El Campo de Gibraltar se moviliza en rechazo del enlace eléctrico submarino que quiere conectar La Línea con Ceuta

La plataforma Unidad por La Línea se manifiesta contra el enlace eléctrico submarino entre la Península y la ciudad autónoma

Marcha contra la subestación eléctrica que se pretende construir entre La Línea y Ceuta.
Marcha contra la subestación eléctrica que se pretende construir entre La Línea y Ceuta.

La plataforma Unidad por La Línea se manifiesta contra el enlace eléctrico submarino entre la Península y Ceuta. Una manifestación, celebrada por el Día Mundial de Medio Ambiente, que reúne a 2.000 personas que marchan por la falda de la Sierra Carbonera en La Línea, para protestar contra el enlace de la Península-Ceuta que cruzará el Estrecho de Gibraltar. La marcha ha salido de la Playa Torre Nueva de la Línea hasta La Alcaidesa.

La plataforma cree que la repercusión de esta "singularidad" es meramente económica y está supeditada a que la descripción técnica como económica de las actuaciones quede totalmente recogida e incluida expresamente en la planificación eléctrica para el periodo 2021 a 2026, en los planes de desarrollo de la red de transporte para dicho periodo y que se apruebe finalmente, tal y como establece el artículo 4 de la ley 24/2013.

La organización hace un llamamiento a la sociedad civil para manifestar su rotunda oposición al enlace, que saldría con torres de alta tensión desde la subestación del Pinar del Rey, en San Roque, conectaría con otra subestación de nueva construcción en Los Portichuelos (La Línea) de 40.000 metros cuadrados, rompería el término municipal en dos, hasta cruzar el Estrecho de Gibraltar hasta Ceuta.

Los efectos ambientales y sociales van a significar un perjuicio para La Línea y Ceuta, ciudad que puede solucionar su déficit energético con una de energía alternativa, sin tener que condenar a la ciudad de La Línea con esta servidumbre. La Línea de la Concepción se lleva la peor parte del proyecto, ya que no verá ningún beneficio del mismo y sí una pérdida de territorio, un impacto grave durante la fase de construcción, un riego ambiental posterior por rotura del cable,  como viene sucediendo en la interconexión con Marruecos a Tarifa. Estas infraestructuras van a colapsar aún más a esta ciudad y al Campo de Gibraltar, aumentando las redes de comunicación eléctrica de alta tensión, tejiendo aún más esa tela de araña en la que están inmersos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído