Detenido el camarero de un bar de la Alameda de Sevilla por negarse a identificarse y agredir a policías

La Policía Local arresta a un hombre de 41 años de edad como presunto agresor de varios agentes que comprobaron que tenía clientes en el interior del local rebasando la hora de cierre

Agentes de Policía Local, en la Alameda, este fin de semana.
Agentes de Policía Local, en la Alameda, este fin de semana.

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscrita a la Delegación de Gobernación y Fiestas Mayores, han detenido a un hombre de 41 años de edad como presunto agresor de varios agentes. Según ha informado el Ayuntamiento, los hechos sucedieron sobre las 3:30 horas de la madrugada de este domingo, cuando se llevaba a cabo el dispositivo conjunto de la Policía Local y Lipasam en la Alameda de Hércules con el objetivo de garantizar el cumplimiento del horario de cierre y la limpieza de la zona.

En el desarrollo de ese dispositivo, los agentes escucharon que salía música a un volumen elevado del interior de un restaurante que mantenía las puertas cerradas. La patrulla se dirigió al establecimiento, comprobando que en el interior permanecían varios clientes, consumiendo bebidas y sin mantener la distancia de seguridad. Ante esta situación, los agentes solicitaron al encargado la documentación del establecimiento y la suya personal, "negándose en rotundo a facilitar ésta última".

Así, el Ayuntamiento indica que el responsable del establecimiento mantuvo en todo momento su negativa a ser identificado y una actitud desafiante, al tiempo que profirió amenazas a los agentes. Tras negar la entrada de los efectivos al interior y recoger toda la documentación, el individuo "empujó a uno de ellos, le propinó un fuerte manotazo y ofreció resistencia cuando intentaron inmovilizarle". Finalmente, el hombre fue detenido y trasladado a dependencias policiales, mientras que el establecimiento fue denunciado por las infracciones detectadas.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha destacado la actuación policial y ha condenado este tipo de agresiones a agentes de la Policía Local que se encuentran en el ejercicio de sus funciones. Al mismo tiempo, ha deseado una pronta mejoría a los agentes que intervinieron en la detención y que han requerido asistencia médica.

"El dispositivo especial de la Policía Local está activado para garantizar el descanso de los ciudadanos y el cumplimiento de la normativa. Conductas aisladas como estas no pueden empañar el ejemplar comportamiento del sector hostelero durante esta etapa de nueva normalidad", ha señalado Cabrera.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído