Un alumno sevillano pasa de curso con ocho suspensos y sin ir a clase tras una reclamación de la madre

La escandalosa forma de 'pasar la mano' a un estudiante en Pino Montano provoca una investigación interna de la Junta, mientras que la directora habría dicho a los docentes que Inspección pidió que rectificaran las notas

El consejero de Educación, Javier Imbroda, en una comparecencia reciente.
El consejero de Educación, Javier Imbroda, en una comparecencia reciente.

El instituto Félix Rodríguez de la Fuente de Sevilla ha realizado un aprobado general de golpe tras ocho suspensos a un estudiante de 2º de la ESO que no había ido ni siquiera a clase. Así lo ha revelado El Mundo, que explica que la madre del menor reclamó porque consideraba que su hijo estaba sufriendo desatención. Generado un cierto temor, según el periódico, en la dirección del centro, la directora pidió presuntamente que se rectificaran los suspensos y se cambiaran las notas. 

En un documento del centro, se explica que "el alumno ha estado desatendido y se podría haber hecho una excepción con su caso", según la petición. La Consejería, por su parte, reflejaba que "la ausencia no tiene justificación y ser asmático no le imposibilita acudir a clase".

El centro alegó con más de 100 correos electrónicos que indicaban un interés por parte del instituto para que mejorara su situación, con atención telemática a través de Moodle. Todo indicaba que se quedaría con los suspensos y repetiría.

 

Según fuentes del caso, la directora comunicó que "había llamado el inspector" y señalaba que "iba a salir adelante el recurso por no dar al alumno la atención debida", pidiendo que aprobaran porque "si no, iban a tener problemas". Apenas unos días después de la reclamación, "para no tener líos", se le pasó de curso.

La directora no ha querido atender a la prensa y la Consejería anuncia que abre una investigación para saber por qué se produjeron los citados cambios. La Junta indica que fue "una decisión tomada por el centro dentro de su autonomía" y no por la Inspección, dando su apoyo además a los profesores que fueron a hacerle repetir. "Defendemos la cultura del esfuerzo y el alumno tiene que demostrar que ha adquirido las competencias para poder aprobar". Desde el sindicato CSIF, el portavoz Mario Gutiérrez lamenta que "se ha abierto la mano y se aprueba a todo el mundo".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído