Hosteleros andaluces "en la UCI" piden ayuda para "sobrevivir"

Miles de personas participan en las manifestaciones convocadas por Horeca en las capitales de Andalucía para protestar por la situación actual del sector

Hosteleros sevillanos, en una concentración celebrada en Sevilla, reclaman una "relajación" en las medidas.
Hosteleros sevillanos, en una concentración celebrada en Sevilla, reclaman una "relajación" en las medidas.

Miles de personas han participado en las manifestaciones convocadas por la Federación de Empresarios de Hostelería de Andalucía (Horeca) este jueves en todas las capitales andaluzas con el lema Sin ayudas nos arruinan, para protestar por la situación actual del sector tras las nuevas restricciones de horario y de actividad adoptadas para controlar la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a los medios, el presidente de los hosteleros sevillanos y vicepresidente de Horeca, Antonio Luque, ha pedido ayuda a las administraciones públicas porque ha asegurado que están "en la UCI, en una situación crítica", al tiempo que ha reprochado al Gobierno central, a la Junta de Andalucía y a los ayuntamientos andaluces que "se echen la pelota unos a otros". "La hostelería no es el foco de contagio de esta pandemia, cuando no hay controles en centros comerciales, ni en servicios públicos ni en fiestas privadas o aeropuertos", ha asegurado y ha añadido que el sector está dispuesto a colaborar en todo lo que esté en su mano.

Para Luque estas protestas, que secundan la convocatoria nacional realizada por la Confederación Empresarial de Hostelería de España, tienen como objetivo "solicitar un plan de apoyo con medidas reales que permitan la supervivencia de los empleos y las empresas de la hostelería", unas medidas que "permitan preservar y ayudar a sobrevivir al mayor número de empresas para que tan pronto como termine la pandemia del Covid-19, tengamos disponible la mayor capacidad de producción instalada".

Asimismo, los hosteleros han solicitado al Gobierno central y autonómico que se coordinen entre ellos y con la administración local para la aplicación de medidas económicas "paliativas" de los efectos económicos de la pandemia y de la declaración del estado de alarma y consiguientes decretos y ordenes que restringen la actividad económica.

Así, han expuesto que esta acción debe contemplar específicamente, entre otras, medidas como la aplicación de ayudas directas, a fondo perdido, para la supervivencia de las empresas y los autónomos durante los periodos de estado de alarma o la pandemia, así como la aplicación de fondos europeos para el mantenimiento y supervivencia de las empresas y los autónomos durante los periodos de estado de alarma o pandemia.

*Igualmente, han pedido la definición de un Plan Estratégico de la Gastronomía de España, contemplando toda la cadena de valor, el impulso de un plan de formación específico para la mejora de la gestión económica y la profesionalización del sector hostelero y turístico, y la implantación de la tarjeta profesional de la hostelería, además de una moratoria automática, con ampliación de los periodos de carencia de la devolución de los principales de los créditos, durante todo el tiempo que perduren el estado de alarma o la declaración de pandemia.

Del mismo modo, han reclamado la eliminación total del pago de los alquileres durante los periodos de cierre total de los establecimientos, y este coste sea aplicado con cargo al plan de apoyo y reconstrucción y la *reducción proporcional del pago de los alquileres, durante los periodos de cierre de franjas horarias o limitación de usos y de la actividad de los establecimientos, con cargo a plan de apoyo y reconstrucción.

También han solicitado derogar la cláusula de los ERTE con relación al mantenimiento del empleo en los seis meses siguientes a la reanudación de la actividad; impulsar acciones de reactivación de la demanda; bajar impuestos al consumo, IVA al 5%; no subir impuestos directos o indirectos; y poner en marcha bonos y ayudas directos a familias y empresas, aplicables al consumo directo en hostelería.

Por su parte, en declaraciones a Europa Press Televisión la propietaria del establecimiento Lola Cacerolas, María Dolores García, ha lamentado que no pueden trabajar pero "sí pagar impuestos", por lo que se ha preguntado cómo pueden abonar lo que se les reclama. Además, ha señalado que se ha visto obligada a despedir a algunos trabajadores y ha asegurado que como sigan así van a tener que cerrar.

Por último, el propietario del restaurante Da Pino, Iovani Gallo , ha explicado que están viviendo una situación "desesperada" después de todas las "trabas" que están teniendo durante la pandemia. Además, ha recordado que para mantener el negocio y los trabajadores se ha tenido que buscar otro trabajo. "No puedo más, el negocio me está costando el dinero y como tenía la posibilidad de acceder a otro empleo he preferido sacrificarme para no despedir a mis empleados.", ha indicado y añadido que la hostelería es "la cabeza de turco" de esta pandemia.

"Nadie puede pensar que la Junta puede salvar a todo el mundo"

El vicepresidente andaluz, Juan Marín, ha reclamado este jueves al Gobierno central ayudas para los sectores productivos ante el impacto de la pandemia de covid-19 y ha indicado que mantener el "mayor músculo posible" permitirá "afrontar el futuro con mucho más optimismo". "Nadie puede pensar que la Junta de Andalucía tiene recursos para salvar a todo el mundo, a todas las empresas, a todos los autónomos pero sí está poniendo todos los recursos disponibles", ha dicho Marín.

En una entrevista en Onda Cero en Almería, recogida por Europa Press, ha valorado el paquete de 660 millones de euros que se destinarán a los sectores económicos afectados por las restricciones impuestas para hacer frente a la pandemia del coronavirus Covid-19, pero ha señalado que "hay una para todavía que le falta a esa mesa". "Nos preguntamos si las ayudas del Gobierno de España van a llegar en algún momento, porque todavía estamos esperando un plan de rescate del turismo nacional. Es más, todavía esperamos que el Gobierno presente a la Comisión Europea un plan de rescate para el turismo de nuestro país que ya han presentado todos los países de la UE, menos España", ha criticado.

El vicepresidente andaluz ha insistido en que "no solo la Junta no tiene recursos para salvar a todo el mundo", sino que, según ha avisado, "difícilmente se podría salvar a todos" aunque sí ha abogado "por mantener entre todos el mayor músculo posible porque será más fácil recuperar en el futuro la actividad económica y el empleo". Sobre el paquete económico anunciado este jueves, ha trasladado que "aún quedan unos días de trabajo" para "afinar" las líneas y que se pueda "gestionar de manera rápida, fácil y eficaz", de manera que las ayudas "realmente puedan llegar pronto a empresarios y autónomos".

Sevilla solicita a la Junta que "rescate" al sector

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha reclamado que la Administración andaluza "llegue al máximo de sus posibilidades" en el plan de "rescate" económico anunciado para contrarrestar la situación. En declaraciones a los medios de comunicación, Juan Espadas ha llamado a ser conscientes del "daño general" que las restricciones derivadas de la pandemia suponen para el conjunto de "la actividad principal" de Sevilla, en alusión al turismo. Y es que según indica, dicha situación "no se resuelve fácilmente por muchas ayudas directas o indirectas que se planteen", sino mediante la "recuperación de la salud, la estabilidad, la certeza y la actividad normal".

No obstante, y a la espera de que tal extremo suceda mediante la remisión de la pandemia, que acaba de cosechar su tercer mayor dato de incidencia en Andalucía desde su comienzo, "la Junta y los ayuntamientos" analizan cómo "ayudar" a los sectores afectados por las limitaciones. A tal efecto, ha recordado que el Gobierno andaluz de PP y Cs ha anunciado un "paquete de medidas para paliar o complementar parcialmente" a los sectores de la hostelería y el comercio.

Recordando que el Gobierno andaluz aún no ha "concretado" dicho plan de ayudas, Espadas ha insistido en su demanda de abarcar a "más sectores afectados" por las nuevas restricciones, reiterando que el Ayuntamiento hispalense analiza de su lado acometer "reducciones de tasas" municipales merced a las actividades "que no se desarrollen". "Estamos concluyendo un estudio para hacer una propuesta concreta en unos días", ha dicho.

"El Ayuntamiento va a poner de su parte en lo que pueda. Por la actividad que no se desarrolle, no se cobrará la tasa", ha indicado precisando que tal extremo será aplicado en función del grado de suspensión de la actividad y avisando de que el Consistorio no tiene "capacidad legal" de actuar en "otros impuestos ligados a la propiedad" si no media un ajuste estatal en la materia.

Además, ha recordado que los ingresos son "básicos para mantener los servicios públicos" que presta el Ayuntamiento, que de momento prevé que los mismos caigan "un 30 por ciento" en 2021. Así las cosas, ha reclamado que la Junta de Andalucía "llegue al máximo de sus posibilidades" en su anunciado "plan de rescate" económico, con "medidas de mayor alcance", porque "tiene capacidad de endeudamiento" frente a unos ayuntamientos "limitados por ley" en tal aspecto.

Cádiz pide ayudas "directas" para la hostelería

La concejala de Comercio del Ayuntamiento de Cádiz, Monte Mures, y el edil de Empleo, Carlos Paradas, han insistido este jueves en reclamar a la Junta de Andalucía “un plan de ayudas concretas y directas al sector de la hostelería gaditana” ante la situación que vive como consecuencia de la crisis derivada de la Covid-19 y de las medidas que está aplicando el Gobierno andaluz en este contexto, que afectan de forma directa a estos sectores.

Mures y Paradas, junto al jefe de Alcaldía, José Vicente Barcia, han recibido a representantes de la manifestación convocada este jueves en reivindicación de la actividad hostelera y que ha llegado al Ayuntamiento de Cádiz pasadas las 12:00 horas. Los ediles se han reunido con ellos para escuchar sus reivindicaciones y ha mostrado el apoyo del Consistorio gaditano a sus reivindicaciones ante esta situación. En este sentido, se han emplazado para siguientes reuniones en las que estudiarán posibles medidas que se puedan tomar desde el Ayuntamiento para paliar la situación de desamparo en la que se siente la hostelería tras las últimas medidas de la Junta.

“El cierre de la actividad a las 18:00 horas pone en una situación límite a estos negocios y son muchas familias gaditanas las que dependen de los bares y de las tiendas. El Gobierno andaluz tiene que entenderlo y mover ficha, y desde el Ayuntamiento de Cádiz vamos a presionar en ese sentido para que nuestro tejido hostelero y comercial tenga la ayuda que precisa por parte de la administración que ha restringido su actividad normal”, expone.

Al tiempo, insiste en que “el PP y Ciudadanos están dejando en la estacada al sector sin atender a la realidad y a las consecuencias que tienen las medidas que han decretado en la Junta de Andalucía, muy dañinas para la actividad económica por no haber apostado antes, con tiempo, por mejorar los servicios públicos, por mejorar la sanidad, por contratar más personal sanitario, más rastreadores, por contratar a más profesorado para bajar la ratio de alumnado por aula en Andalucía, por no tejer una respuesta eficaz a un virus que sabemos que está aquí desde hace más de medio año. No han hecho nada y ahora han tomado una medida muy dolorosa que tiene consecuencias nefastas, por lo que deben asumir esa responsabilidad y destinar ayudas al sector para evitar destruir el tejido comercial y hostelero que queda”.

El alcalde accidental de Cádiz enfatiza que la Junta de Andalucía y el Gobierno central son, además de las dos administraciones con más responsabilidad tanto en la situación que se vive como en las restricciones decretadas, las que tienen mayor capacidad económica y de financiación para liberar ayudas a los sectores afectados. Asimismo, lamenta que la Junta de Andalucía “se esté dedicando a señalar al sector con sus medidas, que son la simple consecuencia de no haber hecho nada por evitar este aumento de contagios (como invertir en sanidad y educación públicas contratando a más personal y más rastreadores) pese a que hace meses que se sabía que esto podía ocurrir”.

Carlos Paradas ha insistido en necesidad de que la Junta de Andalucía saque sin dilación “un plan de ayudas serio y ambicioso para la hostelería y el comercio, ya que sus medidas les van a provocar pérdidas notables”, y sostiene que las supuestas medidas de ayuda al sector que ha anunciado el Gobierno andaluz hasta ahora “no son suficientes y además no son directas, porque de momento son sólo avales para préstamos que tendrían que ser devueltos”, incidiendo en que lo que hacen falta son “ayudas directas sin condicionantes para que los establecimientos no tengan que cerrar y puedan sobrevivir a esta situación”.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído