Estas son las 16 playas con 'bandera negra' y los 19 'puntos negros' de la costa de Cádiz, según los ecologistas

La organización conservacionista lleva más de 20 años denunciando las agresiones y vertidos contaminantes que sufren playas y determinados tramos del litoral de la provincia de Cádiz

Acto antiespeculación en El Palmar, en una imagen de archivo.
Acto antiespeculación en El Palmar, en una imagen de archivo.

Otro año más, Ecologistas en Acción presenta el informe Banderas Negras. una denuncia pública de aquellas playas o tramos de litoral que sufren vertidos contaminantes, agresiones urbanísticas o cualquier otra actuación que ocasione una pérdida de calidad ambiental del litoral. Por vigésimo tercero año consecutivo, salvo la interrupción ocasionada por la pandemia, Ecologistas en Acción de Cádiz presenta su propia campaña y, en esta ocasión, coloca 16 banderas negras en el litoral gaditano y remarca 19 puntos negros. Son los siguientes:

Banderas negras

Playa de La Luz (Rota). Tramo de Costa Hotel Playa de la Luz. Dos actuaciones negativas, una urbanística y otra medioambiental.

Playas de Camarón, Cruz del Mar y Regla, en Chipiona: Estas playas, advierten los ecologistas, reciben la influencia negativa del vertido de las aguas residuales urbanas (unos 60.000 habitantes en los meses de verano) sin depurar, que van al mar por un emisario submarino de 3 kilómetros con “serias deficiencias y roturas”, según la Consejería de Medio Ambiente.

Playas de El Ancla y La Inmaculada, en El Puerto de Santa María. Urbanización salvaje del litoral, arrasando amplios pinares y retamares, la “Arboleda Perdida”, de Rafael Alberti. Destrucción de hábitats de especies protegidas, como el camaleón. Ejemplo de modelo insostenible de crecimiento urbanístico especulativo, con ocupación de zonas de alto interés ecológico, paisajístico e histórico en primera línea del litoral por urbanizaciones de segunda residencia.

Playa de La Barrosa-Novo Sancti Petri, en Chiclana. "Litoral ocupado completamente de hoteles, urbanizaciones y campos de golf, hasta el límite del término municipal de Conil, continuándose hacia el interior con la Loma del Puerco (Loma de Sancti Petri) con segundas residencias estacionales. Se han sepultado cordones dunares, arrasado pinares y eliminado diversos ejemplares de especies vegetales de gran valor", denuncia Ecologistas en Acción.

Playa y acantilado de Roche, en Conil. La construcción de 54 chalets en primerísima línea de costa supuso la destrucción de especies protegidas como el enebro marítimo y el tomillo blanco. Se ha usurpado la Servidumbre de Protección del Dominio Público Marítimo – Terrestre y la Servidumbre de Tránsito, impidiendo el libre acceso a la playa. Se ha privatizado de facto la Cala Encendida y se ha privatizado descaradamente la primera línea de playa. 

Playa de El Palmar, en Vejer. La aprobación del Plan Especial de El Palmar no ha resuelto el caos urbanístico del espacio que ahora se declara urbano y urbanizable. Se está construyendo la conducción para el suministro de agua potable, pero los vertidos continúan sin la más mínima depuración; el acuífero está salinizado y contaminado. Amenazas de un campo de golf y dos hoteles previstos. En el extremo NE, en la zona de la “Malcucaña” se ha aprobado la construcción de un hotel, cuyos jardines van a usurpar la servidumbre de protección del dominio público en una zona de gran valor natural.

Playa de Caños de Meca (Mari Sucia, Los Castillejos y La Laja), en Barbate. Edificaciones en el dominio público marítimo-terrestre, ausencia de depuración de las aguas fecales, sin red de abastecimiento de agua potable, sin alcantarillado, acuífero costero contaminado. Las aguas están calificadas como de baño y pesca. La depuradora de la urbanización “Playas del Estrecho” no garantiza el saneamiento de las aguas residuales. La arena de la playa de Los Castillejos está contaminada. Se prevé la construcción de dos nuevos hoteles junto al Tómbolo de Trafalgar y de apartamentos. El proyecto de la Delegación de Obras Públicas de construir una depuradora conjunta para El Palmar, Zahora y Caños de Meca, no ha visto la luz.

Playa de El Carmen, en Barbate. El municipio cuenta desde hace 7 años con estación depuradora de aguas residuales sin funcionar hasta la fecha. La playa recibe las aguas contaminadas del río Barbate, cargado de pesticidas de los regadíos de su cuenca media y baja y de las aguas residuales de Vejer (13.000 h.), Barbate (22.000 h.) y de Zahara de los Atunes. 

Playa de Atlanterra, en Tarifa. Edificaciones desmesuradas ocupando ilegalmente suelo que no está clasificado como urbano. Destrucción de cordones dunares de alto interés ecológico. Carencia de infraestructuras básicas para el suministro de agua y la depuración de los vertidos. La depuradora de la urbanización es totalmente insuficiente para la magnitud de vertidos que recibe, sobre todo en verano, e incumple los límites de contaminación.

Playa de Los Lances, en Tarifa. Vertidos directos a la playa a la altura de la urbanización de Las Cañas. El municipio de Tarifa, con más de 20.000 habitantes, no depura sus aguas residuales. Solo posee un emisario de 1.800 metros que “aleja” las aguas contaminadas después de un mero pretratamiento. Es frecuente, sobre todo en invierno, ver manchas grandes de contaminación en las cercanías de la playa al soplar el Levante. El avance del nuevo Plan General Municipal de Ordenación propone la urbanización de 14 millones de metros cuadrados, lo que sepulta todo el suelo no incluido en espacios protegidos.

Isla Verde, en Algeciras. Prácticamente todas las aguas residuales de Algeciras (101.000 h.) vierten en este punto sin la más mínima depuración. La paralización del proyecto para construir la depuradora es injustificable teniendo en cuenta que el estudio de alternativas y proyecto básico fueron aprobados hace ya 4 años por la Dirección General de Obras Hidráulicas. Desde enero del 2001 Algeciras infringe gravemente la legalidad en materia de depuración con absoluta impunidad., en Algeciras. Prácticamente todas las aguas residuales de Algeciras (101.000 h.) vierten en este punto sin la más mínima depuración. La paralización del proyecto para construir la depuradora es injustificable teniendo en cuenta que el estudio de alternativas y proyecto básico fueron aprobados hace ya 4 años por la Dirección General de Obras Hidráulicas. Desde enero del 2001 Algeciras infringe gravemente la legalidad en materia de depuración con absoluta impunidad.

Fondos marinos lindantes con Acerinox y Central Térmica, en Los Barrios. Elevadas concentraciones de metales pesados. Polvo procedente de la acería (incluido el níquel, conocido agente cancerígeno para las personas) y acumulación de sacos con material radioactivo Cesio-137 a pocos metros de la playa.

Litoral Gibraltareño. Bunkering, gasolineras flotantes fondeadas en la Bahía; frecuentes vertidos de hidrocarburos ocasionados por estos barcos. Vertidos de aguas residuales hacía la Bahía por el Guari y hacia Levante por Punta Europa. Vertidos procedentes de las reparaciones navales militares en el Puerto Militar. Denuncias ante la UE. Amenazas intolerables por las visitas de submarinos de propulsión y armamento nuclear.

Puntos negros

Playas de Bajo de Guía y San Salvador, en Sanlúcar de Barrameda. Por verter aguas residuales al arroyo del Salto del Grillo que llegan hasta la playa. Además, la Colonia Agrícola de Monte Algaida no tiene ningún tipo de depuración y las aguas fecales van al acuífero costero.

Playas de La Calzada y Las Piletas, en Sanlúcar de Barrameda. Por verter aguas fecales a través del Arroyo de San Juan y los aliviaderos (en época de lluvias) que desembocan en la playa, como evidencian las arenas negras y las algas bioindicadoras de contaminación. Denunciado judicialmente el año 1999. Por el despilfarro energético y la contaminación lumínica que suponen los 30 focos de 3.000 W cada uno.

Playa de Montijo, en Chipiona. Por la escollera que la Demarcación de Costas ha permitido que se haga, con materiales alóctonos de gran tamaño y con ocupación del dominio público marítimo-terreste, impidiendo durante la marea alta la comunicación entre zonas de playa. Reconstrucción de los corrales de Montijo utilizando técnicas inadecuadas.

Playas desde Punta Candor a Costa Ballena, en Rota. La situación de construcciones y chabolas ilegales en este tramo de costas sigue sin resolverse. 

Playa del Almirante, en El Puerto de Santa María. Playa cerrada al público por las autoridades militares de la Base Naval de Rota.

Playa de Fuentebravía, en El Puerto de Santa María. Construcciones de edificios en el acantilado y rellenos en la playa y en el acantilado, realizados con un manifiesto incumplimiento de la Ley de Costas, provocando continuas pérdidas de arena.

Playa de Las Murallas y El Aculadero, en El Puerto de Santa María. Estas playas reciben la influencia negativa del vertido de las aguas residuales urbanas insuficientemente depuradas desde la depuradora de Las Galeras, que se vierten al mar por un emisario submarino. En la Playa del Aculadero hay esporádicamente vertidos de aguas residuales sin tratar por el emisario de pluviales.

Playa de La Victoria en Cádiz. Por el enorme despilfarro energético, el coste económico y la agresiva contaminación lumínica que representan los más de 200 focos halógenos de alumbrado con 2.000 vatios de potencia cada uno, produciendo difusión del flujo luminoso hacia el cielo, intrusión lumínica y deslumbramiento. 25 puntos de vertido en la ciudad de Cádiz, según la Consejería de Obras Públicas (9 de aguas sanitarias urbanas y 16 de aguas pluviales), sin que Intramuros haya todavía conectado a la depuradora de Cádiz – San Fernando. Orla de desperdicios y basuras que ribetean todo el borde costero de la Avenida de la Bahía y del casco antiguo de Cádiz.

Playa de Campo Soto, entre Cádiz y San Fernando. El tramo comprendido entre Torregorda y Camposoto está cerrado al público por formar parte de un anacrónico y prescindible campo de tiro militar.

Municipio de San Fernando. Por los siguientes motivos: continuar vertiendo periódicamente aguas residuales al Caño de Sancti Petri (Parque Natural Bahía de Cádiz), hecho reconocido por el propio concejal de Desarrollo Sostenible; mantener puntos de vertido de aguas residuales no conectados a la EDAR y que contaminan algunos de los caños circundantes, como el Caño Carrascón; y por rescatar modelos urbanísticos de otros tiempos en el litoral, promoviendo la construcción de bloques de 16 plantas en zonas costeras de la Bahía de Cádiz, como Casería de Ossio o antigua Fábrica de San Carlos.

Litoral de Conil desde el casco urbano hasta la Cala del Aceite. El nuevo Plan General Municipal de Ordenación de Conil ha incrementado notablemente los suelos urbanizables en esta zona litoral, en la que se incluye la Fuente del Gallo. Creciente proceso de urbanización (tanto legal como ilegal), que está destruyendo paisajes costeros y degradando el paisaje litoral, con un escaso o nulo control municipal.

Playa de Bolonia, en Tarifa. Por sufrir los vertidos de aguas negras al Arroyo Alpariate, que terminan en la playa, y la proliferación de edificaciones ilegales que están deteriorando un paraje de excepcional valor paisajístico, que forma parte del Parque Natural del Estrecho Tarifa- Algeciras. Mamotreto de hormigón altamente impactante y sin ningún respeto hacia el valiosísimo legado histórico de Baelo Claudia.

Playa de Paloma Baja, en Tarifa. Proliferación de construcciones ilegales con pozos negros en terrenos del Parque Natural del Estrecho Tarifa- Algeciras. La arena de la playa del Zapillo está contaminada, según los informes de la Consejería de Salud.

Zona Portuaria de Algeciras: Saladillo, Paseo de la Conferencia y Playa de los Ladrillos. En el Saladillo vertidos de aguas residuales, por conservas de pescado y reparación de barcos. En el Paseo de la Conferencia desemboca el Río de la Miel, por completo contaminado por aguas residuales. En la playa de los Ladrillos existe contaminación por metales pesados y vertidos esporádicos de aguas residuales.

Estuario del río Palmones, en Los Barrios. Recibe los vertidos de los ríos de las Cañas (o Palmones), donde van a parar las aguas residuales de Los Barrios (18.000 h.) y Guadacorte, a pesar de contar con sendas depuradoras que funcionan deficientemente. La depuradora de Guadacorte, que recoge también los vertidos pretratados de los polígonos industriales Palmones I y II, ha empeorado su funcionamiento respecto al 2004.

Aledaños de la monoboya de la refinería de Cepsa, en Algeciras. Vertido de hidrocarburos por derrames.

Río Guadarranque, entre Los Barrios y San Roque. Vertidos de aguas residuales de los Barrios, San Roque (23.000 h.) y de los Polígonos Industriales de Guadarranque.

Playa en los aledaños de la refinería Cepsa, en San Roque. Vertidos industriales de la refinería. Hidrocarburos en el subsuelo en un frente de 2 km de playa. Reiteradas denuncias administrativas y judiciales contra CEPSA por vertidos industriales. La playa ha sido limpiada por voluntarios de Ecologistas en Acción. Aunque su aspecto ha mejorado, el subsuelo sigue estando muy contaminado.

Vertidos en el río Cachón de Jimena, entre los términos municipales de San Roque y La Línea (junto al Hotel Rocamar).

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído