde se imponía la historia de los vencedores sobre los vencidos, una etapa que los españoles y portuenses hemos pasado y no queremos que se repita” afirma Ramírez, que rechaza que se les quiera prohibir a los estudiantes  "el acceso a la libertad de educación con censuras hacia las identidades de género, la diversidad sexual o el feminismo, así como talleres de educación sexual, la educación cívica sobre la no violencia, el rechazo a la caza y la tauromaquia o cualesquiera que sean los motivos por los que los estudiantes no puedan recibir cierta formación necesaria".

Sobre el autor:

logo lavozdelsur

lavozdelsur.es

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído