Un cuento para acercar a flamencas fantásticas a las aulas con "la filosofía Lola Flores, puedo frente a todo"

Las bailaoras Almudena Navarro y Susana Subirana crean este proyecto para visibilizar a "creadoras de estilos" y "transmisoras de cultura" y acercarlas a los más pequeños

La maestra y bailaora jerezana, Almudena Navarro, con el cuento '¿Cómo me las maravillaría yo?'.
La maestra y bailaora jerezana, Almudena Navarro, con el cuento '¿Cómo me las maravillaría yo?'. ESTEBAN

“¿Cómo me las maravillaría yo si zapateara sobre una mesa con solo tres patas y en vez de tacones llevara alpargatas?”. Es difícil saber “como se las maravillaría” Lola Flores en esa situación, pero seguramente, saldría adelante con su coraje. Una fuerza de voluntad que se refleja en el cuento infantil de la bailaora y maestra Almudena Navarro, de 29 años.

La docente de inglés del primer ciclo de primaria en Guadalcacín unifica sus dos pasiones, el flamenco y la educación en este proyecto que surgió en la universidad. Tras cursar el máster de Investigación y Análisis del Flamenco de la UCA, tenía claro que quería realizar un trabajo que calara en la sociedad y dejara huella.

Después, conoció a la bailaora e ilustradora Susana Subirana en la última edición del Festival de flamenco de Jerez y la idea empezó a hilvanarse. “No podía pensar en otra persona que pudiera ilustrar este cuento, se lo conté y le maravilló la idea”, comenta Almudena, que también estudió en el Conservatorio Profesional de Danza de Cádiz la especialidad de Danza Española.

Almudena Navarro con el cuento junto a la estatua de Lola Flores en Jerez.
Almudena Navarro con el cuento junto a la estatua de Lola Flores en Jerez. Autor: Esteban 

“Nos presentaron y nos vinimos arriba”, dice Susana desde Barcelona. La ilustradora se apuntó “rápido” y empezaron a trabajar juntas desde la distancia. Cuando la obra estuvo lista, optaron por la autoedición con la editorial Círculo Rojo y dieron vida a ¿Cómo me las maravillaría yo?. Posteriormente, para financiarlo subieron el proyecto a la plataforma El Soniquete de Lola, que subvenciona proyectos relacionados con el mundo del flamenco mediante crowfunding, y la suerte llamó a sus puertas. “Pusimos un objetivo mínimo de 1.600 euros para poder financia la segunda parte de la autoedición y recibimos unos 1.800 euros”, explica la jerezana.

El 20 de enero se publicó el cuento, dedicado a la figura de la faraona, la artista universal que cautivó con su carácter e impresionó a todo el mundo con su empeño. Para la catalana, declarada “fan total” de Andalucía, no era la primera vez que ilustraba libros de flamenco para niños. Entre sus títulos destacan ¿Cómo se llaman las niñas flamencas? y De los pies a la cabeza: mi primer vocabulario flamenco. Así, continuó en su línea y trazó a la cantaora que nació en Jerez en 1923.

Almudena junto a la estatua de la faraona.
Almudena junto a la estatua de la faraona. Autor: Esteban

Las compañeras de afición decidieron ir más allá y no solo dar visibilidad a Lola. “¿Por qué dejarlo en un solo cuento, por qué no hacer un proyecto que tenga una envergadura mayor?”, se preguntó Almudena. Y nació Flamencas fantásticas, una colección de libros que homenajearán a la mujer en el flamenco. “Vamos a hablar de diferentes perfiles de mujeres que simbolizan algo en el flamenco, que han hecho historia de alguna forma, creadoras de estilos, transmisoras de cultura, algunas más famosas y otras que están un poco más escondidas”, explica la maestra.

Por su mente ya rondan algunos nombres, aunque todavía están debatiendo quiénes serán las protagonistas del resto de cuentos. “Me gusta mucho Trinidad Cuenca, fue la primera mujer que bailó en pantalón y utilizaba el zapateado, que dentro del baile flamenco se considera un estilo masculino. Vestía con traje de luces en aquella época, era muy transgresora, rompió los cánones del flamenco en el siglo XIX”.

La voz de Almudena derrocha alegría. Su proyecto es una realidad y de la mano de Susana ha dado forma a la primera publicación, en la que confluyen “fantasía y realidad, hay partes del cuento que son una interpretación de la realidad de Lola, no es solo una biografía propiamente dicha”. Aunque la jerezana se ha inspirado en fuentes biográficas de la artista universal y ha visto vídeos, grabaciones y entrevistas de radio para empaparse de la esencia de la cantaora.

Las páginas del cuento recorren aspectos concretos de la vida de Lola, desde sus viajes a América hasta cuando debutó con 16 años en el teatro Villamarta. Además, cuenta como “siempre iba vestida de flamenca de un sitio a otro porque trabajaba tantísimas horas que no tenía ni tiempo de cambiarse de ropa”.

"Lola Flores siempre iba vestida de flamenca de un sitio a otro"

Sus etapas vitales desde niña tienen un hueco en esta obra que tiene como hilo conductor la frase “¿cómo me las maravillaría yo” y que alberga las pinceladas de Susana, empeñada en transmitir la esencia de la artista en cada trazo.

“Queríamos poner como ejemplo a una persona que hizo un poco la vida a su medida, que llevaba el arte y su carácter y personalidad por bandera”, dice la ilustradora que admira al personaje desde pequeña.

La jerezana con el cuento que visibiliza la figura de Lola Flores.
La jerezana con el cuento que visibiliza la figura de Lola Flores. Autor: Esteban

Por otro lado, el cuento ofrece una parte didáctica con dossiers educativos con fichas para trabajar la expresión oral, la expresión escrita, la comprensión lectora, el autoconcepto y la autonomía personal. Así, Almudena y Susana idearon un cuentacuentos online para introducir el flamenco en las aulas en tiempos de covid.

Esta actividad se ha incluido en la programación de enero de la Agenda Tributo a las Nuestras, organizada por la delegación de Igualdad del Ayuntamiento de Jerez, que en este mes está promoviendo diferentes propuestas culturales relacionadas con la faraona por su aniversario. De esta forma, las bailaoras se conectaron por videoconferencia con los 400 alumnos de los colegios Nuestra Señora del Rosario, Al Andalus, Arana Beato, Guadalete, Luis Vives y Nueva Jarilla. Durante la sesión interactuaron con ellos mediante preguntas. Su misión era mostrar “una visión alegre. El flamenco no solo es dramático, sino también es colorista y divertido”, comenta Susana.

"El flamenco no solo es dramático, sino también es colorista y divertido"

Los pequeños descubrieron las facetas de la bailaora, su trayectoria y los valores que dejó. “El objetivo es inculcar la filosofía Lola Flores, el decir yo puedo frente a todo, Lola no es que naciera triunfando es que ella luchó muchísimo para llegar a donde llegó. Lola consiguió alcanzar sus sueños y los niños también pueden”, expone Almudena.

Susana, al otro lado del teléfono, muestra su satisfacción con el proyecto que ve tan necesario, “no hay tantas cosas sobre flamenco dirigidas a niños” y resalta “el mensaje de motivación”. Según expresa, “me gusta mucho que los libros sirvan para que padres y niños valoren el flamenco y se sientan motivados a aprender un poquito más, que les entre la curiosidad”.

Sobre el autor:

Patricia Merello

Titulada en Doble Grado en Periodismo y Comunicación audiovisual por la Universidad de Sevilla y máster en Periodismo Multimedia por la Universidad Complutense de Madrid. Mis primeras idas y venidas a la redacción comenzaron como becaria en el Diario de Cádiz. En Sevilla, fui redactora de la revista digital de la Fundación Audiovisual de Andalucía y en el blog de la ONGD Tetoca Actuar, mientras que en Madrid aprendí en el departamento de televisión de la Agencia EFE. Al regresar, hice piezas para Onda Cádiz, estuve en la Agencia EFE de Sevilla y elaboré algún que otro informativo en Radio Puerto. He publicado el libro de investigación 'La huella del esperanto en los medios periodísticos', tema que también he plasmado en una revista académica, en un reportaje multimedia y en un blog. 

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído