Apadrina una papelera, la idea de un profesor de Huelva para concienciar de que "hay que limpiar el pueblo"

Rubén Rendón, de 31 años, tutor de una clase de 6º de Primaria del CEIP Reina María Cristina, promueve entre sus alumnos decorar papeleras para repartirlas por Isla Cristina tras concluir en clase que la suciedad era una de las causas por las que los turistas no regresaban

El profesor Rubén Rendón con los niños y niñas de 6º de Primaria del CEIP Reina María Cristina, Huelva.   CEDIDA
El profesor Rubén Rendón con los niños y niñas de 6º de Primaria del CEIP Reina María Cristina, Huelva. CEDIDA

Cuidar el entorno es la meta que se han propuesto los alumnos de 6º de Primaria del CEIP Reina María Cristina. Con sus ojos ven la falta de civismo que se da a su alrededor. Por ello, han querido plantar cara al problema con el fin de que el pueblo onubense de Isla Cristina reluzca. Así nace el proyecto escolar Apadrina una papelera que pretende lanzar un mensaje de concienciación a favor del medio ambiente.

La idea surgió en una de las clases de Rubén Rendón, maestro de Educación Física y tutor de 6º, en la que hablaba al grupo sobre los sectores económicos. Cuando tocó tratar el turismo, dentro del terciario, saltaron las alarmas. “Propuse una actividad en la que los niños tenían que debatir, cada uno tenía que escribir escribía los cinco motivos por los que los turistas vienen a Isla Cristina y otros cinco por los cuales los turistas ya no volvían a Isla Cristina, que eran muchos”, explica el docente, de 31 años, que siempre rescata ejemplos del pueblo para explicar los contenidos.

Alumnos del colegio de Isla Cristina con sus papeleras.   CEDIDA
Alumnos del colegio de Isla Cristina con sus papeleras.   CEDIDA
 

Rubén transmitió a los pequeños la importancia de “apostar por el turismo, ya que llegará un día en el que la pesca no sea una fuente de ingresos muy elevada”. En aquel debate, todo el alumnado llegó a una conclusión unánime. La limpieza era uno de los puntos por el que los visitantes no regresaban al pueblo. “Me decían: -Veo que mucha gente, como no hay una papelera cerca, tiran las cosas al suelo, o también: -En la playa algunos en vez de guardarse la basura en una bolsita, la tiran a la arena”, cuenta el profesor a lavozdelsur.es.

Estaban preocupados por su municipio y Rubén pensó que era hora de remover conciencias para eliminar las conductas incívicas a pie de calle. Aquella noche el docente decidió no quedarse de brazos cruzados. Al día siguiente, preparó esta iniciativa que quiere hacer llegar a todos los centros educativos de Isla Cristina. “Hemos comprado papeleras para que la clase las decore con los motivos que quieran”, dice Rubén con entusiasmo. Después de prepararlas utilizando materiales como goma eva o pintura para que no se deterioren, los pequeños las colocarán cerca de su hogar y se encargarán de cuidarla. Según el onubense, “todos los días al salir del cole verán si necesitan cambiar la bolsa sin comprar nuevas, simplemente con la misma bolsa de la compra, para reciclar”.

Papelera decorada por los alumnos.
Papelera decorada por los alumnos.  CEDIDA
 
Papelera adornada.   CEDIDA
Papelera adornada.   CEDIDA

El otro grupo de 6º del colegio también su sumó al proyecto de forma que el pueblo contará con 43 papeleras más, una por cada alumno. “Ya no es solo poner el mobiliario, sino que los niños se conciencien de que el pueblo hay que limpiarlo, a ellos no se les va a ocurrir tirar un papel al suelo y se lo van a decir a otros que lo hagan”, destaca Rubén que considera que la limpieza es fundamental.

Con ilusión, los pequeños se pusieron manos a la obra mientras que al profesor se le ocurrió llevar la propuesta más allá de las paredes del colegio. Así, la presentó al Ayuntamiento y montó una empresa de papeleras para que cualquier persona que lo desee pueda “apadrinar su propia papelera y ponerla cerquita de sus casas o en una zona donde no haya, para aportar ese servicio también a la comunidad”. Con una aportación de 5 euros, podrán recibir una papelera decorada por los alumnos de este colegio para colgarla. Las personas que quieran aportar su granito de arena pueden solicitar su cubo, enviando un correo electrónico a [email protected]. El recipiente llevará una pegatina con el logo y un código QR con enlace a un vídeo en el que ha participado toda la clase con mucho esmero.

Vídeo del proyecto.

“Hay muchísima gente que quiere que Isla Cristina esté limpia"

A Rubén le dieron permiso para hacer su proyecto realidad este jueves por la noche y esta mañana “ha sido brutal, llevo desde las 8.00 recibiendo correos de gente que quiere apadrinar, gente de Sevilla que veranea aquí, incluso de Alemania”. El onubense está encantado con la acogida. “Hay muchísima gente que quiere que Isla Cristina esté limpia, los niños nos van a dar una lección a los adultos bastante importante”, expresa durante el recreo, ansioso porque suene el timbre para contarles que este fin de semana ya podrán empezar a instalar las papeleras en las calles.

El dinero recaudado al final del curso irá destinado a realizar actividades educativas y deportivas en la zona de playa. “He hecho una canción con un estribillo pegadizo y luego vamos a grabar un videoclip”, añade. El joven docente se sumerge en el mundo del emprendimiento por una buena causa en la que tanto la clase como él se ha implicado con emoción, y, sobre todo, con ganas de mejorar el lugar donde viven para que los turistas no se vayan defraudados.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído