Educación quiere controlar la presencia del profesorado en Andalucía mediante geolocalización

FASE CGT ha sido el primer sindicato en posicionarse contra un sistema que, aseguran, ya se está ensayando en determinados centros y puede atentar contra la protección de datos. La Junta indica que solo se aplica a entrada y salida y no supone "almacenaje de datos ni su tratamiento" en caso de implantarse

Parte de la guía de la Consejería de Educación que recoge los distintos tipos de control presencial del profesorado.
Parte de la guía de la Consejería de Educación que recoge los distintos tipos de control presencial del profesorado.

La Federación Andaluza de Sindicatos de Enseñanza (FASE) CGT ha dado la voz de alarma ante la aparición en el apartado de control de asistencia de las aplicaciones utiliza el personal docente andaluz de un sistema de control de presencia del personal que trabaja en los centros educativos públicos que puede llegar hasta la geolocalización de estos empleados públicos. Como si del Gran Hermano educativo se tratara, la Consejería de Educación que dirige políticamente Javier Imbroda ha comenzado a ensayar este sistema, aunque por ahora solo FASE CGT ha expresado ya su total rechazo a la posible generalización de este sistema.

Un posicionamiento, han comentado fuentes de esta central a lavozdelsur.es, que busca tranquilizar a la comunidad educativa, ya que en paralelo al apartado en la app del profesorado también ha estado circulando una guía de la Consejería que incluye también ese apartado de control de asistencia. De hecho, en esta guía, a la que ha tenido acceso este medio, se habla de cuatro formas de controlar la asistencia a los centros educativos: por código QR, código PIN, código RFID y geolocalizador. Algo que ha generado cierta alarma entre el profesorado.

En la actualidad, los docentes fichan en función del control de asistencia que deciden los claustros, ya sea firmando manualmente o con un código PIN en un dispositivo electrónico. Sin embargo, que pretenda implantarse la geolocalización del profesorado sería algo, advierten desde FASE CGT, que "directamente vulneraría la ley de protección de datos". "Es algo, además, que están ensayando de manera unilateral y como experiencia piloto en determinados centros", aseguran.

De entrada, han sostenido, "resulta paradójico que en plena pandemia se ensaye un sistema de control de presencia, cuando se nos anima a que hagamos muchas tareas de manera telemática". En segundo lugar, "no podemos negarnos a que se controle la asistencia (que por arte de magia se ha convertido en presencia), siempre y cuando se cumplan todos los requisitos que establece la normativa sobre protección de datos y tratamiento de ficheros electrónicos".

En todo caso, aseguran, la consejería no ha comunicado a los sindicatos información alguna sobre este proyecto. "Por eso se la pedimos y le advertimos de que vamos a estar vigilantes para que se cumpla de manera escrupulosa con la normativa. Con estos sistemas se permite al equipo directivo, entre otras cosas, configurar a su antojo el tipo de control, que puede ser distinto para unos u otros docentes. También se contempla el control del PAS y, ya puestos, del personal externo".

Como ha desvelado FASE CGT, se ha hecho un pilotaje inicial de 10 centros y, en breve, se extenderá a 100 o 200 para abrirse luego a todos los centros de la comunidad autonómica. "El modus operandi habitual: esto es voluntario y solo una prueba. Y, cuando te quieres dar cuenta, ha venido para quedarse y no hay vuelta atrás". "El control por geolocalización, incluso con el consentimiento de la persona interesada, parece invasivo y desproporcionado, ya que la geolocalización no cumple el principio de proporcionalidad que reconoce la ley de protección de datos, al considerarse una información de carácter personal". Por ello, mantiene, "no nos parece adecuado el sistema del código QR, pues, aunque sea muy rápido y muy moderno, nos obliga a utilizar nuestro teléfono personal. Además, CGT se opone a que el sistema incluya el módulo de geolocalización".

La Junta rechaza que sea un control

La Consejería de Educación y Deporte ha emitido un comunicado en el que quiere aclarar lo siguiente: "El desarrollo de una herramienta en Séneca que permita a los centros llevar a cabo el control de presencia, como estipula el Manual para la gestión del cumplimiento de la Jornada y Horarios en los Centros Públicos de Educación y Servicios Educativos dependientes de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, aprobado mediante resolución del 6 de octubre de 2005, parte de una necesidad que han venido demandando los propios centros educativos y especialmente a raíz de las medidas de seguridad puestas en marcha por la pandemia, dada la aglomeración que han detectado del personal a la entrada del centro para cumplir con el proceso de registro de firmas de asistencia en papel, y los gastos extraordinarios que han supuesto en muchos casos".

En ese sentido, indican que "la fase actual de pilotaje del sistema han participado, en un primer momento, once centros educativos de distintas provincias andaluzas, que han realizado sus aportaciones a partir de experiencias propias y las necesidades detectadas. Cabe señalar que el grado de satisfacción de los centros que están testando la herramienta es alto, de tal forma que en unos pocos días solicitaron incorporarse a las pruebas de forma voluntaria alrededor de 300 centros".

"Al igual que en los sistemas de control de presencia de empleados más avanzados del mercado, en esta herramienta se han habilitado distintos mecanismos de control que no son ni obligatorios ni excluyentes. De esta forma, se facilita el acceso al profesorado con un PIN; también un acceso con tarjetas y llaveros RFID, que evita el contacto físico con cualquier aparato y reduce las acumulaciones en los puntos de control; en tercer lugar, un sistema basado en la lectura de un código QR, dado que el 99% del profesorado usa ya la app iSéneca; y por último un sistema de geolocalización, con la misma app iSéneca".

Cabe reseñar, según la Junta, que "los registros de entrada y salida del profesorado con geolocalización, como ocurre en las otras tres modalidades, en ningún caso supondrían ni la grabación ni el almacenaje de datos ni de las geocoordenadas, como tampoco en el propio uso de la app iSéneca se llevaría a cabo un tratamiento de datos, por lo que no requiere, en caso de implementarse, de ninguna actualización del registro de actividades de tratamiento de datos de la Consejería. El sistema de geolocalización, además, ofrecería al profesorado la posibilidad de realizar el registro en cualquier parte del edificio sin tener que desplazarse a un acceso o lugar concreto si los demás sistemas no lo permiten. La fase de pruebas del nuevo sistema también ha permitido constatar que la herramienta facilita y agiliza el seguimiento y coberturas de las guardias en las aulas en las que se ausente un profesor o profesora".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído