LafargeHolcim y comité inician la tramitación de un ERE para "la mayoría" de los empleados de Jerez

El primer encuentro en Sevilla acaba, lógicamente, con posturas enfrentadas. El plan del cierre de horno en la factoría jerezana afectará de forma directa e indirecta a 300 familias de la zona

Material para reparar el horno, este miércoles en la planta de Holcim en Jerez, que la multinacional quiere cerrar. Autor: Cedida
Material para reparar el horno, este miércoles en la planta de Holcim en Jerez, que la multinacional quiere cerrar. Autor: Cedida

Directivos de LafargeHolcim España y el comité de empresa de una de las cinco cementeras que la multinacional franco-suiza tiene en España, la de Jerez, se han visto las caras este miércoles en Sevilla después de que hace una semana se comunicará por parte de la compañía el inicio de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE). Si entonces la empresa no quiso aclarar a cuántos trabajadores afectará la medida, el comité ha querido este miércoles reservar el dato con la esperanza de que el resultado tras el periodo de consultas minimice los daños laborales.

En todo caso, sí han dicho que de seguir adelante el plan de cerrar el horno y convertir la fábrica en una molienda de cemento se perderá "la mayoría" de los 80 empleos directos que hay actualmente en la fábrica y los 300 en total si se suma la industria auxiliar y los empleos indirectos.

"La multinacional LafargeHolcim no da tregua a las reconversiones que ha sufrido la plantilla, con planes de viabilidad y una pérdida salarial desde 2007, para presentar este ERE", han lamentado en un comunicado desde el comité, que ha insistido en que 2020 fue "un año magnífico de resultados", que hizo posible que "la plantilla se viese aumentada tanto en número de trabajadores propios como auxiliares".

En el día de hoy, en cambio, "se ha constituido la comisión negociadora para abordar el procedimiento de despido colectivo promovido por la empresa en el centro de Jerez". En paralelo, este medio ha tenido acceso a imágenes en el interior de la fábrica donde ha llegado un enorme tráiler con material para reparar el horno que la multinacional quiere clausurar. La representación sindical ha mostrado su "absoluto rechazo" a la propuesta de la empresa de dejar de fabricar clínker, la materia prima del cemento, en el centro de trabajo, "lo que supondría la pérdida de la mayoría de los empleos directos y de los indirectos de la Fábrica. Unas 300 familias afectadas".

Del mismo modo, inciden, se ha planteado la conveniencia de que las siguientes reuniones del periodo de consulta se realicen en Jerez, habiéndose realizado para ello un calendario de reuniones. No obstante, el siguiente encuentro está fijado el próximo 4 de febrero, también en Sevilla. "Pedimos a todos la defensa de los puestos de trabajo, desde el primero al último", ha recalcado el comité.

Grupos políticos como Más País a nivel andaluz o Ganemos Jerez han reivindicado este miércoles el mantenimiento de los puestos de trabajo. En el caso de la formación municipalista ha insistido en demandar que se revisen las ayudas públicas destinadas a la empresa tras el anuncio de un ERE inminente. “Es indignante que una empresa que ha registrado los últimos años beneficios de miles de millones de euros deje en plena pandemia a sus trabajadoras y trabajadores en la calle", han sostenido.

Por su parte, la coordinadora general de Más País Andalucía, Esperanza Gómez, ha expresado su estupor por el anuncio de despidos masivos en una planta "a pleno rendimiento tanto de fabricación como de venta, incluso teniendo que realizar horas extras gran parte de la plantilla". "Los trabajadores cuentan con todo nuestro apoyo y estaremos muy atentos para que la empresa no llegue a cumplir con este ERE".

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído